martes, 27 julio 2021
21:54
, última actualización
La aventura del misterio

Investigación paranormal en la casa encantada de los Astilleros

Sevilla, como todas las grandes ciudades metropolitanas, está llena de edificios abandonados o semiabandonados donde, en muchos de ellos, se manifiesta el misterio

20 jun 2021 / 04:00 h - Actualizado: 20 jun 2021 / 04:00 h.
"La aventura del misterio"
  • Investigación paranormal en la casa encantada de los Astilleros

La expansión de las ciudades y por lo tanto, al traslado de empresas a otros sectores y en otros casos, debido a esta crisis económica que ha hecho estragos en todos los estamentos de la sociedad.

Una de estas empresas que se vio abocada a su cierre, fue la popular “Astilleros de Sevilla”.

Esta empresa se funda en el año 1944. Sevilla tenía una tradición naval muy importante a lo largo de su historia. Ya en el año 1252, el rey Alfonso X crea las Atarazanas Reales para la producción de barcos. Como decimos, en 1944 se funda Astilleros de Sevilla, colocándose la primera piedra de esta gran industria en el año 1945 y botándose el primer barco 10 años después. En 1966 se fusiona con los Astilleros de Cádiz y tras varios años de subidas y bajadas, en el año 2010 entra en concurso de acreedores, cerrando sus puertas definitivamente en el año 2011.

Hasta aquí, a muy grandes rasgos, la historia de una de los que fuera motores de la economía de la Ciudad de Sevilla. Pero tras sus puertas, existe otra historia que muchos sevillanos desconocen y que gracias a nuestro amigo Miguel Ángel Paredes y las investigaciones realizadas por el equipo de Voces del Misterio, hoy os la damos a conocer.

No son pocos los empleados que trabajaban en las oficinas de Astilleros de Sevilla, así como el personal de seguridad del recinto, que nos han hablado de diversos fenómenos extraños que se producían en este lugar (aún hoy en día hay quien habla de que sigue ocurriendo).

A.S.G. seguridad durante muchos años en Astilleros de Sevilla nos contaba lo siguiente: “estando realizando una ronda, notaba como si alguien me estuviera siguiendo todo el rato. Yo miraba hacia atrás, pero no veía a nadie. De pronto, al entrar en una de las salas de la primera planta, junto al plotter, pude ver como si alguien estuviera esperando a que este imprimiera un trabajo. Pensando que pudiera tratarse de algún empleado que estuviera echando horas extras, le di las buenas noches y de pronto, como si fuera una pompa de jabón, desapareció...”

Esta es solo una de las muchas historias que hemos podido recopilar de este lugar. Empleados como decíamos, hablan de la silueta también de una niña ectoplasmática, de unos 80 – 100 cm de altura, que se pasea por las oficinas, y que provocaba el miedo en ellos, llegando incluso a negarse a trabajar en horas fuera de la jornada laboral.

Nuestro testigo, como muchos miembros de los cuerpos de seguridad privados, está acostumbrado a realizar horarios nocturnos. Sin embargo, nos confesaba que nunca te acostumbras a este tipo de fenómenos: “en muchas ocasiones, incluso en épocas de mucha calor, había momentos en los que la temperatura en alguna de las estancias era tal que parecía que estuviera encendido el aire acondicionado. Otras veces, sentíamos como una ráfaga de aire muy frío nos rozaba, sin embargo, no se movía ni un papel en el suelo. Y para colmo cuando empezabas a oír ruidos raros y cuando mirábamos a ver que los producía, no había nada”.

Algunos compañeros de A.S.G., no soportando más aquello que allí ocurría, pidieron el traslado a otros lugares lejos de Astilleros de Sevilla. Incluso algunos se dieron de baja por estrés.

Dentro del recinto de Astilleros, existe una enfermería en la cual se llegaron a registrar fenómenos igualmente inexplicables. Los intercomunicadores que usaban los miembros de seguridad (Walkies), estando apagados comenzaban a funcionar y viceversa: “En ocasiones teníamos los Walkies todo el día cargando y al entrar en este lugar, de pronto se quedaban sin baterías. Otras veces, los llevábamos apagados y de repente comenzaban a sonar como si alguien pulsara al otro lado para comunicarse con nosotros”

Sonidos extraños, fenómenos poltergeists, apariciones de seres espectrales... todo un cúmulo de acontecimientos que para los Investigadores, lo convierten en uno de los lugares encantados con mayor fenomenología de esta ciudad.

El equipo de Voces del Misterio continuará con la investigación y estamos seguros, que podremos ofreceros nuevos datos y resultados de la misma en breve.

Extraña experiencia en el Hogar Virgen de los Reyes

El Hogar Virgen de los Reyes, en Sevilla, está ubicado a escasos 50 metros del Parlamento de Andalucía, antiguo Hospital de las Cinco Llagas o de la Sangre entre cuyas paredes, y es muy conocido a nivel popular y de medios de comunicación, el fantasma de sor Úrsula.

En el Hogar Virgen de los Reyes se comenzó una amplia tarea de investigación en el año 2007 que culminó con diferentes reportajes y obras escritas sobre el mismo teniendo todos los testigos como «víctimas del misterio» y asustados protagonistas de esta historia tan particular.

En el Hogar Virgen de los Reyes se ve a una monja aparecerse que tiene un lugar elegido: la antigua capilla; hoy retirada de culto y lugar de talleres ocupacionales o eventos del Ayuntamiento de Sevilla, a través de su distrito.

Fue el profesor de baile José David Flores quién destapó esta «caja de Pandora» y salió a la luz un caso tan espectacular como aterrador: niños espectral, movimiento de objetos, apariciones a alumnos, monjas fantasmas y un sin in de fenómenos extraños que se manifiestan en su interior.

Otro nuevo testimonio se viene a unir a todo este espectacular caso del que fuimos pioneros en su investigación. Se trata de Marisa, nuestra testigo, quién preocupada debía hablar y «contarte algo que me ha pasado y que no me acabo de creer».

Así me dispuse a hablar con ella que me contó su apasionante historia: «yo era hija de las hermanas del Virgen de los Reyes, me crie allí y tengo unos recuerdos muy claros de aquellos años. No hace demasiado regresé a Sevilla y al cabo de los días quise acercarme allí, a ver el colegio. Llegue y estaba todo muy bonito, con los jardines y el ladrillo con muy buena presencia pese a los años pasados. Me quedé impresionada. Entré dentro y de repente vinieron hacia mí dos monjitas que me dijeron si me podían atender en algo. Les expliqué que era hija del Hogar y que sólo me había pasado a verlo. La madre portera me tomó del brazo y la otra monjita me escoltaba y comenzaron a enseñarme el salón donde comíamos, las aulas de enseñanza. Me subieron a las habitaciones. Fueron muy amable y me dijeron que me pasara por allí para celebrar el día de la Milagrosa».

Yo, sorprendido le dije: «¿Y cuándo fue eso?». Ella me miró y me dijo: «hace menos de un año». Mi sorpresa crecía y dejé que siguiera su relato, su experiencia.

«Entonces pasó el día de La Milagrosa y por unas cosas y otras no pude ir. Pero en Diciembre me dije ir a disculparme por no ir a su invitación. A llegar le recibió un guardia de seguridad o alguien de portería de allí y me dijo que donde iba. Yo le dije que a ver a las monjita y él me dijo que allí no había monjitas. Le dije que sí que yo había estado con ellas hace unos meses y me enseñaron el colegio. Entonces el hombre al verme la cara me dijo que pasara, me enseñó el centro y todo estaba cambiado de como yo lo vi entonces, totalmente cambiado. Sorprendida me dijo que esperara y llamó a una compañera, la chica salió y me dijo que las monjitas llevaban décadas sin estar allí y que lo que yo había visto era una cosa de la que no se solía hablar allí. Asustada les pedí que me lo contaran y me hablaron de las monjas que allí se aparecen y que lo que a mí me había pasado ya le ocurrió a otra persona y que allí, en el Hogar, se aparecen fantasmas».

Marisa tenía la carne de gallina mientras me lo relataba que, unido a todo lo que sabemos de este centro, pues hacen una experiencia increíble más sucedida en su interior.

Si alguna vez visita el Hogar Virgen de los Reyes y le reciben dos monjitas sepa usted, amigo lector, que se encuentra ante la visión de lo quimérico, ante lo imposible, ante la esencia misma del misterio.

Dos sitios con mucho misterio que no dejan de sorprender a todo aquel que busca lo desconocido.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla