domingo, 25 octubre 2020
22:42
, última actualización

Al campo no le cuadran las cuentas

En la última legislatura (2008-2012) el dinero consignado para el agro y sus políticas se ha visto mermado en un 60%. El recorte de las partidas en 2012 es de casi un tercio frente a 2011.

el 08 abr 2012 / 19:19 h.

Varios carros de combate Leopard, que se ensamblan en Santa Bárbara Sistemas en Alcalá de Guadaíra, por las calles de Sevilla en el Día de las Fuerzas Armadas.

En un año marcado por los efectos de la sequía que, pese a las últimas lluvias acumulaba unas pérdidas de 1.000 millones sobre todo en cereal y otros 600 en ganadería, y de incremento de los costes de producción frente a una bajada de los precios, se suma ahora un recorte añadido, el que trae bajo el brazo el presupuesto destinado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para este año, que ha visto menguar su partida casi un tercio (un 31,2%), hasta los 1.932 millones de euros.

Organizaciones agrarias como Asaja y COAG han criticado este tijeretazo a un sector "estratégico" para la economía real, que lo notará especialmente en el capítulo dedicado a los programas de desarrollo rural sostenible, en los que se incluyen medidas básicas para el sector como la modernización de explotaciones, la incorporación de jóvenes o los programas agroambientales, entre otros.

No en vano, esta partida pierde algo más del 85% de los fondos con los que contaba, al pasar de 200 a 28 millones de euros, un ajuste "muy grave" en palabras del presidente de la Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía (ARA), Miguel Castellano, porque supone eliminar la cofinanciación de los Planes de Zona -desaparecen las transferencias del Ministerio a las comunidades autónomas- y, por ende, implica la paralización de la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural.

Para Castellano los gobiernos deben dejar de poner trabas al trabajo de los Grupos de Desarrollo Rural, que mejoran la calidad de vida de los habitantes de las zonas rurales al tiempo que impulsan su economía sobre la base de los recursos locales. Así, recuerda, se ha logrado una "importante movilización de capital privado y se han creado y consolidado numerosos puestos de trabajo, contribuyendo así de manera relevante a la revitalización de los pueblos de Andalucía".

Por ello, reclamó al ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, que defienda una "auténtica política de estado en materia de desarrollo rural" y que ésta deje de depender de la "voluntad política" de los distintos gobiernos.

Hasta ahí el desarrollo rural, pero el conjunto del recorte en el dinero consignado, que COAG califica de "brutal" y "desmedido", y que supone el cuarto mayor ajuste de los trece ministerios, se hace más evidente al echar la vista atrás en los números de la última legislatura. Y es que la aportación del Estado ha pasado en los últimos cuatro años de los 4.800 millones presupuestados en 2008 a los 1.930 de este año, lo que supone un retroceso del 60% en los últimos cuatro años.

Además, puntualiza Asaja, hay que tener en cuenta que no se está ejecutando la totalidad de lo presupuestado, puesto que sobre los 2.808 millones previstos en 2011 se aplicó una reducción de 401 millones para cumplir con el "acuerdo de no disponibilidad de crédito".

Los dineros para la competitividad y calidad de la producción agrícola y ganadera (33% menos), para la competitividad de la industria alimentaria (-25%) y en la gestión de los recursos hídricos para el regadío (-20%) también sufren la tijera.

  • 1