lunes, 25 enero 2021
08:03
, última actualización
Local

El cansancio físico causa la mayoría de accidentes laborales en el asfalto

El cansancio físico causa la mayoría de accidentes laborales en el asfalto

el 02 jul 2013 / 21:26 h.

TAGS:

El fiscal delegado de Seguridad Vial de Andalucía, Luis Carlos Rodríguez León. El fiscal delegado de Seguridad Vial de Andalucía, Luis Carlos Rodríguez León. El fiscal delegado de Seguridad Vial de Andalucía, Luis Carlos Rodríguez León, aseguró ayer que las causas más frecuentes de siniestralidad laboral con vehículo a motor son el cansancio, las distracciones y el estrés producido por el trabajo. “Después están las clásicas que afectan también a todos los conductores, como el exceso de velocidad y la ingesta de alcohol, además de otras sustancias que afectan a la conducción”, según señaló el fiscal. Rodríguez León realizó estas declaraciones en el curso Seguridad vial en el ámbito laboral, del que es coordinador y que se está celebrando en el marco de los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona, según informó la UPO en un comunicado. Así, comentó que la legislación española contempla medidas para prevenir este tipo de accidentes, como establecer sistemas de control a través de los tacógrafos, no conducir más que unas horas concretas, cumplir un tiempo obligatorio de descanso. “Otra cosa es que se cumplan o no se cumplan, se manipulen tacógrafos, que aparezca que está el vehículo parado cuando en realidad está en funcionamiento, la obligatoriedad de un segundo conductor para largos trayectos…”, indicó. Según estudios recientes de Froet y Croem, más del 83% de los camioneros conduce alguna vez bajo los efectos de la somnolencia y la mayoría lo hace todos los días casi dos horas en esta situación, lo que supone una cuarta parte de su jornada laboral, establecida en ocho horas. “Esto pone de manifesto que cuando se trata de conductores profesionales, normalmente de mercancías, de grandes distancias y demás, con unas jornadas diarias de trabajo excesivas y con bastante presión, el agotamiento físico al que se somete a estas personas con la falta de controles en cuanto a los tiempos de conducción, incrementa de forma exponencial el riesgo de sufrir un accidente, que puede afectar también al resto de usuarios”, según Rodríguez León. Hay que tener en cuenta que los accidentes con estos vehículos son graves, pues son especialmente y pueden ocasionar lesiones a muchas personas. Por otra parte, una estadística reciente del RACE, ratificada por la DGT, señalaba que en 2011 unos 60.000 trabajadores causaron baja laboral por accidente de tráfico. Esta cifra es muy importante, no sólo por lo que supone del perjuicio físico y personal del accidentado, sino por lo que supone desde un punto de vista laboral: horas de trabajo, costes para las empresas en las que trabajan, indemnizaciones de las compañías de seguros, bajas laborales, cubrir esa plaza con otro trabajador, los gastos de Seguridad Social… Económicamente supone una importante cantidad la que se genera con este tipo de accidentes. Y todavía es peor cuando la consecuencia es una incapacidad permanente, puntualiza Luis Carlos Rodríguez. “Esto es sólo la punta del iceberg de la cantidad de problemas que genera la conducción profesional, puesto que hay muchas personas que trabajan en la carretera, tanto fuera como dentro del núcleo urbano”, finalizó el fiscal.

  • 1