lunes, 23 noviembre 2020
17:14
, última actualización
La aventura del misterio

Nuevas apariciones fantasmales el Geriátrico de Alcalá

El fin de semana comenzaba con la incertidumbre de realizar la investigación o no pues eran muchos los obstáculos que a priori podíamos encontrarnos

13 sep 2020 / 04:00 h - Actualizado: 13 sep 2020 / 04:00 h.
"La aventura del misterio"
  • Nuevas apariciones fantasmales el Geriátrico de Alcalá

El lugar elegido: “El Geriátrico Abandonado de Alcalá de Guadaira”. Un lugar que siempre nos ha proporcionado resultados espectaculares y que estábamos convencidos de que así iba a continuar siendo.

A la hora habitual, las 23:15 horas nos encontramos, con un poco de demora sobre el horario habitual, partimos hacia el lugar de investigación.

Nuestros compañeros Jesús García y David Flores encabezaban la caravana de vehículos que se dirigieran por la A92 en dirección a nuestro destino final.

Comienza la aventura

Tras llegar al lugar de parking improvisado que solemos emplear cuando vamos a este lugar de investigación, comenzamos con los preparativos de la investigación: linternas en ristre, últimas comprobaciones de las grabadoras y walkies... De este modo, evitamos posibles “sorpresas” posteriores no deseadas.

Encaminamos nuestros pasos hacia el Geriátrico y es en estos primeros pasos cuando comienzan las primeras experiencias. Mientras nuestro compañero David Flores iba intercambiando impresiones de otras experiencias con alguno de nuestros acompañantes, unos pasos tras ellos pudieron ser sentidos. Sin embargo, al girar sus miradas hacia atrás, nadie físico parecía seguirlos. Parece que la noche se presentaba “calentita”.

Una vez que todos nos encontrábamos en el patio interior del Geriátrico, se procedió por parte de Jesús García, a dar las correspondientes instrucciones de cómo actuar durante la investigacióna. Mientras, David Flores, junto con unos habituales amigos realizaban la también habitual inspección previa del lugar, con objeto de comprobar posibles peligros y ausencia de “habitantes físicos”.

Tras el visto bueno del lugar de David, se procedió a dividir el equipo en dos grupos de investigación.

El primer grupo, capitaneado por Jesús García se dispuso a comenzar su investigación en el edificio exterior del geriátrico, mientras que el capitaneado por David Flores, comenzaría en la Enfermería del Geriátrico.

Primeras manifestaciones

Las investigaciones siempre son iniciadas con un barrido fotográfico del lugar. De este modo, los asistentes a la investigación se dispusieron a realizar fotografías con sus cámaras y móviles a todo el recinto en el que nos encontrábamos cada grupo.

Pronto comenzarían las manifestaciones. Mientras en el grupo de Jesús todo parecía tranquilo en esta ocasión; en el grupo de David, al comenzar las experiencias psicofónicas algo provocaría el sobresalto de todos los componentes de su grupo. Mientras David daba comienzo a la segunda sesión psicofónica y una voz, la cual no procedía de ninguno de los allí presentes, pudo ser escuchada por todos. Dicha Parafonía llamaba claramente a nuestro compañero: “David... David...”. Esto provocó que tras la sesión de psicofonía, todos comprobaran si dicha voz había sido captada por las grabadoras y efectivamente, los diferentes equipos pudieron captar es voz desconocida que parecía llamarnos.

Finalizamos las sesiones en los edificios y nos dispusimos a cambiar. Jesús se dirigiría con su grupo al cuerpo de enfermería, mientras David con el suyo, realizaría su segunda experiencia en el edificio exterior.

Nuevas apariciones fantasmales el Geriátrico de Alcalá


Las manifestaciones continúan

Solicitó a Jesús a través del walkie verse antes de continuar, para intercambiar un poco las impresiones del primer edificio. Había obtenido una psicofonía en el edificio exterior. Tras preguntar si aquel edificio era suyo, una voz respondía rotundamente: “Sí”.

No era una voz desconocida. Aquella voz era la misma que ya habíamos tenido la oportunidad de captar en las tres visitas anteriores que hemos realizado a aquel edificio. Pareciera que no quisiera vernos en aquel lugar.

Y llegamos al segundo edificio. Jesús comenzó en este lugar a utilizar el péndulo que tan buenos resultados nos ha ofrecido en anteriores investigaciones. No iba a ser menos aquí. Las preguntas se sucedían y las respuestas del péndulo no se hacían esperar: movimiento circular Sí, movimiento lineal No. Todas las respuestas tenían un sentido. Para contrastar los resultados, otra de nuestras habituales amigas disponía igualmente de otro péndulo. Curiosamente, ambos péndulos realizaban la misma respuesta en el mismo instante. ¿Casualidad?

En el grupo de David, algo nuevamente sorprendería a todos los componentes. Mientras se desplazaban hasta el edificio exterior, uno de los integrantes escuchaba lo obtenido en el edificio anterior. Una voz, grave, amenazante, respondía a una de las preguntas realizadas durante la sesión psicofónica anterior. Esa voz decía “Muere”.

Tras el nerviosismo de los asistentes debido al mensaje captado, una de las amigas que nos acompañaban, Maite, nos hizo llegar una psicofonía captada en ese mismo lugar en una investigación anterior. Una voz de una mujer parece decir “Salgo desnuda” o “Salto desnuda”. El análisis del audio nos dará la respuesta definitiva.

La noche estaba siendo fructífera. Ambos grupos estaban obteniendo resultados muy interesantes. Parafonías, psicofonías, respuestas con el péndulo... Por supuesto, en las diferentes fotografías que realizaban los diferentes componentes, orbes, sombras, emanaciones energéticas inexplicables, parecían ser captadas por varios de nuestros amigos.

Visita al tercer edificio

Tras las sesiones psicofónicas del segundo edificio, los dos grupos procedieron a realizar el cambio de estancia. Jesús con su grupo se dirigirían en esta ocasión a la enfermería, que sirviera también de morgue, mientras que David con el suyo realizaría la tercera experiencia en el cuerpo de enfermería.

Nuevamente barridos fotográficos y sesiones psicofónicas con resultados impresionantes.

En esta ocasión sería el grupo de Jesús el que viviera la experiencia más impactante. El péndulo realizaría algo que provocó la finalización de la experiencia de forma casi inmediata. Mientras se realizaban las diferentes preguntas, el péndulo o más bien, los péndulos reaccionarían de manera sorprendente. Si bien cuando realizan las diferentes respuestas, estas se hacen de manera progresiva en el cambio del movimiento, en esta ocasión la realizaría de manera totalmente brusca. Ante la pregunta de si se molestaba en el lugar, los péndulos que se encontraban realizando un movimiento lineal, pasaron de manera inmediata a realizar movimientos circulares, con enorme brusquedad y aceleración.

Por su lado, el grupo de David parecía tener una experiencia más tranquila. Pero al revisar los audios al finalizar la segunda sesión, una nueva incursión había sido captada. Tras la pregunta de David de si podía manifestarse de manera que pudieran ver a la entidad que allí habitaba, dos voces parecían contradecirse entre ellas. Una de ellas respondía inmediatamente después de la pregunta diciendo “Sí”. Al instante, otra voz totalmente distinta, dice “No”.

Una experiencia Spirit para finalizar

Finalizadas las experiencias en los edificios anteriormente descritos finalizamos con una sesión de Spirit Box en otra de las estancias.

La famosa “Caja de los Espíritus” nos ha dado unos resultados muy dispares, desde silencios absolutos, a respuestas inquietantes.

Como ya hiciéramos en nuestras dos últimas investigaciones, acompañamos la sesión de Spirit con los péndulos, para de este modo, contrastar un poco las respuestas obtenidas con nuestra “ouija electrónica”.

Comenzamos la experiencia, realizando las habituales preguntas: ¿hay alguien aquí?, ¿podemos ayudarte?, ¿falleciste en este lugar?... En esta ocasión, la Spirit parecía totalmente muda. No hubo voz alguna que diera algún tipo de mensaje por la misma. Sin embargo, los péndulos parecían haberse convertido el medio de transcomunicación elegido en esta ocasión por las entidades que habitan el Geriátrico Abandonado.

La experiencia finalizó tras realizar en dos ocasiones la pregunta “¿Molestamos en este lugar?”. Los péndulos asentían girando de manera insistente. Por si existía alguna duda, la única respuesta que se pudo captar esa noche con la Spirit fue responder a esta pregunta. Un Sí bronco nos indicaba que nuestra Ruta Extrema debía finalizar de manera inmediata.

De este modo así lo indicamos. No sin antes dar la oportunidad a todos los allí presentes a expresar su impresión sobre la noche vivida. Algunos de los amigos que nos acompañaron, aseguraron que durante las diferentes sesiones de psicofonías, habían sentido golpes. Alguna amiga nos indicaba, como habían sentido que algo o alguien le habían tirado del pelo y que incluso le habían susurrado al oído.

En definitiva, nadie salió indiferente de una extraordinaria investigación en el Geriátrico Abandonado de Alcalá de Guadaira, el geriátrico


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016