La aventura del misterio

Historias para no dormir: cuando el miedo vuelve a la tele

03 dic 2021 / 12:02 h - Actualizado: 03 dic 2021 / 12:03 h.
"La aventura del misterio"
  • Historias para no dormir: cuando el miedo vuelve a la tele

Si hay una serie española que llamó la atención en su día por lo innovadora e inquietante que resultó esa fue, sin dudas, «Historias para no dormir», de Televisión Española y dirigida por un mito: Narciso Ibáñez Serrador.

Tenía 29 episodios y se emitieron entre 1966-1968 y 1982, una antología del suspense, el misterio y el terror de diferentes autores entre los que destacaban Ray Bradbury, Edgar Allan Poe o Robert Arthur y también con sus propio guiones originales.

Chicho Ibáñez Serrador decía: «Hoy empieza un nuevo programa. Serán guiones de media o una hora con el denominador común de limpiar o intentar limpiar el género de suspense y terror de muchos de sus tópicos y sus lugares comunes» y dio paso a una serie mítica en narrativa de terror «(algunos) han señalado que las cosas de terror no gustan al gran público y eso no es del todo cierto.(...) En algunos pueblos de la Península hay personas que copian taquigráficamente los guiones [...] que después se distribuyen entre los seguidores, que los encuadernan y coleccionan» decía.

«Ya había realizado para la televisión argentina la serie Obras maestras del terror, que había sido muy bien acogida y, al poco de llegar a España, me di cuenta de que en la televisión española no había nada semejante, así que me pareció buena idea poner en antena historias de miedo similares... No olvidemos que el terror, el miedo, es una de las emociones primarias del ser humano» en referencia a todo lo que era el concepto de terror que se solía ver en televisión en la época.

En «Historia de la frivolidad», de 1967, decía: «En una de las historias se tenía que ver una mano saliendo de una tumba, pero no había tiempo ni dinero para realizar el decorado, así que nos fuimos los cinco del equipo al cementerio de un pueblecito para rodar esa escena. Nos quedamos allí, disimulando, y cuando cerraron, envolvimos en plástico a uno del equipo, le pusimos un tubo en la boca para que pudiese respirar y le enterramos en una tumba que estaba vacía. Cuanto tuve claro que había quedado bien, salimos todos corriendo y nos fuimos a cenar... y, en medio de la cena, nos dimos cuenta de que habíamos dejado enterrado al compañero».

«Televisión Española no tenía entonces tantos recursos como hubiesen sido necesarios, pero sobre todo necesitaba ganar premios internacionales para hacerse conocer, así que se pararon las Historias... con el fin de realizar Historia de la frivolidad, destinada al Festival Internacional de Montreux. Anteriormente había realizado El Asfalto que, aunque se emitió dentro de las Historias... en realidad estaba destinado a uno de esos festivales internacionales, como ya había sucedido con N.N.23.»

Narciso Ibáñez Serrador falleció el 7 de junio de 2019, a los 83 años de edad y siempre será reconocido como un genio de la televisión y de la dirección que, ahora, en justo homenaje, resurgen esas «Historias para no dormir» del siglo XXI.

Nuevas “Historias para no dormir”

Estas nuevas «Historias para no dormir» recogen aquella esencia -puede que no con tanta brillantez- y aquel ritmo de Chicho, dentro del terror, el suspense o lo fantástico, con suerte desigual pero decentes dentro de lo visual y de la trama.

Las historias son dispares, como «El doble» de Rodrigo Sorogoyen, donde en un ambiente futuro se tienen dobles que usar en determinados actos. Son máquinas que se programan para las personas y, ocasionalmente, provocan fallos. Si la persona no sabe que vive con una persona con un doble que la usó hasta con ella puede ser muy desconcertante y tiene giros con los personajes y sorpresas. Se hace raro dentro de la serie pero es una apuesta diferente.

«La broma» es de Rodrigo Cortés y tiene esa esencia de misterio y suspense. Interpretada por Eduard Fernández, Nathalie Poza y Raúl Arévalo, con engaños y giros de guion, original y con una trama bien hilada.

«Asfalto» es interpretada por Dani Rovira e Inmaculada Cuesta, es un relato clásico dirigido por Paula Ortiz, con un aire retro pero moderno a la par en la que el protagonista es «absorbido» por el asfalto, lleno de intriga y ansiedad.

Sin duda alguna es mejor es «Freddy», donde además se «retrata» al propio Chicho Ibáñez Serrador. Un episodio dirigido por Paco Plaza y que resulta aterrador en torno a un muñeco tan especial como maldito...O no...

Una serie que trata de reverdecer los viejos laureles de «Historias para no dormir» aunque sólo «Freddy» está al altura allá donde puede haber margen de mejora.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla