jueves, 19 septiembre 2019
22:47
, última actualización
Local

Dos sevillanos desaparecidos en un naufragio en la selva peruana

Pedro Luis y Javier García Mauricio, hermanos de 36 y 34 años de edad respectivamente, llevan desaparecidos en la selva amazónica desde el sábado pasado

el 22 ene 2015 / 12:43 h.

TAGS:

Pedro, de 36 años, en una foto de archivo facilitada por su familia. Pedro, de 36 años, en una foto de archivo facilitada por su familia. Los sevilllanos Pedro Luis y Javier García Mauricio, hermanos de 36 y 34 años de edad respectivamente, llevan desaparecidos en la selva amazónica desde el sábado pasado, cuando naufragó la barcaza en la que viajaban por el río Urubamba. Lo hacían en compañía de otras catorce personas, de las cuales siete han podido ser rescatadas mientras que el resto (entre ellas cuatro menores, incluido un bebé de un mes) están desaparecidas. Al parecer, un problema de sobrepeso de la embarcación habría podido ser la causa del siniestro. Son los dos únicos españoles de una tragedia que ha tenido como escenario un paraje complicado y peligroso de la selva peruana, a la altura de la comunidad indígena Centro Pucani, en la provincia de Atalaya. Es difícil acceder hasta el lugar y las comunicaciones son prácticamente imposibles. Marina García, hermana de los dos sevillanos que iban en el barco, dice aunque su padre “es más pesimista”, tanto ella como su madre mantienen la esperanza de verlos aparecer con vida. “Los dos son aventureros natos”, decía esta mañana a El Correo, “se han recorrido África y América, y están acostumbrados a las dificultades”. Javier García Mauricio, de 34 años. Javier García Mauricio, de 34 años. Cuenta Marina García que sus hermanos “llevaban dos años viviendo por allí. Estaban en Cuzco, pero querían ir a Ecuador porque habían oído que en Ecuador podía haber más oportunidades de trabajo. Y precisamente este viaje era para ir hasta allí”. Javier, el pequeño, es perito agrónomo y Pedro se dedica a la artesanía en toda clase de materiales, “es un manitas, como decimos nosotros”, comenta la hermana. La familia, afincada en Mairena del Aljarafe, había residido hasta el año pasado en el barrio de Los Remedios Mientras la familia aguarda noticias de los dos jóvenes, unos amigos afincados en Lima “están intentando desplazarse hasta la zona, pero el problema es que aquello es tan difícil que solo va una avioneta una vez por semana, y solo admite a veinte pasajeros, y como salía hoy estaban intentando a ver si al menos podían conseguir una de las plazas”. Según refería este fin de semana el diario peruano El Comercio, la embarcación se llamaba ‘Chacalito’ y se dirigía a Atalaya desde Sepahua. “Según la comisaría de Atalaya, la embarcación trasladaba, además de las personas, un tractor y piezas de madera, lo que habría provocado el accidente por el exceso de carga”, afirmaba el diario. Según testigos citados por este, “la fuerte corriente del río hizo que las ataduras se soltaran, lo que provocó que la embarcación se volteara y, posteriormente, se hundiera”. “El mayor PNP Manuel Barreto informó desde el día del accidente se han realizado labores de rescate, pero el fuerte oleaje y las lluvias dificultan la búsqueda. Se presume estarían dentro de la embarcación siniestrada, por lo cual se usaría buzos para continuar con el rescate”.

  • 1