viernes, 27 noviembre 2020
07:11
, última actualización

Sevilla cede a Málaga el poder y pierde peso orgánico

Virginia Pérez, la número tres, y Patricia del Pozo representan a la provincia en la cúpula.

el 01 mar 2014 / 19:53 h.

Moreno con López Gabarro y Virginia Pérez. / José Manuel Vidal (EFE) Moreno con López Gabarro y Virginia Pérez. / José Manuel Vidal (EFE) «Sevilla sale bien del congreso, no muy bien, pero sí bien». Era la lectura de un alto dirigente del PP andaluz a la configuración de la nueva ejecutiva regional, donde el PP sevillano pierde el notable peso que acumulaba. Sevilla estará representada en la cúpula popular con la concejala de La Rinconada Virginia Pérez, que ostentará el tercer puesto, la vicesecretaría general. La provincia contará también con una vicesecretaría de área (Política Institucional, Estudios y Programas), que recaerá en Patricia del Pozo, diputada andaluza y mano derecha de Javier Arenas en su última etapa como presidente del PP-A. Sevilla, que ostentaba cinco de los ocho cargos de la anterior ejecutiva, se queda con dos de los 12 puestos de la nueva dirección. El nuevo líder del PP andaluz, el malagueño Juan Manuel Moreno Bonilla, ha querido respetar los equilibrios territoriales –ha creado ocho vicesecretarías, una por provincia– y ha intentado algo muy difícil: compensar a Sevilla, la organización que orgánicamente pierde más poder. A efectos prácticos, Sevilla ha entregado en este congreso extraordinario todo el poder que atesoraba desde que hace 19 meses Juan Ignacio Zoido fuera elegido presidente regional y se lo ha cedido a Málaga. En el congreso de julio de 2012, Zoido confió el número dos del partido a José Luis Sanz, alcalde de Tomares. Juntos han sido el tándem que ha llevado las riendas de la formación desde la marcha de Javier Arenas. En la cúpula popular estaban también Alberto Díaz, adjunto a la Presidencia, Alicia Martínez, vicesecretaria de Políticas Sociales y Acción Electoral, y Mario Bilbao, vicesecretario de Ideas, Programas y Formación. De los ocho primeros puestos de la ejecutiva de Zoido, Sevilla copaba cinco cargos. Las nuevas representantes sevillanas en la ejecutiva de Moreno Bonilla tienen perfiles distintos y han sido recomendadas por sectores diferentes. Mientras Virginia Pérez, exsecretaria de Organización del PP de Sevilla y mano derecha del presidente provincial, Juan Bueno, es un guiño claro a lo rural, Patricia del Pozo, que no es del círculo de Bueno, se mueve en otro ámbito. Del Pozo es parlamentaria autonómica y una persona políticamente muy vinculada a Javier Arenas. Aparentemente la organización sevillana se mostró ayer satisfecha por el reparto de cargos, pero en voz baja nadie oculta que han perdido fuelle en la nueva ejecutiva. Sí estaban muy contentos los concejales del Ayuntamiento de Sevilla y el equipo de gobierno de Zoido porque el alcalde, por fin, podrá dedicarse de lleno a la ciudad. Además de los cargos sevillanos, la ejecutiva regional la completan la secretaria general, Loles López, y el portavoz del partido, Elías Bendodo. Patricia Navarro será vicesecretaria de Organización y Electoral; Ana Mestre, vicesecretaria de Política Municipal; José Enrique Fernández de Moya, de Economía y Desarrollo Rural; Ana Vanesa García, de Política Social e Igualdad; David Toscano, de Acción Política; Miguel Ángel Torrico será vicesecretario de Empleo, Formación y Nuevas Tecnologías; y José Jesús Gázquez como vicesecretario de Universidad y Educación.

  • 1