Menú
La aventura del misterio

Investigación paranormal en la ESAD, la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla

Sevilla tiene un buen número de edificios que atesoran un pasado desconocido y mucha Historia, alguna de ellas de tipo paranormal. Es lo que me llevó a investigar los sucesos que ya me habían comentado los testigos que pasaban en la ESAD.

28 nov 2022 / 04:27 h - Actualizado: 28 nov 2022 / 05:28 h.
"La aventura del misterio"
  • Investigación paranormal en la ESAD, la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla

La última investigación me ha llevado al edificio de la ESAD en Sevilla donde ya se hablaban de leyendas de fantasmas, sobre todo animado por lo que de ello escribió el dramaturgo Alfonso Zurro. Más allá de todo ello lo cierto es que en la Escuela de Arte Dramático de Sevilla –en calle Pascual de Gayangos- se viven desconcertantes hechos que hoy les quiero narrar de la mano de sus protagonistas.

El edificio data, en su uso, del siglo XVIII merced a la instalación de la Escuela para la Formación Dramática y la Danza por parte de Pablo de Olavide. Previamente, en pleno barrio de San Vicente, tuvo una función religiosa y ese vestigio puede que se esté manifestando en la actualidad en su interior...

Testimonios y vivencias extrañas

Mi testigo, ex alumno del centro, me comenzaba a relatar su experiencia: “Una persona del interior del edificio, trabajador del centro, por tema COVID tomaba la temperatura a todo el que entraba, un día que no había nadie apenas se le acercó una chica que vestía de una forma rara, él notó esa forma de vestir antigua, le tomó la temperatura pero no lograba una lectura fiable o válida, era como si no tuviera temperatura”.

Además el testigo me comentaba. “Te comentaré también lo que a mí o a mi novia nos ha pasado pero a este trabajador le han sucedido más cosas. Allí esta persona dice que ha visto a una chica en la zona de aseos o un torreón que hay donde se guardan las cosas de vestuarios y atrezos. Pero es en los baños donde se escuchan más ruidos como golpes y susurros. En general, en la quietud de la noche, mientras se ensaya y hasta el cierre a las – a las 21.30 h.- hay más golpes y susurros, también súbitas bajadas de temperatura que son muy extrañas. Además las ventanas que se abren solas, esta persona sube y las cierra pero al bajar ve como que están nuevamente abiertas todas, algo que es imposible por que no hay nadie en el edificio”.

Mi testigo, Daniel, salía a las 21,30 h. y solía hablar mucho con este trabajador al que incluso ayudaba a cerrar ventanas. Hay un dato curioso de este centro –o a mí me lo parece- y es que todas las aulas tienes nombres (tipo “Lope de Vega” y otros ilustres), en la de “Valle Inclán” hay una especie de escenario y “allí tras el telón se oyen muchos golpes y porrazos aunque también se abre sola la puerta, sin que haya nadie” dice mi testigo.

Investigación paranormal en la ESAD, la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla

La zona más activa es la del baño que está junto a la habitación de útiles de las limpiadoras –y que, obviamente, no provocan ellas-, allí el testigo escuchó “muchos golpes una noche y todas las puertas estaban abiertas excepto una con el pestillo del baño echado, miré por debajo de la puerta y por dentro donde no había nadie. Una chica, amiga mía, también me dijo que había sentido lo mismo e, incluso, mi novia sintió lo mismo”.

Hay una parte del ESAD que es la torre y que recuerda una finalidad religiosa del edificio “como si antaño hubiera sido una iglesia o convento. Allí es donde más se ve la una niña, de hecho es donde la han podido ver en varias ocasiones. Ese torreón es un espacio de caracterización y hay una «casita de juguete” donde se ha visto a esa misma niña, al fantasma de allí. En ese espacio tiene una escalera y arriba, en el baño, se escuchan susurros”.

Obviamente he tenido la oportunidad de hablar con personas que estudian y trabajan allí, en el primero de los casos hay disparidad de criterios, desde el que no ha sentido nada hasta aquella que ha podido vivir, en primera persona, hechos extraños, como M.J.L. que me decía: “Yo una vez fui al baño y se me cerró la puerta sola, entonces se abrió una puerta de la que no salió nada y bajó mucho la temperatura, me puse de los nervios” y la situación no es para menos. ¿No creen?

En la clase «Lope de Rueda», que da hacia fuera, justo a un aparcamiento, allí “se abren las ventanas siempre de forma antinatural, incluso cuando no hay nadie en su interior”. El testigo se quedaba allí ensayando hasta el cierre y vivió muchas experiencias: «digamos que “alquilaba” una aula y me quedaba interpretando, allí escuchaba voces y susurros y golpecitos que no los originaba nada, no lograba darle explicación, cuando estás allí lo vives y sabes que es real”.

Investigación paranormal en la ESAD, la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla

Hay otro tipo de fenómenos en el interior del mismo: “Pasan cosas con la iluminación de la escuela, donde se encienden y se apagan, y hasta las han revisado y arreglando -si procedía-. Una persona de mantenimiento corroboraba que no era nada normal lo que sucede en este lugar».

Daniel apostilla a todo: «Allí han pasado más cosas, sé que me quedo a la mitad... Por ejemplo, una vez se fue a cerrar la puerta de la ESAD la persona que solía hacer eso [identidad que conocemos pero que omitimos] y vio a un niña dentro que después desapareció. ¿Dónde fue? Nadie lo sabe, se volatilizó”.

Quizás las zona más activa es aquella «de la ESAD, en la última planta, entre las dos aulas finales, cerca de «Lope de Rueda» hay una buhardilla y yo llegué a abrirla y vi en el interior a alguien moverse. Aquello me dio un susto de muerte, no había nadie... Era un sitio de uso para las anteriores religiosas del convento».

La investigación

Reconozco que con todo lo que me narraron los testigos quise a dar una vuelta por aquel lugar, en la mochila un equipo muy básico de aparatos con los que poder captar sonidos. Recuerdo que no tuve problemas para acceder al interior y anduve por las instalaciones libremente. Busqué las zonas más “calientes” que me habían indicado y lo primero que llamó mi atención fueron los medidores de EMF (campo electromagnético) que fijaron valores más altos de los usuales, aunque hay que tener en cuenta que allí tenemos elementos (luces, móviles, antenas cercanas...) que pueden alterar la medición.

En ese mismo pasillo comencé a hacer pruebas de psicofonías con mi grabadora. Había silencio en ese momento, algo que me pareció llamativo. Con todo ello quise que, de alguna forma, se registrara también en una segunda grabadora que tenía, puestas en puntos diferentes pero a la vista en ese pasillo. En el minuto 3:19 se puede distinguir una voz clara en una de ellas que dicen: “La verdad” y que nadie pudo haber originado.

También la presencia de orbes –esferas de luz- que se captaron resultaban llamativas aunque podrían estar provocadas por otras razones como polvo o humedad en suspensión.

Investigación paranormal en la ESAD, la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla

En los servicios, en los baños, que me indicaron los testigos también pude grabar. Lo primero es que la temperatura se mantuvo estable hasta los 8:32 minutos en los que se notó claramente un descenso. Según el medido profesional que llevaba la caída, en ese momento, fue de 6 grados, valor que se mantuvo hasta el minuto 10:54. En ese momento se volvió a colocar en los 20ºC. En ese intervalo de tiempo se pudieron apreciar ruidos fuertes, golpes claro. Me asomé a comprobar si alguna limpiadora estaba haciendo uso de la habitación vecina y no era el caso. Cerrado y sin luz... Al volver a entrar en el baño la misma sensación de frío y los mismos sonidos sordos, como si golpearan en el tabique pero...¿Quién o qué?

Quise pulsar la opinión de más personas del centro: “Aquí se cuentan historias de fantasmas pero yo creo [decía una alumna] que es para asustar, yo no he vivido nada raro” y su compañera le decía: “Yo ya le he dicho que aquí si pasan cosas raras, yo vi en el torreón una sombra que se paseó delante de mí, a unos metros, y no era de nadie, era un bulto ahí en medio que andaba y no era nadie” confesaba.

Leyendas e historias de fantasmas, testimonios de encuentros con lo imposible y una improvisada investigación en su interior que llevan a preguntarse sobre lo que puede estar pasando en la ESAD. ¿Vestigios del pasado¿ Quién es la niña fantasma que se aparece en su interior? ¿Y la sombra? ¿Tal vez una religiosa o religioso? ¿Cómo se explican los otros fenómenos extraños de su interior? Preguntas que se agolpan en un caso que se sigue investigando.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos