viernes, 23 octubre 2020
07:20
, última actualización
Cofradías

Comienza la intervención sobre la Virgen del Rosario

El profesor Arquillo inicia hoy el programa de actuaciones sobre los titulares macarenos

el 17 jun 2012 / 19:32 h.

Con la retirada del culto de la Virgen del Rosario, la hermandad de la Macarena comienza hoy la secuencia de intervenciones de "mantenimiento" a que serán sometidas durante las próximas tres semanas sus imágenes titulares de manos del profesor Francisco Arquillo, el médico de la Esperanza y autor de la profunda restauración de la que fue objeto la Macarena en 1978.

El programa de intervenciones, aprobado por el cabildo general de hermanos el pasado mes de noviembre, se inicia hoy con la imagen de la titular gloriosa, continuará el próximo 25 con el Señor de la Sentencia, y una semana después, el 2 de julio, será la Macarena la que descienda de su camarín para ponerse en manos del profesor Arquillo.

Según las fuentes de la hermandad consultadas por este periódico, para cada una de tres intervenciones se ha programado una semana de duración, "aunque a medida que se termine la actuación sobre cada imagen se irán reponiendo al culto ya duren cuatro o cinco días".

Si en el año 1978 la restauración de la Esperanza se llevó a cabó en unas estancias que hoy corresponden a la tercera planta del museo macareno, en esta ocasión el hospital sagrado de los titulares macarenos se habilitará en el antecamarín de la Basílica, una estancia anterior al camarín donde se venera a la Macarena, separada de éste por un muro y una pequeña puerta y con una superficie de aproximadamente 20 metros cuadrados.

El profesor Arquillo estará auxiliado en estas tareas por un equipo compuesto de "cinco o seis personas", todas ellas "tituladas en la especialidad de Restauración", aclara el protagonista, quien sin embargo prefiere guardar cautela en torno a los detalles técnicos de cada intervención. "Lo importante es trabajar y hacer las cosas muy bien para que se pierdan esos miedos" que rodean a estas intervenciones.

Al igual que sucederá también en el mes de julio con el Señor del Gran Poder, una de las actuaciones fundamentales de la intervención sobre la Macarena será el cambio de sistema de articulación de los brazos, sustituyendo el de gozne o de galleta por el de rótula esférica, que permite mayor fijación. También se actuará sobre las manos de la Virgen, desgastadas por la devoción popular en los besamanos de diciembre. En este sentido, se atenuará un poco la oscuridad de la madera que se encuentra engrasada, pero no se perderá la huella de los besos de los fieles. Se subsanarán, asimismo, los pequeños deterioros que se originan a la hora de vestir a la imagen por los alfilerazos que suelen arañar la policromía de la parte oculta. La operación más delicada, sin embargo, consistirá en una pequeña limpieza controlada de su rostro para eliminar la suciedad acumulada.

  • 1