martes, 19 enero 2021
04:00
, última actualización
Deportes

Contra la maldición, amuleto

El Sevilla visita este miércoles un estadio poco propicio para sus intereses en la Copa del Rey, Mestalla, donde nunca ha ganado en el torneo del KO. Para lograrlo, acude con un amuleto de incalculable valor, Andrés Palop, que desde que dejó el Valencia no ha recibido ni un gol de su ex equipo.

el 15 sep 2009 / 21:25 h.

El Sevilla visita este miércoles un estadio poco propicio para sus intereses en la Copa del Rey, Mestalla, donde nunca ha ganado en el torneo del KO. Para lograrlo, acude con un amuleto de incalculable valor, Andrés Palop, que desde que dejó el Valencia no ha recibido ni un gol de su ex equipo.

Mañana se enfrentan en Mestalla dos argumentos estadísticos de peso, y para los supersticiosos la fortuna contra el gafe o viceversa. El Sevilla se jugará el pase a las semifinales de la Copa del Rey ante el Valencia, y el partido de ida lo afronta en Mestalla, un estadio que, si en la Liga no se le ha dado demasiado bien en su historia -nueve victorias, tres loradas en los últimos cuatro años, en 63 partidos-, en la Copa se le ha dado rematadamente mal. Tanto, que en esta competición el equipo nervionense no conoce la victoria en el feudo che. Hasta el momento, el Sevilla ha disputado 15 encuentros correspondientes a eliminatorias coperas en el estadio levantino (uno de ellos integrado en una liguilla en la Copa de 1928), y en ninguno de ellos logró alzarse con el triunfo.

Así pues, en números totales en esta competición, han sido 15 encuentros los que ha jugado el Sevilla en terreno valencianista, de los cuales no ha ganado ninguno, ha empatado cuatro y ha caído en 11 ocasiones. Los empates que logró el conjunto andaluz tuvieron lugar en las competiciones coperas de 1962 (2-2), 1981 (2-2) y 1988 (0-0), más la referida liguilla de 1928 (1-1).

El resto de encuentros se han saldado con triunfos del conjunto local, alguno de ellos por goleadas como en la Copa de 1930 (5-1), 1941 (8-1), 1945 (5-1), 1946 (7-0) ó 1955 (4-1).

El Valencia y el Sevilla vuelven a verse las caras en los cuartos de final del torneo. Hasta el momento, la historia arroja cuatro enfrentamientos entre los dos equipos en esa eliminatoria. En tres ocasiones pasó el Valencia a las semifinales y sólo el Sevilla pasó, en la Copa de 1955. El conjunto andaluz ganó por 5-1 en la ida y cayó por 4-1 en Mestalla.

El equipo blanquinegro llegó a las seminales tras apear al Sevilla en las Copas de 1941, 1945 y en la edición que se cruzaron en esta competición, en 1996 después de empatar a uno en el Sánchez Pizjuán y ganar por 2-0 en Mestalla.

Los números no son nada halagüeños para el equipo sevillista, viendo los precedentes, pero en ninguno de ellos defendía la portería sevillista Andrés Palop, que hoy por hoy es una garantía de éxito. Porque el meta, desde que dejó precisamente el Valencia en el verano de 2005, se ha convertido en una auténtica bestia negra de su ex equipo.

Para empezar, no conoce la derrota ante el Valencia con la camiseta sevillista. Sus seis enfrentamientos ante sus ex compañeros los ha saldado con un espectacular balance de cinco victorias y un empate. En concreto, ha ganado en Mestalla con su actual equipo en dos ocasiones (2005/06, 0-2, y 2007/08, 1-2). De hecho, estas dos ocasiones son las únicas en las que ha acudido a Valencia desde que dejó el club, porque en la temporada 2006/07, en la que el Sevilla de Juande perdió, el portero titular de aquel partido (2-0) fue David Cobeño.

No menos espectacular es su balance de goles encajados ante el equipo valenciano. En los seis encuentros ha recibido tan sólo uno, el de la temporada pasada (2007/08, 1-2). Fue Albiol en el tramo final del encuentro el que acabó con su imbatibilidad ante su ex equipo, aunque no con la victoria sevillista. Ahora sólo le queda extrapolar su racha en la Liga a la Copa, que mañana lo enfrenta con su ex equipo.

  • 1