martes, 19 noviembre 2019
14:34
, última actualización
Local

Abrir el grifo de crédito para las pymes

El Juzgado de lo Mercantil de Sevilla ha multiplicado por cinco los procedimientos admitidos en 2008, sobre todo en el último cuatrimestre del año, donde se han desbordado los casos de empresas que han acudido a un concurso de acreedores, incapaces de hacer frente a los pagos de personal y proveedores.

el 15 sep 2009 / 22:06 h.

El Juzgado de lo Mercantil de Sevilla ha multiplicado por cinco los procedimientos admitidos en 2008, sobre todo en el último cuatrimestre del año, donde se han desbordado los casos de empresas que han acudido a un concurso de acreedores, incapaces de hacer frente a los pagos de personal y proveedores. Hasta 116 empresas han iniciado en Sevilla un proceso de suspensión de pagos, la mayoría relacionadas con los servicios asociados a la construcción. La crisis ha llevado al juzgado a una situación de colapso que hace necesario con urgencia crear un segundo órgano cuya puesta en funcionamiento se espera para el mes de abril. Mientras, se está agudizando la demora de los trámites y las soluciones para las empresas, con lo que remontar el problema de la suspensión de pagos se está convirtiendo en una misión extremadamente complicada. Sirva el dato de que sólo una de las 116 empresas que presentaron concurso de acreedores el pasado año, ha logrado evitar la disolución. El problema de que se hayan disparado las suspensiones de pagos es que las empresas aguantan hasta el último momento y presentan el concurso cuando ya no pueden más. Así, la actual situación de turbulencias económicas ha destapado una espiral de suspensiones que esconde a miles de trabajadores afectados y que arrastra a más empresas, perjudicadas porque no cobran por los impagos de las que han tenido que acudir al juzgado. Una reciente encuesta de la Cámara de Comercio de Sevilla advierte de que una de cada tres empresas de la provincia de Sevilla se plantearía el cierre si persiste la falta de liquidez y casi siete de cada diez reconocen haber sufrido retrasos en los pagos. Las cifras del paro del mes de enero que hoy se harán públicas volverán a ser malas, así como el desplome del sector de la automoción. Si, tal y como pidió ayer Zapatero, los bancos no abren el grifo del crédito y la liquidez no llega, vendrán meses muy duros para las pymes.

  • 1