lunes, 17 enero 2022
22:16
, última actualización
  • 1
La aventura del misterio

¿Nació Jesús el 25 de diciembre?

El 25 de diciembre según la tradición cristiana pero, ¿qué hay de cierto en esta fecha?Te resolvemos este misterio histórico.

25 dic 2021 / 04:01 h - Actualizado: 24 dic 2021 / 10:02 h.
"La aventura del misterio"
  • ¿Nació Jesús el 25 de diciembre?

La respuesta sería que no. El 25 de diciembre siempre ha sido una fecha vinculada a los cultos solares, al solsticio de invierno, al carácter sagrado que se le dotaba en culturas que adoraban al sol, por ello en tales fechas celebraban todo tipo de rituales.

Primero en culturas paganas, en Egipto, en el Mitraismo, en el Imperio Romano con el culto a Apolo, en los antiguos celtas o pueblos germánicos, todo rendían culto a sus dioses o al sol incluso antes del nacimiento de Jesús de Nazaret y todos en un 25 de diciembre.

Cuando el cristianismo se aprueba como religión oficial del Imperio merced a Constantino «El Grande» tras el Concilio de Nicea, muchos de estos cultos solares estaban tan enraizados que no podían ser eliminados y se ideó una fiesta para solaparlos e irlos quitando, esa fiesta sustitutiva era la del nacimiento de Jesús.

La verdad es que a los cristiano del siglo II la fecha del nacimiento de Cristo les era indiferentes, era más importante la Pascua de Resurrección. Pero a medida que el cristianismo se extendía surgía la necesidad de celebrar su nacimiento y los teólogos comenzaron a investigar en las Sagradas Escrituras sobre la fecha de su nacimiento.

El radio fue grande, iba desde el 6 de enero al 25 de mayo. La tensión entre grupos que abogaban por unas fechas u otras era tan fuerte que el papa Fabián (siglo III) debió intervenir. En opinión de Clemente de Alejandría Jesús nació el 25 de mayo, menos en diciembre por el frío la fecha más idónea es la que tiene tiempo estival.

San Lucas dice en su evangelio: «Había en la región unos pastores que pernoctaban al raso y de noche se turnaban entre ellos para velar por el cuidado de los rebaños». Así que hemos se situarlos en el verano o época más cálida. El pastoreo en Israel se producía entre la primavera y el otoño.

El papa anti-arriano Liberio I (352-366) dictó de forma inmutable que Jesús nació un 25 de diciembre haciéndola coincidir con una de las fechas más importantes del paganismo romano, la fecha del Natalis Solis Invicti (Nacimiento del Sol Victorioso), pero en la elección de esta fecha influyeron personajes como el papa Julio I (337-352), San Juan Crisóstomo o Gregorio Nacianceno, que contribuyó a la doctrina trinitaria.

Gran parte de la población romana era ya cristiana y bautizada y poco le importó esta adaptación a la vieja tradición y festividad pagana. Fue Furio Dionisio Filocalo quien en el año 354 hablaba en su almanaque del nacimiento Christus in Betlem Judeae y lo fecha en el VIII Calendas Januaris: el 25 de diciembre.

San Agustín (354-430) estaba en claro enfrentamiento con todo ello pues era partidario que el 25 de diciembre se dedicara «al día del Creador del Sol, no del Sol» pero ya estaba fijada.

El papa Juan I (523-526) con su consejero Dionisio 'El pequeño' dijo que el nacimiento de Cristo fue el año 754 de la fundación de Roma, el día de la Encarnación fue el 25 de marzo (cercano al equinoccio) y nueve meses más tarde nació, justamente un 25 de diciembre.

Más datos históricos

Así para el astrónomo, y teólogo, Dionisio “el exiguo” Jesús nació hacía el 753 AUC (ab urbe condita, como llamaban los romanos a sus años) que pasaría a ser el 1 a.D. (de Anno Domini) y posteriormente “d.C.” (después de Cristo), marcando el inicio de nuestra era.

Pero el problema viene al seguir las pistas del nacimiento de Cristo a través de los textos bíblicos e “históricos”. Así se nos indica la matanza de los inocentes por parte del rey Herodes “el Grande” muriendo hacía el -4 a.C., así pues Jesús debió nacer hacía el -4 de nuestra era y no en el 1 (pues el cero como año de partida no existe). Eso como mínimo aunque no hay expertos que no apunten realmente hacía el -6 o el -7 a.C. Esa sería la fecha exacta del nacimiento de Jesús, posiblemente en meses de bonanza climatológica, ya que en Diciembre, en Israel, pocos son los pastores que se atreven a sacar sus rebaños al campo, el frío mataría al ganado y la nieve lo cubre todo... Imposible. Para que coincida con la fecha que nos describen los relatos bíblicos debió ser sobre el mes de Abril del -6... Aunque lo sigamos celebran, como es tradicional, el 25 de Diciembre.

La fecha de la muerte de Cristo también es objeto de polémica. Conocemos su llegada a Jerusalén con motivo de la Pascua, en Marzo del año 30. Se ajusticiado y crucificado antes del Sabbat, coincidiendo ese años con la Pascua..., que se celebraba el día 15 del mes del Nisán (calendario Judío). En el periodo de referencia solo cayó dos 15 en Sábado, en el año 30 y en el 33, así si todo es tal y como nos narran los textos sagrados, Jesús encontraría ese fatídico día en el Viernes 7 de Abril del año 30 o el 3 de Abril del año 33, sobre las 3 de la tarde, resucitando el Domingo sobre las 4 de la madrugada en el sepulcro de José de Arimatea cerca del monte Gólgota.

Entre ambas fechas posiblemente la segunda del 3 de Abril del año 33 es la que más opciones tiene, puesto que se ajusta más a los tres años que predicó Jesús, tal y como citan los evangelistas. Además cuando se produce su fallecimiento hay un raro fenómeno solar, realmente es un eclipse, ya que Poncio Pilato relata lo ocurrido al emperador Tiberio diciendo: “El Sol se oscureció, salieron estrellas en el cielo y por todas partes la gente encendió lámparas”... La ciudad de Jerusalén temió un castigo divino e incluso uno de los centuriones romanos se arrodilló y dijo: “En verdad este era el hijo de Dios”.

Estos hechos nos hacen pensar que se produjo ese eclipse parcial de Luna, y justamente estaríamos en un radio de 10 años para ese fenómeno: entre el 26 y el 36... Pero coincidiendo con el gobierno de Poncio Pilato en la levantisca ciudad de Jerusalén el producido el 3 de Abril del año 33 a las 18:20 h. Así lo avalan prestigiosos astrónomos como Livin Mircea y Tiberiu Oproio del Instituto Astronómico de Cluj en Rumanía.

Aunque, en honor a la verdad, los cristianos y los que tienen Fe siempre llevarán otras fechas en sus corazones, quizás por tradición quizás por devoción, pero lo único cierto es que la figura de Jesús de Nazaret va más allá de la propia Historia.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla