viernes, 15 enero 2021
11:14
, última actualización
Deportes

Cita clave en el fin del mundo

Miles y miles de kilómetros y horas y horas de viaje separan Sevilla de Ventspils, una pequeña ciudad en el extremo norte de Letonia, pero hasta allí tuvo que irse ayer el Cajasol para disputar un partido clave para su futuro en la Eurochallenge e incómodo para su pelea de verdad: la ACB.

el 15 sep 2009 / 19:37 h.

Miles y miles de kilómetros y horas y horas de viaje separan Sevilla de Ventspils, una pequeña ciudad en el extremo norte de Letonia, pero hasta allí tuvo que irse ayer el Cajasol para disputar hoy un partido clave para su futuro en la Eurochallenge e incómodo para su pelea de verdad: la ACB.

Hundido como está en la última posición de la Liga española, con dos triunfos menos que los puestos de la salvación, la Eurochallenge parece un estorbo más que un aliciente para el Cajasol de Pedro Martínez. Y consideraciones deportivas aparte, un viaje de doce horas, con dos horas incluidas en autobús desde Riga a esa pequeña ciudad a la orilla del Mar Báltico, no contribuye precisamente a hacer más atractivo este partido ante el Basketbola Klubs Ventspils, en el que el conjunto sevillano se juega buena parte de sus opciones de alcanzar los octavos de final de la última competición europea.

Se trata de un duelo entre colistas. El Cajasol lo es en la ACB, mientras que el Ventspils lo es en el grupo A de la Eurochallenge. El equipo letón, tradicional campeón en su país hasta que irrumpieron el Barons-LMT y el ASK Riga (verdugo de los cajistas en la ronda previa de la Eurocup), parecía el rival de más renombre de los que le tocó en suerte, pero el BK ya no es lo que era. Primero fue apalizado por el Lieja en su cancha del Centro Olímpico (54-73) y después cayó con similar contundencia en la pista del Energa Czarni (91-75).

En condiciones normales, el Cajasol debería aprovechar este molesto viaje para recuperar un poco de su alicaído ánimo e integrar en los sistemas a sus dos últimos refuerzos, DeJuan Collins y Nik Caner-Medley, porque la debilidad de su oponente invita a ser optimistas por una vez, pero una cosa es la teoría y otra, la práctica. Sólo hay que recordar la última estancia del Caja en Letonia, adonde viajó hace apenas un mes para medirse al ASK y regresó con un doloroso 83-69 en contra. O su última comparecencia en la Eurochallenge, cuando no fue capaz de batir al Lieja ni jugando en San Pablo ni disfrutando de amplias ventajas.

Hay un factor más a favor del Cajasol en este trance europeo que el calendario (y la desaparición del Akasvayu Girona) ha puesto por delante al antiguo Caja: el Ventspils sólo cuenta con materia prima nacional porque sus dos extranjeros, el americano Brazelton y el griego Tsiakos, están lesionados. El peligro puede reducirse a Pavels Veselovs, su máximo anotador (12,5 puntos) y reboteador (5,5), y poco más. En la escuadra de Pedro Martínez, más de lo mismo: Pecile se ha quedado en Sevilla para restablecerse de su lesión, De Miguel es baja de larga duración y sólo falta por ver si la mejoría defensiva apuntada ante el Barça es una realidad o sólo un espejismo.

  • 1