miércoles, 27 enero 2021
17:10
, última actualización
Deportes

El estímulo para sellar el final de un año de luces y sombras

Tras sucumbir de forma cruel en Tarragona ante el Nástic de César Ferrando, el Sevilla Atlético recupera el pulso a la Liga.

el 15 sep 2009 / 20:07 h.

Tras sucumbir de forma cruel en Tarragona ante el Nástic de César Ferrando, el Sevilla Atlético recupera el pulso a la Liga. El cuadro de Fermín Galeote tratará de doblegar a la SD Eibar de Juan Carlos Pouso y huir de la plaza de colista.

El conjunto hispalense se ha conjurado para despedir el 2008 con dignidad. El filial sellará el epílogo a un ejercicio de luces y sombras ante un rival que, con su triunfo ante el Deportivo Alavés, ha abandonado las posiciones con pasaporte directo hacia Segunda División B.

El algabeño Fermín Galeote ha sido, sin ninguna duda, el protagonista anual. El técnico sevillista, ahora con la cuota de crédito reducida, optará por su esquema de gala para obtener el máximo botín. Con las ausencias de Pouga, Cabral e Igor, con gripe, y los lesionados Cala, Óscar Ramírez e Ismael confirmadas, el once tipo apenas variará con respecto al del duelo del Nou Estadi de Tarragona. La principal novedad será el regreso del lebrijano Cordero.

Mario Ruyales formará en la meta, mientras que Víctor Díaz y De la Bella ejercerán de referentes en los laterales. Con Gallardo y Bernardo de centrales, el doble pivote será para Cordero y Marc Valiente. Perotti, en la derecha, y Armenteros, en la zurda, actuarán en los interiores, y Hugo y Fali en ataque.

  • 1