viernes, 18 octubre 2019
15:25
, última actualización
Deportes

El cuarto en cuarenta años

Francisco Chaparro dio el pasado sábado un paso más, importante y significativo, en su idilio con la afición del Betis. Después de haber evitado dos descensos, ahora ha ganado en Nervión. Y no hay muchos que puedan presumir de ello desde el banquillo.

el 15 sep 2009 / 22:21 h.

Francisco Chaparro dio el pasado sábado un paso más, importante y significativo, en su idilio con la afición del Betis. Después de haber evitado dos descensos, ahora ha ganado en Nervión. Y no hay muchos que puedan presumir de ello desde el banquillo.

Lo primero que hizo Francisco Chaparro después de ganar en el campo del Sevilla fue dedicarle un corte de mangas a la afición nervionense. Luego, con las pulsaciones en su sitio y la tranquilidad por bandera, el trianero tuvo un comportamiento deportivo y caballeroso. El veterano entrenador no sacó pecho, todo lo contrario, se mostró agradecido a la afición y también a Manuel Ruiz de Lopera, que, se quiera o no, lo ha mantenido en el banquillo por más que lloviera en contra después de una racha muy negativa de juego y resultados.

Lo que capitaneó Chaparro el pasado sábado, fantásticamente escoltado por Mariano Suárez y Carmelo del Pozo, es algo de lo que muy pocos entrenadores del Betis pueden presumir. En concreto, en los últimos 40 años tan sólo habían sido tres los técnicos con la fortuna de haber ganado el derbi en el Sánchez Pizjuán. Desde que el conjunto verdiblanco se impusiera por 0-1 el 29 de diciembre de 1968 al Sevilla con gol de Quino (derbi en Segunda), en el nada despreciable intervalo de 40 años tan sólo tres entrenadores habían sido capaces de ganarle al Sevilla en Nervión.

El primero que lo hizo, en 1986, y por partida doble, fue un mito de la entidad, nada más y nada menos que Luis del Sol. Esta gran figura del fútbol mundial ya tuvo el honor como futbolista de comandar un equipo que ganó 2-4 en la inauguración oficial del Sánchez Pizjuán y como técnico del Betis rompió un gafe de cerca de 20 años. Ganó por 1-2 y 1-3 en los dos duelos que tuvieron lugar en la liga del play off 86/87.

El segundo en hacerlo fue otro entrenador de mucha menos historia en el Betis. Se trata de John Mortimore, un técnico inglés al que Gerardo Martínez Retamero le dio el mando del equipo cuando nadie lo esperaba. Lo cierto es que el británico, antes de ser destituido porque el Betis se iba a Segunda, se fue después de ganarle al Sevilla en Nervión y al Madrid de la Quinta del Buitre (2-1).

La irrupción de Serra. Llegó la etapa de Manuel Ruiz de Lopera al frente del Betis y con él, en la temporada 93/94, Lorenzo Serra Ferrer. Hasta el pasado sábado, el máximo accionista del Betis sólo había saboreado el triunfo ante el Sevilla con el mallorquín en el banquillo. Serra ganó en Nervión en la temporada 94/95 (0-1) y en la 96/97 (0-3).

Doce años después, Chaparro le dio una enorme alegría a los béticos y al propio máximo accionista al obtener los tres puntos en el coliseo de Nervión. El cuarto entrenador que lo consigue en 40 años es de Triana y tiene el sentimiento bético incrustado en el alma.

Antes, por el camino, se mostraron incapaces de ganar en Nervión gente como Ferenc Szusza, Rafael Iriondo, Luis Cid Carriega, Pedro Buenaventura, Antal Dunai, Marcel Domingo, Pepe Alzate, Eusebio Ríos, Cayetano Re, José Luis Romero, Carlos Timoteo Griguol, Fernando Vázquez, Juande Ramos, Víctor Fernández, Javier Irureta y Luis Fernández. Chaparro, después de dos derrotas en la pasada temporada, en la actual ha logrado un empate en Heliópolis con sabor a triunfo en verdiblanco y la victoria del sábado. Y el mayor reto que tiene el trianero es ganar la Liga con el Betis. Casi nada.

  • 1