Menú
La aventura del misterio

Terror en el cementerio «abandonado» de Sevilla

Hay lugares en Sevilla donde ocurren hechos desconcertantes que no se saben explicar y que, sin embargo, por las experiencias de los testigos, son reales. Hoy les cuento algo que ha ocurrido en el viejo cementerio protestante de Sevilla

25 oct 2022 / 05:11 h - Actualizado: 25 oct 2022 / 05:13 h.
"La aventura del misterio"
  • Terror en el cementerio «abandonado» de Sevilla

Nos desplazamos a San Jerónimo, el popular barrio de Sevilla, junto al monasterio de San Jerónimo, nos encontramos con el viejo cementerio protestante, también llamado de los ingleses. Allí, en estado de casi abandono, se producen fenómenos paranormales que muchos investigadores y curiosos han tratado de captar. Basta recordar mi anterior artículo sobre ello para hacer un breve repaso sobre los hechos inexplicables que en su interior se describen.

Tumbas y fantasmas

Uno de los escenarios que, habitualmente, suele visitarse es una tumba sobre la cual se suelen realizar sesiones de ouija, este tipo de hechos origina que, aparte de la sugestión que conlleva, provoque una serie de anomalías que se consideran un misterio. Así nos encontramos con dos amigos, interesados por temas de misterio, Raúl y Gabriel que, una noche, decidieron saltarse la tapia del cementerio y, con una ouija y linternas, tratar de vivir su propia experiencia con el misterio. Así comenzó una noche que jamás iban a olvidar.

Raúl me confesaba: «Allí entra mucha gente y todos de la misma forma, aprovechando cualquier momento en la noche para saltar la tapia y entrar, una vez dentro ya te mueves con más calma, el momento peor es en el que saltas porque tienes la impresión que te puede ver alguien y llamar a la Policía. Cuando entras allí lo primero que notas es que hace muchísimo frío y, luego, te ves en una situación de como si te estuvieran mirando, como si estuvieran observándote».

«Entramos allí sobre las doce de la noche y buscamos la tumba, allí pusimos nuestras linternas de pie, son de estas que tienen pantalla lateral y pueden iluminar para los lados. Pusimos la ouija sobre la tumba e invocamos al espíritu del muerto, del que está allí. La invocación la hicimos en español y en inglés, por aquello que hay gente inglesa allí enterrada. Bueno, ambos no bromeamos con esto, llevamos muchas sesiones hechas y fue cuando comenzó a moverse el máster de un lado a otro pero sin definir las letras. Entonces fue cuando le preguntamos: «¿Quién eres?» y nos dijo «John», que se corresponde con el nombre del difunto. Le preguntamos si tenía la conciencia en paz y respondió: «no», entonces nos dijo «no haced eso», «no molestéis». Gabi se comenzó a reír y le dijo: «¿Te vas a aparecer?» y dijo: «Si». Fue el momento en el que comenzó a moverse en círculos por todo el tablero y sentimos unas pisadas por el cementerio, como alguien que se aproximaba, sabíamos que estábamos solos y al mirar, como a unos seis o siete metros nos encontramos con una silueta que estaba allí, parada, delante de nosotros, y entonces el máster deletreo: «Aquí estoy». Mira, no sé que nos entró por el cuerpo pero salimos de allí corriendo, nos saltamos la tapia, dejamos la ouija allí en lo alto y no paramos de correr en un buen rato, allí no había nadie y había cumplido con lo que nos dijo en la ouija» decía aterrado.

La experiencia de Activity Ghost

No es la única experiencia de este tipo que se ha tenido aquí pues los amigos de Activity Ghost entraron en el cementerio y a través de las «Spirit Radio» tuvieron una «conversación» con alguien que les regañó por su comportamiento y que también hizo que salieran corriendo de allí lo más rápido que pudieron.

El mundo de los muertos hay que tratarlo con respeto allá donde, en ocasiones, puede hacer este tipo de demostraciones tan evidentes de la existencia del más allá.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos