martes, 19 enero 2021
12:57
, última actualización
Local

Algo se está moviendo en las infraestructuras de Sevilla

El retraso en la inauguración de la línea 1 del Metro, ocasionado por el accidente de la Puerta de Jerez, ha dejado en un segundo plano otras informaciones relativas a las comunicaciones en el área metropolitana cuya importancia no debe ser obviada, más si cabe en estos tiempos de desazón por el nuevo aplazamiento del suburbano.

el 15 sep 2009 / 19:26 h.

El retraso en la inauguración de la línea 1 del Metro, ocasionado por el accidente de la Puerta de Jerez, ha dejado en un segundo plano otras informaciones relativas a las comunicaciones en el área metropolitana cuya importancia no debe ser obviada, más si cabe en estos tiempos de desazón por el nuevo aplazamiento del suburbano. Este martes, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, giró visita a las obras de construcción de la nueva ronda de circunvalación de Sevilla, la SE-40, y anunció que para este próximo 2009 estarán en carga el 75% de los trabajos de este anillo, entre ellos los ligados a la puesta en marcha de los cuatro túneles con los que se salvará el paso por el Guadalquivir. En la misma comparecencia, se avanzó que en este próximo ejercicio se iniciarán las obras de los Cercanías (con la remodelación y/o construcción de las 19 estaciones incluidas en las nuevas líneas del Aljarafe y la Cartuja). En paralelo a estos anuncios, se está debatiendo el trazado del futuro desdoble de la A-4, que une Sevilla con Cádiz, y, por parte de la Junta, se ha emprendido el proyecto de la autovía de Valencina de la Concepción y las primeras negociaciones para la mejora de la A-477, que es la vía que une la A-49 con la Autovía de la Plata a través de pueblos como Sanlúcar la Mayor, Benacazón y Aznalcóllar. Todas estas actuaciones están ligadas y responden a una necesidad conocida por todos: la de dar respuesta a los graves problemas de transporte que soporta la provincia de Sevilla y, en especial, la aglomeración urbana de la corona metropolitana. Pero, en estos tiempos de recesión, adquieren aún más relevancia, pues dinamizan la actividad económica, sobre todo la SE-40, cuyo montante global de inversión se situará en torno a los 1.370 millones de euros. Después de años de retrasos que adquirieron el carácter de endémicos, la provincia sí está recibiendo ya un aporte sustancial de dinero, en su mayor parte proveniente del Ministerio de Fomento, con el que paliar las carencias tan severas que sufre la provincia en materia de infraestructuras. La SE-40 llega tarde, pero aún así, cumplirá un papel vital para la resolución del colapso de las carreteras de la Gran Sevilla, pues irá absorbiendo parte de los flujos de tráfico que ahora utilizan a diario la SE-30 (más de 134.000 viajes diarios). Esta nueva arteria metropolitana será el nuevo gran distribuidor de la circulación, pero además no será la única infraestructura de potencia con la que se fortalecerá la malla de comunicaciones de Sevilla. La ampliación de la red del Cercanías complementará la oferta de transporte público en áreas tan colapsadas como el Aljarafe o la propia Isla de la Cartuja y los desdobles de la A-4 y los trenes de alta velocidad que unirán las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva mejorarán los tiempos de trayecto entre la capital andaluza y las ciudades de su entorno. Y a este enjambre de infraestructuras habrá que sumarle la misma línea 1 del Metro, cuyo retraso no implica que se haya parado. Hay, por tanto, movimiento. Y los sevillanos, por fortuna, lo empiezan a notar ya.

  • 1