miércoles, 25 noviembre 2020
18:38
, última actualización
Local

Cartel de ‘se vende’ en casa del ferroviario

ADIF saca a subasta pública cinco viviendas de su propiedad en la capital y El Pedroso.

el 13 dic 2013 / 20:39 h.

TAGS:

El peligro de la caída de una grúa produjo el desalojo de algunas casas de la zona en 2010. El peligro de la caída de una grúa produjo el desalojo de algunas casas de la zona en 2010. Hace 40 años, Renfe decidió levantar 144 pisos para facilitar el acceso a la vivienda a sus trabajadores a través de alquileres a muy bajo precio, sobre todo los que venían de fuera. Rocío García es la hija de uno de ellos y ocupa una de estas casas ubicadas en el entorno de la calle Perafán de Ribera, en el sevillano barrio de la Macarena. Ahora, el administrador de infraestructuras ferroviarias (ADIF) ha decidido sacar a subasta pública cuatro de esas viviendas, que han quedado desalojadas por el fallecimiento de sus habitantes o porque son muy mayores y han ido a vivir con sus hijos. En concreto, dos de ellas están ubicadas en la calle Ter, una en Ferrobús y otra en Talgo, todos nombres ferroviarios, con superficies que oscilan entre los 60,89 y los 62,41 metros cuadrados. El precio mínimo de licitación oscila entre los 66.000 y los 78.129 euros (IVA no incluido, del 10% para la adquisición de vivienda). “Me ha sorprendido el precio, me parece elevado”, aseguraba ayer Rocío García, que es además presidenta de la asociación vecinal La Barqueta-Renfe. Así, recordó que recientemente se ha vendido un piso de características similares a los subastados en el mercado libre por “19 millones de pesetas”, esto es, 114.000 euros. Recuerda que a ella apenas le costó 1,5 millones de pesetas cuando lo compró hace 15 años. En cuanto a la situación en la que se encuentran estas viviendas, la presidenta vecinal destacó que las dos de la calle Ter están en buen estado, incluso los habitantes hicieron algunas obras en una de ellas, aunque los otros dos se encuentran más desmejorados. Bien es cierto que toda esa zona ha ganado en los últimos años con la urbanización de todo el entorno, incluida la Facultad de Odontología. La construcción del aparcamiento del edificio universitario, de hecho, causó hace unos años unas grietas en alguna de las viviendas del conjunto de Renfe que fueron rehabilitadas en una intervención que costeó la propia Hispalense. Sin embargo, los pisos que ahora salen a subasta no fueron beneficiarios de estas mejoras. García destacó que cada vez se está incorporando más gente joven a esta zona con la compra de viviendas y su alquiler, bastante extendido en el barrio de la Renfe. “Hay mucha gente joven y estudiantes, aunque la mitad aproximadamente siguen siendo personas mayores. En cualquier caso, hay que destacar el buen ambiente y la tranquilidad que se respira aquí”, añadió. En la actualidad, asegura García, ADIF conserva 11 pisos, aunque siete siguen estando habitados por personas que en su momento decidieron no comprarlos y quedarse en ellos en régimen de alquiler. “Esta medida pretende poner en valor el patrimonio inmobiliario de la entidad que no forma parte sustancial e imprescindible para el desarrollo de la actividad de Adif, en el contexto del plan de racionalización de activos en el que trabaja la entidad”, informó por su parte el administrador de infraestructuras ferroviarias. Además de los cuatro pisos de la capital, ADIF ha sacado a subasta una parcela de 1.052 metros cuadrados que cuenta con una vivienda de 165 y un almacén de 95 construidos en la localidad sevillana de El Pedroso. El plazo de presentación de ofertas finalizará a las 11 horas del 15 de enero. El pliego de condiciones generales está a disposición de los interesados en las oficinas de la Delegación de Patrimonio y Urbanismo Sur, en la Estación de Santa Justa.

  • 1