sábado, 27 febrero 2021
10:57
, última actualización
Local

Contadores individuales para ahorrar agua

En Sevilla hay 47.000 viviendas con contadores individuales de agua. Pero aún faltan más de la mitad. Emasesa lleva varios años promoviendo la supresión de los contadores comunes de los bloques de vecinos, con un argumento cada vez más convincente: sólo así se puede acceder a las bonificaciones y ahorrar hasta un 25% en el consumo.

el 16 sep 2009 / 06:56 h.

TAGS:

En Sevilla hay 47.000 viviendas con contadores individuales de agua. Pero aún faltan más de la mitad. Emasesa lleva varios años promoviendo la supresión de los contadores comunes de los bloques de vecinos, con un argumento cada vez más convincente: sólo así se puede acceder a las bonificaciones y ahorrar hasta un 25% en el consumo.

En los primeros meses de este año casi un millar de viviendas formalizaron los trámites con Emasesa para individualizar sus contadores. La cifra representa un aumento de casi un 74% respecto al ejercicio anterior. Y lo que es aún más significativo, hay 1.390 hogares, de 98 comunidades de propietarios, en plenos trámites para acceder a las subvenciones y más de 4.000 vecinos -lo que supone un incremento del 12,8% respecto al ejercicio anterior- en conversaciones para instalar el sistema en los próximos meses. Este modelo de contadores permite, según Emasesa, además de un mayor control del gasto de agua, deshacerse de un sistema habitual en los edificios antiguos que provocar un mayor consumo y tiende más a sufrir averías como fugas que luego repercuten en las facturas. De hecho, una de las líneas de actuación para mejorar las condiciones de las familias con contratos de alquiler de renta antigua -indefinidos y con unas cuotas mensuales muy reducidas- es la individualización de los contadores de Emasesa. Pero sobre todo es la única forma para acceder a las bonificaciones, determinantes en el debate abierto sobre la revisión de las tarifas de la empresa, que puede tener como eje central las ayudas a personas con menos recursos y a quienes ahorren agua.

La empresa metropolitana tiene como objetivo incrementar sensiblemente en los próximos años la cifra de este tipo de contadores. Su plan de ayudas lleva ya varios ejercicios vigente, y anualmente se refuerzan las labores de sensibilización, según informaron desde Emasesa. En estos momentos, las comunidades pueden llegar a lograr financiar el 100% de la operación y se puede obtener un crédito que se abona después en las facturas del agua. Hay además subvenciones tanto para las obras de adaptación -según la envergadura de los trabajos-, bonificaciones a la contratación del nuevo servicio individualizado y operaciones gratuitas de sustitución de las acometidas, que llevarían a cabo los propios operarios de Emasesa.

La individualización de los contadores es una modificación esencial a la hora de acceder a las bonificaciones existentes en Emasesa para promover el ahorro de agua. En estos momentos, la empresa mantiene dos tipos de tarifas: por hogares y por personas residentes en cada vivienda. Esta segunda vía permite el acceso a una serie de reducciones en función del consumo de agua. Todo lo contrario ocurre en caso de un gasto desmedido: la empresa tiene tres bloques tarifarios, de forma que cuanta más agua se gaste por piso, se penaliza el coste del litro que se incrementa sensiblemente.

Para la instalación de estos sistemas, las comunidades de propietarios deben aprobarlo en una votación que cuente con el respaldo de tres quintas partes de los vecinos. A partir de ahí, se realiza la instalación con una conexión a la llave de paso y se instalan todos los contadores en una zona común del edificio.

Este sistema de ayudas cobra relevancia ante el debate sobre las tarifas de Emasesa. Poco antes del verano, los responsables municipales advirtieron de un posible incremento de los precios debido a la caída de los ingresos por la hostelería y a las inversiones que se llevan a cabo. El viernes, el consejero de Emasesa, Manuel Marchena, subrayó que en cualquier caso una posible revisión de las tarifas no afectará a las rentas más bajas, que tendrán compensaciones con bonificaciones y cuyas facturas no se verán incrementadas en 2010. Los contadores individuales son una vía esencial para acceder a estas ayudas.

  • 1