jueves, 27 enero 2022
18:39
, última actualización

Realidad virtual y revolución educativa

Según los expertos, avanzamos hacia un modelo formativo en la que los protagonistas sean el alumno y su participación

29 may 2016 / 11:33 h - Actualizado: 29 may 2016 / 12:00 h.
"Tecnología","Educación"
  • Una joven con un headset de Realidad Virtual (VR). / Efe
    Una joven con un headset de Realidad Virtual (VR). / Efe

La educación avanza hacia modelos más interactivos y le empuja con fuerza una nueva revolución, que será «mucho más decisiva», como es la incorporación de la realidad virtual y aumentada, para lo que el modelo educativo «aún no está preparado».

Así lo explica el catedrático de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación y vicerrector de Innovación Educativa de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Javier Tourón, tras asistir al IV Congreso Internacional sobre nuevas Tecnologías de la Educación, celebrado en Logroño.

Se considera defensor de una educación personalizada, adaptada a la nueva realidad de los alumnos, con las TICs como herramienta esencial; y es el coordinador de la página web The Flipped Classroom, referencia sobre esta metodología pedagógica en la red.

El modelo educativo avanza cada vez más a formatos mucho más participativos, ha añadido este catedrático, considerado uno de lo expertos mundiales en esta materia, la incorporación de la realidad virtual y la realidad aumentada a los ámbitos educativos es una «revolución» que permitirá recrear espacios virtualmente.

«Va a ser absolutamente fascinante ver a los alumnos participar con sensación de inmersión, por ejemplo, en una visita a un museo o a la barrera de coral en Australia». Sin embargo, considera que «el modelo educativo español no está preparado para asumir esta revolución», aunque ha asegurado que «se están dando avances y hay proyectos muy interesantes e innovadores en las escuelas públicas y privadas».

Dentro de estos avances «se están dando pasos que están alrededor de la tecnología digital, como es la enseñanza inversa o el ‘Flipped classroom’», que consiste en desarrollar métodos «mucho más centrados en el alumno, en los que el profesor no es un transmisor de conocimientos, sino que es el mentor que motiva, sugiere, alienta, y el protagonista es el alumno».

Se ha mostrado convencido de que «esto produce un cambio radical en los escenarios de las escuelas» y, «en contra de lo que pudiera parecer, no es necesario que haya grandes equipamientos porque, hoy en día, hay modelos que están centrados en que cada alumno trae su propio dispositivo».

Ha valorado que organismos como el Instituto de Tecnologías de la Educación y Formación del Ministerio de Educación y las Consejerías de Educación «están ofreciendo formación como nunca» en España en este ámbito porque ello «va a conducir a lograr una educación mucho más democrática, participativa e interactiva entre los centros».

Tras presentar en el IV Congreso de Nuevas Tecnologías y Educación de la UNIR algunas de las nuevas herramientas tecnológicas en materia educativa, ha incidido en que «la limitación del espacio físico y temporal ha cambiado totalmente y el libro de texto, tal y como lo conocemos, no tiene ningún sentido».

«El acceso a la comunicación y a la información es móvil y se puede acceder a ella en cualquier lugar», ha dicho, como ocurre con la UNIR, que es una universidad cien por cien en internet con más de 25.000 alumnos y en la que se imparten 1.350 clases en línea semanalmente.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla