jueves, 01 octubre 2020
00:16
, última actualización

¿Se puede consumir sandía si estamos intentando perder peso?

La sandía es una de las frutas más populares durante el verano ya que nos ayuda a mantenernos hidratados frente a las altas temperaturas, pero ¿lo sabemos todo sobre ella?

04 ago 2020 / 10:48 h - Actualizado: 04 ago 2020 / 10:49 h.
"Alimentación","Consumo","Verano"
  • ¿Se puede consumir sandía si estamos intentando perder peso?

El pasado lunes 3 de agosto se celebraba el Día Internacional de la Sandía, una fecha señalada en el calendario de muchos países que implementan en su alimentación y cultura el consumo de esta refrescante fruta.

En pleno verano la sandía nos aporta parte del agua que nuestro cuerpo necesita para poder seguir afrontando las fuertes temperaturas. Su refrescante sabor y versatilidad a la hora de cocinarla pueden ayudarnos a solventar tanto un desayuno como una comida, merienda o cena. Pero ¿es bueno consumir sandía si estamos intentando perder peso? ¿puede causarnos indigestión si la consumimos antes de ir a dormir?

Desde hace años son muchos los falsos mitos que rodean el consumo de sandía, pero, realmente, esta deliciosa y dulce fruta nos aporta grandes beneficios y propiedades. En primer lugar, la sandía es una de las frutas con más cantidad de agua, por cada 100 gramos nos aporta un 94,6% de agua, lo cual nos hidrata y remineraliza, y solo 30 calorías, por lo que el mito de que la sandía engorda y no puede consumirse en una dieta equilibrada o de pérdida de peso quedaría más que desmentido.

No obstante, la sandía también es un antiinflamatorio y analgésico natural, por lo que está altamente recomendada para cuando realizamos algún tipo de ejercicio físico intenso o queremos recuperar energías. Además, esta fruta estimula la diuresis y protege a los riñones.

Otro de los mitos relacionados directamente con la sandía es la de su consumo por la noche, indicando que si se ingiere antes de ir a dormir puede causarnos indigestión o incluso ser muy peligroso para la salud. Obviamente, esta afirmación es falsa debido a que comer cualquier variedad de fruta por la noche no causaría ningún tipo de daño ya que esta suele ser liviana y recomendable para su consumo en todo momento. El mito viene relacionado con la tolerancia de cada persona, siendo la sandía uno de los alimentos con menos población intolerante o alérgeno a ella.

Por último, pero no menos importante, la sandía es una gran fuente de vitamina A, lo cual nos ayuda a cuidar de la salud de nuestros ojos, piel y dientes. Además, contiene citrulina que contribuye a reducir la acumulación de grasa en nuestras células grasas y relaja los vasos sanguíneos; es rica en vitamina C, fortaleciendo nuestro sistema inmunológico; protege frente al envejecimiento celular gracias al licopeno y reduce la tensión arterial.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016