domingo, 24 enero 2021
19:29
, última actualización
Deportes

Alves: 'Es un partido difícil para mí'

Es, sin lugar a dudas, el protagonista en las vísperas del partido del sábado. Daniel Alves, historia y leyenda del Sevilla, vuelve al Sánchez Pizjuán a enfrentarse al equipo que le ha dado todo lo que tiene hasta el momento. Muchas emociones para el brasileño, que no oculta que será un partido "especial" y "difícil" para él. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 19:00 h.

Es, sin lugar a dudas, el protagonista en las vísperas del partido del sábado. Daniel Alves, historia y leyenda del Sevilla, vuelve al Sánchez Pizjuán a enfrentarse al equipo que le ha dado todo lo que tiene hasta el momento. Muchas emociones para el brasileño, que no oculta que será un partido "especial" y "difícil" para él.

El regreso de Daniel Alves al Ramón Sánchez Pizjuán será uno de los momentos más señalados de la temporada liguera para el Sevilla. No sólo vuelve un ex jugador, vuelve un futbolista que ha representado como ninguno el cambio histórico del club, que llegó de la nada, siendo un desconocido, y que se marchó como un auténtico crack mundial y con cinco títulos bajo el brazo. Evidentemente, el de mañana no será un partido más para el actual jugador azulgrana. "Es muy especial, sobre todo por todo lo que he vivido y he aprendido allí. Será difícil para mí porque prácticamente toda mi vida como profesional la he vivido allí, y ahora tener que enfrentarme a los que fueron mis compañeros es diferente", comentó ayer Daniel, que ante la avalancha de peticiones de entrevistas -alrededor de medio centenar- prefirió dar una rueda de prensa en Barcelona.

Daniel recordó que el equipo nervionense le ha dado "todo" lo que tiene. "Siempre tendrá un lugar en mi corazón", recordó. Y por todo ello, "por respeto" a lo que vivió en Sevilla", donde creció "como persona y como profesional", confirmó que si marca un gol no lo celebrará. "Viví momentos muy lindos en Sevilla y los estoy viviendo en el Barcelona ahora, será un partido muy especial", continuó Alves, que dijo estar "preparado para todo", en el caso de que una parte de la afición recrimime su marcha.

En estado puro. Pero Daniel, ese mismo que sigue guardando cariño al Sevilla, el que se emocionará mañana, mantiene su tremenda competitividad que sacó a relucir en sus años en el Sánchez Pizjuán, y la saca a relucir a la mínima oportunidad. "Intentaré hacer el trabajo independientemente de los sentimientos. Espero hacer un buen partido y ganar los tres puntos".

Para ello, ha ofrecido ciertas claves a su entrenador, Pep Guardiola, a quien ha advertido "del juego por la banda" que hace el Sevilla, a pesar de la "baja importante de Navas", así como de "sus dos atacantes Luis Fabiano y Kanouté, dos jugadores que en cualquier momento pueden chutar a puerta". "Si el Sevilla sigue ahí arriba es porque algo bueno está haciendo", añadió.

El brasileño se mostró convencido en cualquier caso de que, "al igual" que el Barcelona está "preocupado por la fuerza del Sevilla, ellos también están preocupados por la fuerza del Barcelona". Por último, destacó que está muy feliz en Barcelona. "Es un sueño, y si alguien me despierta, me enfaderé mucho".

  • 1