jueves, 19 septiembre 2019
22:47
, última actualización
Deportes

Aleix Vidal y su experiencia como lateral derecho

El jugador del Sevilla valoró su partido como defensa: "Creo que para no ser mi posición hice mi trabajo para ayudar al equipo".

el 01 dic 2014 / 18:02 h.

bacca aleix denis krycho-efe_opt El jugador del Sevilla  Aleix Vidal jugó como lateral derecho ante el Granada. El catalán valoró su trabajo para el SFC Radio: "Con Gerard las incorporaciones eran menos, porque es un jugador que por sus virtudes le gusta más jugar en línea de cal, de modo que todas las que tenía que driblar eran por dentro. En la segunda parte cuando entró José ya sabía que es un jugador que te hace muchísimo daño por dentro, ya lo hablamos él y yo, que se quedara él por dentro y me dejara toda la banda a mí y así me sentí un poco más cómodo en ataque. Creo que para no ser mi posición hice mi trabajo para ayudar al equipo". Continuó agregando que "el partido no exigió mucho a nivel defensivo, pero habrá que ir mejorando cosas defensivas por si algún día me toca jugar con otro equipo que te exija más. Me sentí a gusto, muy respaldado por Nico, el compañero que tenía al lado, y me sentí muy contento". Vidal apuntó que "en partidos oficiales no lo había hecho, pero en entrenamientos sí había participado en el lateral derecho, y no me había disgustado la posición del todo, porque me gusta mucho tirar hacia arriba, correr y sorprender en carrera y creo que desde detrás tengo mucho más espacio y margen de sorpresa". El catalán no sabe cuál será el rol que desempeñe en el equipo. Tiene claro que es interior, pero se ofrece a lo que estime Unai: "No sé lo que pasa a partir de hoy. Yo soy interior, pero yo quiero jugar, la competencia en el equipo es importante. Si no juego en banda porque hay compañeros que lo están haciendo mejor que yo y tengo que jugar de lateral, pues lo intentaré hacer lo mejor posible como hice ayer". En lo que respecta al equipo, Aleix señaló que este triunfo viene muy bien para reforzar la moral del grupo y la confianza de la afición, aunque matizó que "creo que no había motivos para ponerse nervioso. Lo que pasó con el Barcelona era de esperar, aunque no estaba en su mejor momento, pero la bestia despertó contra nosotros. El otro día en Holanda con el gol de Mbia, que le pitaron fuera de juego que no lo era por mucho, el partido hubiera cambiado y quizá no hubiéramos acabado perdiendo. Pero nervioso no estábamos y sabíamos que ganando al Granada nos poníamos cuartos, porque lo lógico era que el Barcelona ganara en Mestalla. Mirando hacia el futuro más próximo, Vidal indicó que "lo más importante para todos nosotros, y toda la afición y el club, sería sumar estos seis de seis que vienen antes de Navidades, que nos dejaría muy tranquilo y en juna posición que te da confianza para seguir trabajando".

  • 1