martes, 29 septiembre 2020
23:37
, última actualización

Un cartel que no hace ‘Patria’

Los partidos de la derecha montan en cólera por el cartel de la adaptación que hace HBO de la exitosa novela de Aramburu, quien también lo considera «un desacierto»

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
03 sep 2020 / 14:30 h - Actualizado: 03 sep 2020 / 17:12 h.
"Series"
  • Un cartel que no hace ‘Patria’

TAGS:

Todo en Patria (2016), la novela que Fernando Aramburu ha convertido en uno de los best sellers más indiscutibles de las últimas décadas, había sido un acierto hasta hoy: desde el título hasta lo que le ha supuesto de consolidación literaria a su autor; desde los premios que se le han ido acumulando hasta el millón de ejemplares vendidos. Sin embargo, el primer cartel anunciador que ha lanzado la productora HBO de su adaptación como serie ha generado una polémica cuya intensidad solo es comparable al éxito del libro.

El proyecto de Aitor Gabilondo se esperaba con ganas el pasado mes de marzo, pero el coronavirus terminó de frenarlo, como todo. Ahora se espera que la serie se lance el próximo 27 de septiembre, aunque viene precedida por la cólera de los partidos de la derecha española, cuyos representantes han inundado las redes sociales de críticas e invitaciones incluso a que la gente se borre de HBO. La razón de fondo que esgrimen PP, VOX y Ciudadanos -aunque muchos crean que no es para tanto- es que el cartel equipara el sufrimiento de las víctimas de ETA con el de los presos de la banda terrorista. El póster, desde luego, está constituido por dos imágenes de idéntico tamaño y paralelas: en una se ve a una mujer sujetando el cadáver de su marido, que acaba de ser asesinado por un terrorista que en la novela es el hijo de una familia amiga, y en la otra aparece un hombre desnudo en el suelo de una habitación en cuyo fondo aparecen varias personas en lo que parecen unas dependencias policiales, es decir, como si fuera un sospechoso de ETA torturado. Debajo de las dos imágenes, una especie de lema: “Todos somos parte de esta historia”.

En plena crisis de la falsa equidistancia que otros aplican a, por ejemplo, la guerra civil y sus estragos, los partidos conservadores no se han cortado al opinar sobre el cartel: “Una vergüenza y un insulto”, lo ha calificado el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, en su cuenta de Twitter. El PP de Navarra ha ido más allá: “Pedimos la retirada de este cartel, que falta a la verdad, blanquea el discurso de ETA, equipar a víctimas con verdugos y humilla a los asesinados, heridos, secuestrados y extorsionados por la banda”, ha dicho la presidenta del PP en la comunidad foral, Ana Beltrán. También en Madrid, la delegada de Cultura del Ayuntamiento, Andrea Levy, ha asegurado que el cartel le da “asco” por “hacer historia sin olvidar quiénes fueron víctimas y quiénes verdugos”.

“Es un cartel patrocionado por EH Bildu y el PNV”, ha escrito la portavoz de Vox en el Congreso, Macarena Olona. Por parte de Ciudadanos, su portavoz, Melisa Rodríguez, ha dicho que el cartel supone “destrozar la historia”.

Tampoco le gusta a Aramburu

Aunque se haya mostrado bastante más comedido, el cartel tampoco le gusta al autor de la novela, que ayer lo compartió en sus redes sociales con la siguiente reflexión: “Juzgo que este primer cartel (seguirán otros menos susceptibles, según creo, de generar polémica) no es suficiente para formarse una impresión completa de la serie, por más que esta incluya, como mi novela, un episodio de malos tratos en comisaría, cosa que solía ocurrir, si bien a espaldas de la ley; ley, que como se sabe, fue aplicada en ocasiones con resultados condenatorios. Atribuyo el cartel a una estrategia de márquetin que no comparto. Incumple una norma que yo me impuse cuando escribí mi libro: no perder de vista el dolor de las víctimas del terrorismo, tratarlas con la empatía y el cariño que merecen. La serie, en mi opinión, sí lo hace”.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016