sábado, 21 septiembre 2019
13:32
, última actualización
Local

El Año Santo Xacobeo 2010 llenará de peregrinos Castilblanco de los Arroyos

El municipio acogerá en marzo el Congreso Internacional del Camino de Santiago que no se celebra desde hace 20 años

el 24 ene 2010 / 19:41 h.

TAGS:

Indicador del Camino de Santiago en la avenida de España de Castilblanco.
Todos los caminos llevan a Santiago. También desde Sevilla, a través del trazado de la antigua calzada romana de la Vía de la Plata, más tarde conocida como el Camino Mozárabe. Castilblanco de los Arroyos tuvo un papel relevante como lugar de paso en esta etapa que dio lugar a la proliferación de numerosos mesones y un hospital para auxiliar a los caminantes.


En estos mesones sitúa Miguel de Cervantes la acción de su novela ejemplar Las dos doncellas: "Cinco leguas de la ciudad de Sevilla, está un lugar que se llama Castiblanco; y, en uno de muchos mesones que tiene, a la hora que anochecía, entró un caminante...". Mucho ha llovido desde el siglo XVI pero en sus calles aún se mantienen dos hitos: uno que da cuenta de su pasado, el Mesón del Agua, y otro de su futuro, con los caminantes que hoy en día desde diferentes lugares del mundo abordan la vía, de poco más de 1.000 kilómetros, para sentir los pasos que van desde la Catedral de Sevilla a los mismos pies del Apóstol en Compostela.

Esta recuperada parada en el camino compostelano se convertirá el próximo mes de marzo en sede del Congreso Internacional de los Caminos de Santiago que esta semana pasada ha sido presentada en el pabellón de Andalucía de Fitur y que hace casi 20 años que no tenía lugar.

Fruto del esfuerzo de asociaciones como Amigos del Camino de Santiago-Vía de la Plata y del compromiso de los ayuntamientos de las poblaciones por donde transcurre el camino, desde los noventa la vía está siendo recuperada del olvido y puesta en valor: se señaliza el itinerario con las características flechas amarillas, aparecen los primeros miliarios -instalados por la Diputación de Sevilla-, y empieza a ser reconocida por los propios sevillanos.

Cuando en 1998 el Ayuntamiento de Castilblanco construyó un albergue de peregrinos detrás de la Casa de la Sierra, pocos vecinos conocían su importancia como lugar de paso para los peregrinos a Santiago. Desde entonces los castilblanqueños se han acostumbrado a ver las cada vez más numerosas filas de peregrinos con todas las pertenencias sobre sus espaldas, que ya forman parte de la estampa cotidiana del municipio.

Los sevillanos Inma González y Juan Carlos Domínguez son dos peregrinos más que como tantos otros en este Año Santo Xacobeo esperan recibir la indulgencia plenaria. Lo hacen a pie, motivados por sus convicciones cristianas, aunque para ambos la vía tiene otros muchos ingredientes. "No sabíamos que podíamos hacer el camino desde Sevilla, hace unos meses estuvimos en Castilblanco haciendo una ruta de senderismo y nos topamos con un albergue de peregrinos; nos resultó curioso y a partir de ahí estuvimos buscando información hasta dar con Amigos del Camino de Santiago que nos informó, nos proporcionó la cartilla que nos acredita, y nos animó a hacerlo", explica Inmaculada desde el albergue tras haber recorrido junto a un grupo de amigos las dos primeras etapas que van desde Sevilla a Guillena y desde Guillena a Castilblanco. La siguiente, que se adentra aún más en la sierra y llega hasta Almadén de la Plata, la quieren hacer a caballo pero ahora volverán a casa, con los dos primeros sellos en su credencial. "Cuando tomemos las vacaciones avanzaremos hasta Santiago", aseguran.

La Xunta de Galicia ha reconocido la labor de la asociación de Amigos del Camino de Santiago de Sevilla con el premio nacional Elías Valiña 2009. Para los que siempre han tenido interés en hacer el Camino de Santiago, para los amantes del senderismo, de la naturaleza, del mundo rural, y del reto que supone embarcarse en una aventura que recorre la península ibérica de norte a sur, este año del Xacobeo 2010 se presenta como una oportunidad que no pueden dejar pasar.

  • 1