domingo, 20 octubre 2019
08:56
, última actualización
Local

Cascada de dimisiones por la trama de corrupción del PP

El PP de Madrid vivió ayer un día turbulento a causa de la trama de corrupción Gürtel, en la que presuntamente están implicados dirigentes populares. Tras unos dimes y diretes sobre posibles dimisiones, finalmente dejarán sus cargos el alcalde y una edil de Boadilla...

el 15 sep 2009 / 22:24 h.

TAGS:

El PP de Madrid vivió ayer un día turbulento a causa de la trama de corrupción Gürtel, en la que presuntamente están implicados dirigentes populares. Tras unos dimes y diretes sobre posibles dimisiones, finalmente dejarán sus cargos el alcalde y una edil de Boadilla del Monte y dos cargos del Gobierno de Aguirre.

El alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, ayer por la mañana dijo de forma tajante: "No voy a poner el cargo a disposición de mi partido". Rodeado de sus concejales, sentenció: "No me voy a convertir en cabeza de turco de nadie. Por qué tengo que dimitir, si ni siquiera he sido citado como testigo o como imputado por el juez Baltasar Garzón".

Esta afirmación fue un pulso a su partido, ya que poco antes el líder popular, Mariano Rajoy, había anunciado su dimisión. Por la tarde la situación se encauzó, tras reunirse el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, con la Corporación de Boadilla, donde se acordó que el alcalde y su número dos, María Jesús Díaz, presentarán hoy oficialmente su dimisión. Díaz estaba llamada a sustituir a Panero, pero varios de sus compañeros se oponen a ello.

Poco antes, el consejero de Deportes en el Gobierno de Esperanza Aguirre, Alberto López Viejo, anunciaba que dejaba el cargo por aparecer su nombre en la trama como organizador de actos. Aguirre elogió "la generosidad" de su compañero, que de este modo quiere evitar que se fomente "una campaña de desprestigio contra el PP". También presentó su renuncia el gerente del Mercado Puerta de Toledo, ex alcalde de Majadahonda, Guillemo Ortega. Según el diario El País, hay conversaciones en las que se acusa a Ortega de pagar "facturas extrañas" de su empresa, Pasadena Viajes, cuando era regidor de Majadahonda. Para que esta trama no haga más daño al PP, Rajoy ordenó ayer una "exhaustiva" investigación interna sobre el caso e informó de que hace varios años tuvo conocimiento de un uso fraudulento del nombre del partido, aunque en aquel momento no lo estimó delictivo. Rajoy aclaró que los cinco detenidos por la trama no son militantes del PP y, por tanto, sus actuaciones no pueden manchar el nombre del partido. Admitió, sin embargo, que de los cinco arrestados alguno de ellos fue proveedor de servicios al PP, fundamentalmente en materia de agencia de viajes y organización de eventos, pero dijo que en 2003 el partido suspendió las contrataciones con las empresas implicadas en el caso para permitir que pudieran concursar otras sociedades y tras conocer que algunas personas utilizaban el nombre del PP sin permiso.

Respecto a la investigación de este caso de corrupción, Garzón recibió ayer 25 cajas con documentación y ordenadores intervenidos en la operación Gürtel . Además, tomó declaración a tres de los detenidos: Francisco Correa -responsable de Special Events-, Antoine Sánchez, administrador de la constructora Catalunya Nord Record y de Inversiones Kintamani, y Pablo Crespo Sabarís, secretario de Organización del PP de Galicia hasta 1999. La operación se desarrolla, además de en Boadilla, en Majadahonda, Valencia, Marbella (Málaga) y Sotogrande (Cádiz).

  • 1