viernes, 04 diciembre 2020
21:46
, última actualización
Cultura

Cuatro filmes que no debe pasar por alto

En la última jornada del certamen aún puede contemplar cuatro de sus mejores títulos: 'Les salauds', 'The police officer's wife', 'Pola X' y 'La jungla interior'.

el 15 nov 2013 / 23:30 h.

TAGS:

The Police Officer's WifeVaya por delante una advertencia:cualquiera de las cuatro películas que aquí les proponemos podría hacer que se le atraganten las palomitas. Todas plantean escenarios tan incómodos como subyugantes y ninguna se expresa como habitúan a hacerlo los blockbusters. Con las neuronas en modo operativo, prepárese para un menú –a su alcance, todas ellas conocerán hoy un último pase, entradas a tres euros– que no debe pasar por alto. Llegan aquilatadas además con el visto bueno de la plana mayor de la crítica europea.

La (sugerida) sesión arranca a las 16: 45 en la sala 3 del Cine Plaza de Armas. The police officer’s wife dura 175 minutos. Casi tres horas en las que, vaticinamos, sentirá odio y devoción por los fotogramas del alemán Philip Gröning, que hace unos años deslumbró con su documental El gran silencio, en donde parsimoniosamente la cámara seguía la cotidianidad de unos monjes cartujanos. La misma lentitud en la exhibición de los acontecimientos está presente aquí, una ficción en torno a una familia sin dobleces que se irá tornando en una pesadilla por mor del maltrato que papá ejerce sobre mamá, alcanzando cotas de un paroxismo insoportable. Cercana a la iconografía del también alemán Michael Haneke, el ambiente malsano que destila la producción la erigen en uno de los platos más fascinantes de cuantos ha propuesto este año el Festival de Cine de Sevilla.

Mucho mejor que la inane Una mujer en África que se habitúa a citar es la terrorífica Trouble every day, de la cineasta gala Claire Denis. A las 22.15 horas y en tres salas de Plaza de Armas se presenta Les Salauds, su nuevo trabajo. No es la obra maestra que algunos exegetas quieren vender, pero no hay duda de que se trata de una propuesta plenamente disfrutable gracias, entre otras cosas, a su indisimulado acercamiento al universo estético de David Lynch, se piensa en Mulholland Drive y Carretera perdida. Cinta oscura y plegada sobre si misma, llena de primeros planos que encierran claustrofóbicamente a sus personajes y con un París nocturno bellamente retratado, Bastardos –en su traducción al español– es, argumentalmente, un thriller pasional cuyo mayor interés reside en unas grandes interpretaciones –Chiara Mastroianni, Vincent Lindon–, una banda sonora electrónica y mesmerizante a cargo de Tindersticks y una estructura de guión que juega hábilmente al rompecabezas.

La sala 1 del Cine Alameda acoge a las 20.15 horas la proyección de La jungla interior, película de Juan Barrero que se adentra abrazando claves experimentalistas del cine arty en el frondoso universo de la pareja. Obra hipnótica, visualmente estimulante, es quizás la producción española de mayor interés de este año por cuanto que parece asumir con libertad el manifesto Dogma de Von Trier a lo largo de un metraje sexualmente explícito y singularmente autobiográfico; una experiencia catártica que sacude al espectador durante un visionado sólo parcialmente placentero.

De acuerdo que Pola X (1999) no es la soberbia Holy Motors (2012), pero recuperar en pantalla grande este título de Léos Carax deviene en oportunidad. A las 22.00 horas en la sala 3 del Cine Alameda puede uno asomarse a una de las películas francesas más bellas del siglo XX. Fracaso crítico y comercial que consagró a su autor como ‘cineasta de culto’, el filme, no apto para todos los paladares, es un intenso drama abisal que se descontrola en un final de auténtica locura cuyos fotogramas se graban a fuego en la retina.

  • 1