La aventura del misterio

¿Toca solo, misteriosamente, el órgano de la catedral de Sevilla por las noches?

En las últimas semanas se ha hecho muy popular un vídeo en el que se escucha, a deshoras, el órgano de la Catedral sonando y que ha sido el motivo que se haya «desempolvado» la leyenda de Maese Pérez «el Organista» y su fantasma. No obstante, ¿qué explicación puede darse a ello?

21 ene 2023 / 04:00 h - Actualizado: 21 ene 2023 / 04:00 h.
"La aventura del misterio","Catedral de Sevilla"
  • ¿Toca solo, misteriosamente, el órgano de la catedral de Sevilla por las noches?

Cuentan que Maese Pérez «el Organista» hizo su última intervención, en una misa del Gallo, de forma espectral, un órgano que pasada la hora bruja era tocado por unas manos invisibles para asombro de todos. Quizás es el motivo por el que un vídeo, colgado en redes sociales, enfocaba la hora -las dos y media de la mañana- y la hermosa melodía que salía del interior de nuestra catedral. ¿Sería un fantasma el que lo toca? ¿Qué explicación tiene? ¿Es una razón del más allá o del más acá?

El misterio del órgano “que toca solo”

El tema del vídeo en redes sociales me sirve de “percha” para desvelar el misterio y contarles algunas cosas de este instrumento maravilloso.

Lo cierto es que el órgano de la catedral de Sevilla precisa se unas tareas de mantenimiento -independientemente del hecho en redes sociales- y precisa de atención, de cuidados, de mimos. Tareas que se llevan a cabo cuando no hay visitas o cultos y que están fuera de horario.

El órgano de la catedral de Sevilla y su mueble tienen ya más de un siglo, más de 15.000 tubos, cuatro teclados de tipo manual y uno de pedal y es uno de los mejores de España. Existió un órgano anterior que era mejor que el actual pero que se estropeó en 1888 y al actual dada de 1901, del primero decían que era inigualable, el mejor de España, aunque este no le va a la zaga y también es uno de los mejores.

En modernas enciclopedias se puede leer el mismo: «se trata de dos instrumentos gemelos enfrentados que forman un grandioso conjunto. Se interpreta con ambos simultáneamente desde el mismo teclado»« y es una prueba del valor del mismo.

Una gran Historia

Los dos grandes órganos de la catedral de Sevilla se hicieron entre los años 1724 y 1731 por Luis de Vilches (cajas) y Duque Cornejo (obra escultórica). Valentín Vergalonga acaba, entre 1795 y 1798 el pilar del Evangelio y Jordi Bosch i Bernat, el pilar de la Epístola, entre 1779 y 1793.

El 1 de agosto de 1888 se derrumba la zona de la catedral en la que estaba el órgano, bajo el pilar de la Epístola y las cuatro semibóvedas, y eso hace que se reconstruya la caja así con el grupo escultórico y el instrumento de los dos órganos. Sería Aquilino Amezua quién, entre 1899 y 1903, monta el órgano en una sola consola.

El 1996 se hizo una restauración del mismo por Gerhard Grenzing y su mantenimiento es una tarea que se alarga en el tiempo y que no se puede dejar así como su afinación.

Que el órgano suene en horario en el que permanece la catedral cerrada no es cosa de fantasmas ni que el organista, P. Carlos Navascués Nocito SSCC, se le antoje tocar, sino a tareas propias del cuidado que tiene el mismo.

Si alguna vez pasa por la catedral, está cerrada y escucha música en su interior, no tema y déjese llevar por la siempre evocadora, litúrgica música, que le envuelve. Es mágico.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos