miércoles, 25 noviembre 2020
17:54
, última actualización
Local

Adjudican por un millón de euros 7 de los 27 lotes inmobiliarios de la puja de Contsa

Se venden cuatro grupos de vehículos por un valor superior a 55.000 euros. Los de muebles, participaciones sociales y obras de arte quedan desierto.

el 02 dic 2013 / 23:15 h.

TAGS:

Entrada a las oficinas de la empresa inmobiliaria sevillana Contsa, en una imagen de archivo. / EFE Entrada a las oficinas de la empresa inmobiliaria sevillana Contsa, en una imagen de archivo. / EFE La subasta de los activos de Contsa se saldó este lunes con siete de los 27 lotes inmobiliarios que salieron a puja adjudicados, por un importe algo superior al millón de euros. Entre la oferta se encontraban viviendas, garajes, locales comerciales e incluso una segunda residencia. Contsa Corporación Empresarial representa la primera gran quiebra de Sevilla por el pinchazo inmobiliario, por lo que la sociedad fue declarada en concurso y en liquidación, de ahí la subasta, ordenada por el Juzgado de lo Mercantil 1, tras ser propuesto por los administradores concursales. En cuanto a los lotes de obras de arte, muebles y participaciones sociales, nada de ello se vendió, mientras que los cuatro en los que se incluían cuatro coches fueron adjudicados por un importe total de 55.329 euros, según fuentes del proceso. En lo que se refiere a los lotes de inmuebles adjudicados, las mismas fuentes señalaron que se trata de una vivienda en la calle Felipe IV de Sevilla, un apartamento y un garaje en Matalascañas, dos fincas rústicas –una en Brenes y otra en Las Cabezas de San Juan–, una nave industrial en el polígono hispalense de El Pino y un piso en la céntrica calle San Eloy. Todos ellos salieron a subasta con un 50% de descuento sobre su valor de mercado, según aparece la página web www.subastacontsa.es. Todo ello, recordaron las fuentes, está a la espera de que se efectúe el pago. Para el resto de los lotes que han quedado desiertos, el plan de liquidación recoge que se abrirá otro periodo que termina en seis meses para la adjudicación mediante venta directa, total o parcial, de los inmuebles a un precio “de al menos el 30% del valor dado en el presente plan”. De hecho, de no realizarse los bienes en el plazo anterior, la administración concursal podrá, hasta la finalización de la fase de liquidación, adjudicar los bienes de modo directo, a cualquier precio, para cada uno de los inmuebles que no se hubieran adjudicado, según recoge dicho documento. “He estado en otros concursos que han quedado desiertos, así que podemos valorar esto como moderadamente positivo, si bien es cierto que siete de 27 lotes no es una cantidad objetivamente positiva”, reseñaron fuentes de la administración concursal. Una vez que se recaude el montante tras venderse los activos de compra, el pago a los acreedores se hará conforme a la ley vigente, es decir, que los primeros a los que tendrá que hacer frente son los generados después de que se haya llevado a cabo el concurso de acreedores, por ejemplo, las costas que se derivan del procedimiento judicial. Después vienen los acreedores privilegiados a los que siguen los ordinarios. Fuentes de los acreedores ordinarios de Contsa, que llegaron a presentar dos propuestas de convenio de acreedores, se mostraron “absolutamente engañados, desamparados y defraudados”, ya que “se llega a la liquidación de todos los activos de la empresa y los pequeños acreedores no van a recibir ni un euro”, según informó Europa Press. Para los acreedores ordinarios, “este es el primer caso en la historia de los procedimientos concursales en España en el que los acreedores presentan dos convenios, avalados por el 70% de ellos, y el juez los rechaza”. En este sentido, recordaron que los acreedores ordinarios “son 1.700 familias que se han visto privadas de sus ahorros de toda la vida, y nadie ha amparado ni protegido sus derechos en este proceso concursal, donde no vamos a cobrar ni un céntimo de lo que se nos debe”. Asimismo, aludieron a un informe llevado a cabo por la tasadora Tinsa “donde se hablaba de que los bienes e inmuebles eran susceptibles de ser arrendados, pero el administrador concursal no los ha alquilado”.

  • 1