martes, 20 octubre 2020
16:39
, última actualización
Local

El conflicto de la Policía Local desploma la recogida de coches con la grúa de 90 a 10 diarios

El Sindicato Profesional Sppme critica la organización durante la Semana Santa y asegura que ni un solo día se dispuso de los agentes suficientes para blindar el Centro al tráfico.

el 11 abr 2012 / 20:37 h.

TAGS:

Policías regulando el acceso al Centro.

La huelga de bolis caídos que ha iniciado la Policía Local para protestar por la marcha atrás del Ayuntamiento en la reclasificación a la que se había comprometido con ellos el alcalde, Juan Ignacio Zoido, ha hecho caer en picado la retirada de coches con la grúa, que ha pasado de una media de 90 coches enviados al depósito cada día a los tan sólo 10 retirados ayer de la calle.

El colectivo ha decidido trabajar sólo lo imprescindible, lo que incluye llevarse menos coches mal aparcados y multar menos, al sentirse "muy dolidos" por el incumplimiento reiterado de los compromisos de Zoido con el sindicato mayoritario de la Policía Local, Sppme, como recordó ayer su secretario de Organización en Sevilla, Santiago Raposo.

La caída ha sido en picado desde el Miércoles Santo, tanto de la retirada de coches como de las multas. "De ingresar de 6.000 a 8.000 euros diarios se ha pasado a una media de 2.000 euros al día por la retirada de vehículos", precisó Raposo. Anoche la cifra de coches era de una decena, lo que repercute directamente en la caja municipal puesto que la grúa ha variado su contrato y cobra un canon anual, no en función de los vehículos que sólo puede retirar previa orden de un policía local.

Las protestas sindicales continuarán el próximo día 20 con una concentración en la Plaza Nueva y del martes al viernes de Feria, con protestas delante de la Caseta Municipal, según recordó Raposo durante una comparecencia en la que el Sppme cuestionó la organización del dispositivo para Semana Santa.

Según las quejas presentadas por policías al sindicato, ni una sola tarde fue posible blindar el Centro al tráfico porque ni una sola tarde el número de policías asignado a esta función era suficiente: si debía de haber cinco parejas, la tarde en que más hubo fueron tres. Esto significa que algunos de los habituales puntos de corte al tráfico -como la plaza Ponce de León, junto a Santa Catalina; o la del Duque- estuvieron sin policía durante toda una tarde o al menos parte de ella, lo que dio pie a anécdotas como que un turismo entrase hasta la plaza Cristo de Burgos mientras pasaban las cofradías, con la zona atestada de gente.

El Ayuntamiento insistió ayer a través de una nota de prensa en que la Semana Santa había transcurrido sin incidentes, como réplica a las denuncias sindicales, pero el Sppme recogió el guante: "No ha pasado nada porque ha llovido mucho y ha habido menos gente. Si no llega a llover se lía", precisó Raposo.

El sindicato también lamentó el desmantelamiento de los grupos especializados en la violencia de género y en las zonas comerciales del Centro, cuyos agentes fueron destinados a regular el tráfico o a controlar los pasos peatonales de la Carrera Oficial. Por este motivo se han recibido queja de comercios y asociaciones de vecinos del Centro.

Tampoco hubo ni una sola inspección alimentaria en puestos ambulantes o tiendas, en fechas tan propicias a que cualquiera monte un puesto de bocadillos, ya que no había policías para acompañar a los inspectores de Consumo y se negaron a prestar el servicio en solitario.

  • 1