lunes, 17 enero 2022
22:16
, última actualización
  • 1

#YoEstabaSana: cuando te roban la salud

Probablemente, en alguna ocasión, ha tomado una decisión que le ha cambiado la vida. Imagínese tomar esa decisión y que su vida se convierta en un infierno, en una pesadilla. Es lo que hoy quiero contarles, es a lo que hay que darle una visibilidad que no tiene un tema que es muy importante para muchas mujeres

30 dic 2021 / 04:00 h - Actualizado: 30 dic 2021 / 04:00 h.
$hmKeywords_Schema
  • #YoEstabaSana: cuando te roban la salud

Mi relato comienza con el testimonio de una buena amiga, ella me escribía: «Entre 2002 y 2005 empecé a escuchar hablar del implante definitivo anticonceptivo Essure de Bayer, me pareció realmente maravilloso poder dejar de tomar anticonceptivos, preservativos o tener que pedir a mi marido que se hiciera la vasectomía.

Duro testimonio

Tras mi segundo parto los doctores me aconsejaron que por mi salud no volviera a tener hijos. En Córdoba se había efectuado una de las pruebas del implante en España y afortunadamente tenía a muchas mujeres de mi entorno que habían formado parte del estudio, todas estaban felices. Así que no dude un solo segundo y el 30 de abril de 2008 me lo puso el SAS.

Cuando había unas 200 mujeres que lo habían solicitado, nos juntaban en el salón de actos del Hospital Reina Sofía, se nos daba una charla de aproximadamente una hora en la que se nos explicaba todo del dispositivo. No sentí ningún dolor al implantármelo, salí de allí y me fui a disfrutar de las fiestas de las cruces de mayo.

Días después empecé a tener fiebre que no cedía con nada, casi dos meses después del implante y tras haberme hecho varias pruebas, me derivaron a reumatología. Nunca tuve un mal sangrado, nunca tuve problemas ginecológicos, solo fiebre y dolor muscular.

En 2015 empezamos a escuchar a decenas de mujeres en los medios de comunicación, eran afectadas del implante Essure.

Recopilé toda la información que estuvo en mi mano y fui a mí revisión semestral de reumatología, en 8 años y tras hacerme mil pruebas mis analíticas señalaban directamente a alguna enfermedad reumática que nunca dio la cara.

Se me derivó VERBALMENTE a la unidad de Histeroscopia que se encarga de la retirada de los dispositivos.

Entré allí con 8 años de analíticas en mi mano, el doctor no pecó de simpatía y me dijo que Bayer no había informado de que el dispositivo pudiera dar esos tipos de problemas, no obstante accedieron a la retirada tras insistir en el informe de que la retirada era “por petición de la paciente».

Con la ayuda de mi médico de cabecera me hice analíticas una semana antes de la intervención, dos semanas después, un mes después y tres meses después.

La Proteína C Reactiva, y la Velocidad de Sedimentación de la sangre estaban por fin en valores normales.

Seguí en contacto con muchas afectadas, mi cuerpo seguía lleno de dolor. Cinco años después de mí retirada tengo diagnosticada Fibromialgia Severa, Cansancio crónico, y una hiper sensibilidad al dolor.

Los dientes se están cayendo a trozos, tengo artrosis en boca, manos, codos y demás articulaciones. Además tengo la columna llena de hernias discales, ya estoy operada de algunas, y a la espera de volver a entrar en quirófano. No puedo achacar la artrosis al dispositivo, pero mi intuición dice que lo provocó el veneno que nos metió Bayer y del que nunca realizó ningún informe».

Con todo esto, con mi asombro -al que ya dediqué un artículo en El Correo de Andalucía-, quise profundizar más. Mi amiga me decía:

«Un par de detalles que he olvidado y que considero importante:

Los doctores no dejan restos a conciencia, el aparato está tan mal hecho que se suele partir a la hora de retirarlo.

Y dos, la inmensa mayoría de las mujeres que tenemos problemas estamos siendo tratadas en la Unidad del dolor».

A ella, como realidad de esta pesadilla tan cruel, le han quedado terribles secuelas: «Literalmente tengo un 37 de incapacidad, físicamente soy totalmente dependiente de mi familia, llevo 8 días sin lavarme el pelo porque las nenas no han podido lavármelo» con toda su crudeza para que nos hagamos a la idea del horror que es vivir con este problema grave de salud.

El Covid-19 -por actualidad y alcance mundial- está silenciando otras muchas enfermedades, dolencias, mala praxis o incompetencias que se producen dentro del ámbito sanitario. Además, dentro de este mundo de dolor e incomprensión, mi testigo -mi amiga- me dice: «las primeras voces atacaron a los médicos y sus diagnósticos, eso creó malestar con las afectadas pues sentimos que nos habían dejado a un lado. Consiguieron reunirse con el Ministerio de Sanidad, su comportamiento fue tan vergonzoso que no han querido volver a saber de nosotras» y el problema es mundial, es global, pues afecta a mujeres de todo el planeta.

Este es el relato de mi amiga que a la par es víctima de todo ellos pero tengo más testimonios directos o correos electrónicos de más afectadas con múltiples secuelas tales como dolor pélvico, dolor lumbar o de las articulaciones, inflamación e hinchazón abdominal, sangrados, fatiga, dolor de cabeza, pérdida del cabello entre otros –que no será la última que se citen-.

Más testimonios

Otro testimonio de este problema indicaba sus problemas: «Esa hinchazón de vientre constante y esos dolores alrededor de la cintura, abdominales y pélvicos, que incluso me dejan sin fuerzas las piernas. Las reclamaciones de tu marido e hijos diciendo que siempre estás mala, que sabes que son ciertas, pero que en ocasiones te hacen sentir fatal porque tu vida no es como debería. Las hemorragias, y los trastornos que llevo sufriendo desde hace 5 años. En ocasiones, siento que voy a reventar de tanta hinchazón de vientre como por los dolores tan horribles que sufro».

Otro más dice: «Soy implantada hace aproximadamente siete meses en el hospital Txagorritxtu del País Vasco (Vitoria - España) y desde que me lo colocaron he presentado sangrados excesivos y demasiado oscuros, dolores de cabeza frecuentes. Le comenté a mi ginecólogo y no me da solución alguna. Ahora veo casualmente que no soy la única que tiene este problema, y que al parecer son molestias ocasionadas por este implante poco efectivo. Solo espero no tener en el futuro consecuencias irreversibles. Necesito que me saquen ese implante y que no me afecte a mis ovarios ni mis trompas de Falopio. Pido su colaboración para que me orienten sobre lo que debo hacer, a dónde debo dirigirme para que me den una pronta solución».

Se añade otro más: «Buenos días, me coloqué los dispositivos hace 4 años. A partir del segundo año, empecé a tener hemorragias casi todo el mes y unos dolores de regla insoportables. Me dijeron que podía ser de una depresión que en ese momento estaba pasando y por eso mis dolores y mis periodos se habían descontrolado. Ya me han hecho cinco biopsias, se me han formados pólipos, me los han extraído, cada vez que pregunto si podrán ser los Essures me dicen que no, pero yo nunca había tenido tanto dolor en mis reglas ni tan fuertes».

O «Viendo las noticias me he quedado un poco sorprendida, porque algunas de las cosas que he podido escuchar me están pasando. A mí me colocaron el Essure hace 5 años. He tenido dolor de riñones e infección de orina. No le he dado importancia, pero sí a los sangrados que ocurren especialmente cuando realizo el acto sexual. Y, desde este año en enero, no me baja la regla».

Peligrosidad

Los peligros del Essure se ponen de manifiesto cuando bajo hastag o en foros o webs personales o especializadas, se indica lo siguiente: «#essurechatarrabarata

#essureimplantedefectuoso. Essure puede actuar como una causa potencial de síndrome autoinmune / inflamatorio por adyuvantes (ASIA). Essure es un dispositivo que se inserta histeroscópicamente en las trompas de Falopio para provocar una respuesta inflamatoria local para la esterilización permanente. Los pacientes con ASIA presentan una constelación de síntomas que incluyen fatiga, deterioro cognitivo y artralgias. Es bien sabido que ASIA se desencadena por la implantación de material extraño, como implantes mamarios y mallas para la reparación de hernias. En el estudio actual, presentamos una cohorte retrospectiva de 33 pacientes que optaron por eliminar Essure debido a dolor pélvico y síntomas sistémicos compatibles con un diagnóstico de ASIA, y detallamos un informe de caso de un paciente de Essure. Además, revisamos la literatura existente sobre los eventos adversos asociados con Essure y los estudios que evalúan los resultados después de la explantación. El concepto de que Essure puede desencadenar ASIA está respaldado por estudios in vivo e in vitro que demuestran los efectos inmunoestimuladores de los componentes materiales del dispositivo. Concluimos que la evidencia existente es suficiente para recomendar la detección de síntomas ASIA en los receptores de Essure y, cuando esté indicado, la discusión de los riesgos y beneficios potenciales de la extirpación quirúrgica».

En el estudio de casos destaca el de dos hospitales franceses, el objetivo era examinar las asociaciones entre los síntomas locales y sistémicos y el desgaste de la soldadura de estaño de los implantes Essure, publicado por Elsevier GmbH, en el que se indica: «Dieciocho pacientes explantadas mediante histerectomía y salpingectomía para la extracción de sus implantes Essure entre septiembre de 2019 y julio de 2020, han tenido un proceso anatomopatológico común.

Principales medidas de resultado: examen anatomopatológico por microscopía óptica y análisis mineralógico de la trompa de Falopio o del cuerno uterino con microscopía electrónica de barrido junto con rayos X de energía dispersiva (SEM-EDX). Evaluación de síntomas locales y sistémicos con cuestionario. Examen de análisis de metales en sangre (níquel, cromo y estaño).

Resultados: El examen anatomopatológico destaca granulomas por cuerpo extraño, fibrosis, adenomiosis, inflamación inespecífica, quistes y miomas en las trompas de Falopio, cuernos uterinos o ambos y menciona la presencia de cuerpos extraños en siete casos. Los análisis SEM-EDX mostraron, sistemáticamente, la presencia de partículas de estaño integradas en la pared cerca de la soldadura, generalmente en racimos, y con un tamaño que variaba desde aproximadamente una micra hasta varias docenas de micras. El cuestionario muestra que los síntomas locales más frecuentes fueron dolor pélvico, trastornos urinarios, sangrado y dolores durante el coito. Los síntomas sistémicos más frecuentes fueron: astenia, alteraciones visuales, amnesia, mareos, dolores dorsales, dolores de cabeza y dolores articulares. La mayoría de los síntomas locales y sistémicos disminuyeron después de la explantación, pero a veces de forma incompleta. Antes de la explantación, Se observaron niveles elevados de níquel, estaño y cromo en 11/17, 1/7 y 2/17 pacientes. Después de la explantación, los niveles de estaño fueron altos en 3/11 pacientes.

Conclusiones: nuestro nuevo proceso anatomopatológico demuestra sistemáticamente la presencia de partículas de estaño en el tejido cercano a la soldadura. Estas partículas podrían ser responsables de inflamaciones granulomatosas así como de síntomas locales. Muchos de los síntomas sistémicos son consistentes con la intoxicación crónica por organoestaño, pero se necesitan más estudios para averiguar si el estaño de la soldadura se puede convertir en organoestaño en el cuerpo de los pacientes».

Sentencias en España

Existen sentencias firmes por este problema como el caso del Juzgado del Primera Instancia de Orihuela del 1 de septiembre de 2021 bajo procedimiento ordinario. En una parte de esa sentencia se indica: En la «Guía de actuación ante una paciente portadora del dispositivo Essure®« de 2018, elaborada por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) a requerimiento de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) con el fin de prestar una atención con las máximas garantías a las mujeres portadoras de dispositivos Essure® (documento 42 de la demanda), expresamente se indica como efectos adversos del producto los siguientes: « Los síntomas más frecuentes que se han referido asociados a estos dispositivos son: dolor pélvico, articular o lumbar, infamación abdominal, hemorragias, cansancio, cefaleas, alopecia. También se han referidos síntomas alérgicos (urticaria, picores) y cambios del estado de ánimo (depresión).»

Por su parte, según consta en documento 40 de la demanda, en Estados Unidos la Food and Drug Administration (FDA) indica como efectos adversos padecidos por las pacientes usuarias del implante Essure los siguientes:

“Desde 2002 hasta 2017, los problemas más frecuentes de los pacientes fueron dolor / dolor abdominal (21,215), menstruaciones más intensas / irregularidades menstruales (9,846), cefalea (7,231), fatiga (5,842) y fluctuaciones de peso (4,970). La mayoría de los informes recibidos enumeraron múltiples problemas de pacientes en cada informe. Los problemas de dispositivo más frecuentes informados fueron ejemplo de incompatibilidad de dispositivo con paciente, posible alergia al níquel (4.481), migración del dispositivo o componente del dispositivo (2.936), dispositivo desalojado o dislocado (1.356), rotura del dispositivo (1.044), dispositivo que funciona de manera diferente de lo esperado (947), dispositivo difícil de quitar (331), dispositivo difícil de insertar (317) y mala posición del dispositivo (279). ...La FDA ha recibido un total de 1,826 informes de embarazos en pacientes con Essure desde 2002 hasta 2017.»

«Parece ser que tales efectos adversos no dejaron de tener cierta frecuencia entre las usuarias, puesto que el documento 43 de la demanda se trata de un correo electrónico del departamento de Productos sanitarios de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios de contestación a una petición de información formulada por el letrado de la actora, y consta en el mismo que expresamente se indica que «Una vez se empezaron a recibir notificaciones de pacientes que referían diversas complicaciones con el uso del dispositivo Essure, la AEMPS requirió información adicional a la empresa distribuidora». Según las notas de prensa aportadas por actora como documento 39, el Gobierno, en una pregunta parlamentaria en el año 2018, refirió que según estimaciones de la SEGO en España hay unas 80.000 mujeres implantadas en España y que hasta el mes de mayo de 2018 los casos de complicaciones notificados a la AEMPS fueron 782 (dato aproximado). Por su parte, en Estados Unidos, la Food and Drug Administration (FDA) recoge 12.000 notificaciones de lesiones relacionadas con Essure».

¿Qué se pide?

La sentencia, de 28 folios, no deja lugar a las dudas. Ante todo ello, ¿qué se pide? JUSTICIA. Justicia para las afectadas, justicia contra el fabricante, justicia contra médicos y laboratorios que silenciaron este problema, justicia con la información, con mayor visibilidad del problema y la concienciación que, en muchas ocasiones se toman decisiones para mejorar la vida, no para vivir una pesadilla.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla