sábado, 21 septiembre 2019
13:16
, última actualización
Deportes

Carlos García: "El triunfo nos ha sentado como agua bendita"

Carlos García fue el protagonista del triunfo del Betis ante el Salamanca y reconoce que los tres puntos les han sentado "como agua bendita".

el 17 ene 2010 / 22:03 h.

Carlos García celebra su gol.
Carlos García se convirtió en el inesperado protagonista del partido ante el Salamanca porque marcó un gol y porque su celebración le costó alguna que otra crítica de los aficionados. Para el defensa verdiblanco, más allá de ese pequeño episodio, lo realmente importante es que el Betis encontró la vida misma con su triunfo. "Fue el partido con más tensión y más presión. Veníamos sin mucha confianza y sólo nos valía la victoria, así que los tres puntos nos sientan como agua bendita. Ha sido la semana más complicada de la temporada", recalca el central.

La victoria también salva, de momento, al entrenador. Según Carlos García, en realidad salva a todos. "La importancia es para el entrenador, pero también para el grupo y para el beticismo. Para todos es importante no descolgarse tanto de los puestos de ascenso. Y también lo es por nosotros mismos, por nuestras familias y por la gente que conocemos y que está sufriendo con nosotros. Hay mucha gente que lo está pasando mal, porque el Betis mueve a mucha gente, y hay que darlo todo y acabar los partidos con la conciencia tranquila, sabiendo que hemos dado todo", dice Carlos, que reconoce que "el juego no fue para nada bonito y lo que más le habrá gustado a la gente que fue al campo son los tres puntos".

Tras consumar la victoria, los futbolistas se desahogaron en el vestuario. "Más que rabia fue alegría, abrazos, besos... Fue un partido con mucha tensión y luego fue todo muy íntimo. Fue bonito ver a tanta gente contenta", cuenta el barcelonés, que entiende las críticas de la afición al equipo pero no los silbidos a él mismo tras el gol: "Lo celebré porque soy una persona muy caliente, aunque no lo parezca, y no meto muchos goles. Esta semana le decía a Caffa que cuando metíamos algún gol me pegaba un esprint desde la defensa y luego, en la primera jugada, estaba muerto. He tenido que aprender a dosificar las celebraciones, pero si lo metes tú...". A Carlos García tampoco le hace gracia haber explicado por qué lo celebró como lo celebró, en honor a su mujer: "Todo el mundo tiene gestos de confianza con su pareja. No me gusta hacerlo público, pero casi me veo obligado", dice. "No quise ofender a nadie y si lo he hecho, pido disculpas. Respeto muchísimo a la afición del Betis y no creo que se merezca ningún mal gesto", sentencia.

  • 1