miércoles, 23 septiembre 2020
20:54
, última actualización
Local

Cae el mito nacional por excelencia

El mito de la siesta española ha quedado desterrado, ya que sólo un 16% de la población de practica esta sana costumbre a diario. Un estudio sobre el sueño, realizado entre más de 3.000 españoles mayores de 18 años reveló la extinción de este deporte nacional que se mantiene como reclamo para los turistas.

el 15 sep 2009 / 21:35 h.

TAGS:

El mito de la siesta española ha quedado desterrado, ya que sólo un 16% de la población de practica esta sana costumbre a diario. Un estudio sobre el sueño, realizado entre más de 3.000 españoles mayores de 18 años por la Fundación de Educación para la Salud del Hospital Clínico San Carlos (Fundadeps) y la Asociación Española de la Cama (Asocama), reveló la extinción de este deporte nacional que se mantiene como reclamo para los turistas.

La mayoría de esos pocos que gozan de un ligero sueñecito después de comer, un 72%, se conforma con recostarse en el sillón, mientras que un 27% confiesa que se mete en la cama y aún practica la tradicional y envidiable siesta "con pijama, Padrenuestro y orinal". El análisis desvela que el 58,6% de los españoles nunca sestea, el 22% sólo en ocasiones y el 3,2% se adormece tras el almuerzo únicamente los fines de semana.

La siesta es el producto nacional estrella entre los hombres mayores de 45 años aunque, en general, son las mujeres quienes tienen más dificultades para poder conciliar el sueño. Son muchos, hasta un 32%, los españoles que se levantan cansados y sin energía o con dolores musculares. Esta es una cifra que aumenta progresivamente según crecen los años del colchón. En cuanto a los factores que más influyen en la calidad del sueño, el 76,5 % refiere el estrés, seguido de un 72% que apunta al calor, mientras que un 61,5% alude al equipo de descanso. Tras ellos se situarían los cambios de rutina, el frío y la falta de deporte.

Un 5,4% de la población padece insomnio y hasta un 17% tarda más de treinta minutos en dormirse todas las noches. Curiosamente, pese al estrés que caracteriza a la capital, Madrid es la segunda región de España donde más rápido se duerme la gente, precedida por Aragón.

  • 1