lunes, 10 mayo 2021
23:06
, última actualización

El fiscal denuncia por maltrato a una residencia de religiosos de Dos Hermanas

El edificio es de los franciscanos de la Cruz Blanca y acoge a discapacitados. La Junta detectó durante una inspección ciertas irregularidades que denunció a la Fiscalía.

el 13 may 2010 / 17:24 h.

Central de la orden de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca en Dos Hermanas.

La Fiscalía de Sevilla ha interpuesto en los juzgados de Dos Hermanas dos denuncias a una residencia de Montequinto por un delito de trato degradante y malos tratos y otra por un delito contra la administración de justicia y coacciones. La residencia acoge a discapacitados gravemente afectados y es propiedad de los Franciscanos de la Cruz Blanca, la misma congregación de la que dos miembros han sido denunciados en Córdoba por supuestos abusos sexuales.

Según han confirmado fuentes de la Fiscalía de Sevilla, fue la Consejería de Igualdad y Bienestar Social la que denunció los hechos ante el ministerio público el pasado mes de diciembre, aclarando que nada tiene que ver con supuestos abusos sexuales. Fuentes de la citada consejería señalaron que las irregulares se detectaron durante una inspección realizada a la residencia, tras lo que decidieron poner los hechos en conocimiento del fiscal.

El ministerio público inició entonces una investigación y al comprobar que había indicios de delitos lo pasó a la Fiscalía de Dos Hermanas. Ésta continuó con la instrucción, en la que se le ha tomado declaración a diversas personas relacionadas con la residencia como imputadas, y ahora lo ha denunciado al Juzgado Decano de la localidad para que lo reparta a uno de los juzgados de instrucción, lo que aún no se ha llevado a cabo.

La denuncia se produce por dos supuestos delitos derivados de los hechos denunciados: un delito de trato degradante y malos tratos y otro contra la administración de justicia y coacciones. Las fuentes no han querido desvelar los motivos que han llevado a interponer una denuncia, aunque sí han dejado muy claro que no se trata de un caso de abusos sexuales.

Sin embargo, fuentes judiciales precisaron a la agencia Efe que los delitos denunciados por el ministerio público se refieren a trato vejatorio, insultos, bofetones, ahogadillas en la piscina y dejar sin comer, como castigo, a los internos. La Fiscalía de Sevilla tampoco ha querido desvelar el número exacto ni cargo de los denunciados hasta que el juzgado abra diligencias y lo notifique a los afectados por la denuncia.

Mientras, desde Igualdad y Bienestar Social puntualizaron que, además de esta denuncia, sobre la residencia pesa un expediente sancionador abierto por otros hechos distintos a los referidos en los tribunales. La inspección realizada a la casa también detectó una serie de irregularidades en el funcionamiento de la misma, lo que originó la apertura del citado expediente.

La casa, con el nombre Miguel de Mañara, se encuentra en el barrio de Montequinto y cuenta con 30 plazas concertadas con la Junta de Andalucía. La congregación tiene su central en Montequinto y cuenta con diversas residencias en España y Marruecos. En su web se pueden consultar algunas de sus actividades, la última en la Feria de Sevilla.

  • 1