Viajeros digitales: nueva profesión

Los blogueros Teresa y Antonio han viajado por medio mundo en seis meses y sin dejar de trabajar. ¿Cómo lo han conseguido?

02 sep 2017 / 10:35 h - Actualizado: 02 sep 2017 / 10:36 h.
"Sevilla en 140 caracteres"
  • Viajeros digitales: nueva profesión
  • Viajeros digitales: nueva profesión
  • Viajeros digitales: nueva profesión
  • Distintas imágenes del viaje de Teresa Puig y Antonio González.
    Distintas imágenes del viaje de Teresa Puig y Antonio González.

Dejarías todo lo que tienes en casa por viajar mientras trabajas? ¿Cambiar tu rutina diaria por una vida totalmente distinta sin pensar en el futuro, solo en el presente? Teresa Puig y Antonio González dieron hace menos de un año el «Sí, quiero» a esta aventura laboral y desde entonces han estado viajando por medio mundo durante seis meses continuos. Aprovechando las nuevas tecnologías han ido contando su día a día a través de sus redes sociales y de su web www.viajerosdigitales.com, animando a otras personas a trabajar desde cualquier parte del mundo. «Sentimos debilidad por los viajes y el mundo digital y vendemos productos en Amazon. También hacemos dropshipping en eBay y marketing de afiliación en nuestro blog con empresas como Booking, Skyscanner, Payoneer, IATI o Raiola Networks, entre otras. Nuestra pasión es viajar y nuestro trabajo online nos ha permitido vivir como nómadas digitales durante seis meses recorriendo el mundo. Trabajamos con Imperio eCom, una academia con origen en EEUU para nuevos vendedores en Amazon».

Teresa, periodista y bloguera, se define como una «viajera incansable» a la que le gustan «los gatos, las pelis de Hitchcock, las novelas negras y Nueva York». Pero, ¿Cómo surgió toda esta aventura? «La idea de hacer un gran viaje siempre había sido una meta para nosotros. Queríamos conocer, ver qué hay más allá del escenario en el que vivimos, descontaminarnos de todo lo que nos cuentan que es el mundo cada día. También nos apasionan internet y las nuevas tecnologías, así que llegamos a la conclusión de que había que ordenar todo eso para poder cumplir nuestro sueño». ¿Fue fácil ponerlo en marcha?: «Obviamente, no todo ha sido coser y cantar. Emprender en Internet no es un camino de rosas, pero con el tiempo hemos aprendido que el truco está en no rendirse y en superar obstáculo tras obstáculo hasta que llegue el día en que te digas a ti mismo: bien, empiezo a lograrlo», afirman.

Antonio González, técnico de imagen y sonido, experto en comercio electrónico y viajero, le encantan las motos y tocar la guitarra. ¿Viajáis para trabajar o trabajáis para viajar?: «Ambas cosas van de la mano», apunta González. «El viaje es parte de nuestro trabajo. Trabajamos para viajar y para vivir. Siempre recomendamos lo que hemos probado antes y para recomendar un apartamento en Bali, por ejemplo, debemos haber ido nosotros. Es parte del trabajo y el trabajo es parte del viaje». Después de medio año viajando ¿qué es lo más duro de todo?: «Es estar lejos de tu gente y tener que compaginar todo el trabajo con la producción del viaje en sí. Durante el viaje nuestras necesidades se convirtieron en básicas y los problemas no eran pasados o futuros, sino presentes: no saber dónde vas a dormir hoy, qué vas a comer y cómo vas a llegar a casa en países en los que, muchas veces, el transporte público es inexistente y en las carreteras no hay asfalto. Pero aprendimos a ver esto no como problemas, sino como desafíos y retos, y eso lo transformaba todo en algo mucho más divertido», señalan estos nómadas digitales que han visitado, ni más ni menos, que Tailandia, Malasia, Indonesia, Camboya, Reino Unido y Grecia. Pero anteriormente en este año «también hemos estado en EEUU, México y Marruecos». ¿Y el lugar más especial? «Es muy difícil elegir únicamente un lugar porque en todos hemos vivido momentos alucinantes, pero Camboya nos sorprendió mucho. Camboya nos enseñó a vivir más con menos, nos acercó a lo que de verdad importa y nos hizo darnos cuenta de que a menudo vivimos ahogados en problemas que no son problemas, que la vida va por otro lado», aseguran al tiempo que subrayan: «Preferimos un pasaporte lleno de sellos a una casa llena de cosas. Ahora vivimos con mucho menos y nos sobra espacio. Muchas veces acumulamos un montón de objetos que no sabemos muy bien para qué sirven. Y sin darte cuenta, cuando limpias, cuando recoges o cuando ordenas estás perdiendo un tiempo precioso en tu vida. Irnos de viaje únicamente con dos mochilas nos ha enseñado que las cosas más importantes de la vida no son cosas». ¿Y cuál es el siguiente paso o desafío? «Nuestro objetivo es seguir conociendo el mundo en los próximos meses y hacer crecer nuestro negocio. Nos encantan las motos y tenemos muchas ganas de hacer la Ruta 66 en Estados Unidos. También nos gustaría recorrer América del Sur. Dentro de unos años soñamos con formar una familia que será, por supuesto, muy viajera», afirman estos valientes emprendedores que han sabido poner en una balanza lo que importa y lo que no en la vida, porque, según ellos, se puede vivir trabajando y a la vez disfrutando del viaje de la vida.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos