martes, 23 febrero 2021
22:05
, última actualización

El gen que ama a la muñecas

Tres generaciones de una familia de Constantina exponen durante este fin de semana en la localidad serrana una amplia muestra sobre colección de muñecas antiguas, vírgenes elaboradas a partir de éstas y casas de muñecas

Samuel, Yolanda y María, creadores de la exposición. Samuel, Yolanda y María, creadores de la exposición. Al norte del territorio sevillano, donde el ambiente se torna serrano, hay por las fechas que nos ocupan una ineludible cita con la artesanía juguetera, con el arte de trazar artículos que antaño generaban la sonrisa del niño y que hoy son el reclamo perfecto para que los que ya crecieron lancen sus sueños a volar y recuperen ese cándido instante que todos guardamos. Tres generaciones de artistas y un mismo ámbito, las muñecas. María C. Lira, Yolanda Mangas y Samuel Denche son los protagonistas de esta estética y singular muestra, que expone el afán coleccionista de la abuela, María; las manualidades creadas por la hija, Yolanda y la innovación y particular estilo del nieto, Samuel. Gracias a ello, Constantina puede presumir de exponer durante todo este fin de semana, y hasta mañana lunes, un espacio dedicado a la Antigua Juguetería y a Miniaturas Devociones, así llamada esta exposición temporal que nos acerca a más de un centenar de muñecas antiguas, casa de muñecas artesanas y vírgenes elaboradas a partir de muñecas. Muñecas en su enésima potencia. Esta tradición de pasión por las muñecas de la saga familiar nace en la tienda de manualidades que Emilia y su hija Yolanda tenían en Madrid. Aunque oriundas de Constantina, residían en la capital de España, hasta que a finales del pasado siglo, hace unos quince años, Yolanda decidiera retornar a la patria chica, a plena Sierra Norte. Se cierra el negocio familiar, y las mujeres buscan aficiones que templen un espíritu activo. María apuesta por la colección de estos juguetes, y su hija, tras recibir el regalo de una casa de muñecas, empieza a crearlas manualmente, una artesana. Como profesora de manualidades y pintura, ya en Constantina, adquiere una inusitada afición a crear casas de muñecas, artículos que ella misma construye en madera y a los que añade, gracias a su destreza manual, todo tipo de complementos, mobiliario, confecciones y accesorios, hasta hacer de ellas auténticas obras de arte. Con el paso de los años, además de artesana, Yolanda se ha convertido en coleccionista de estas casas de muñecas. En poco tiempo de afición, ha conseguido hasta tres grandes casas de muñecas, escenarios, un palacio de fantasía, cajas de música y baúles, entre otros artículos de esta índole. Paralelamente, su madre, empieza a coleccionar muñecas, llegando a disponer más de 90 metros cuadrados repletos de ellas. «Tengo un marido que es un santo», relata risueña. Desde su retiro de Chiclana, María tiene hoy en día más de 450 muñecas en su colección particular, de las que un centenar de ellas han viajado estos días hasta Constantina para vertebrar la exposición que motiva estas líneas. «Las más apreciadas para mí son Mariquita Pérez y Gisela. Además soy amiga de la creadora de las muñecas Gisela, que se llama Carmen Cervera», puntualiza esta abnegada coleccionista que tiene como principal interés «la divulgación» de este arte. Y que bajo este motivo, se decidió por primera vez a exponer parte de su vasto surtido. «La exposición está funcionando muy bien, el visitante se sorprende, le recuerda a su infancia y se asombran de la calidad de las muñecas, aunque es cierto que las muñecas su valor no es en calidad de materiales, porque son de cartón piedra. El valor es su conservación, poderlas mostrar y lo que significan», tal y como manifiesta María. Samuel crea vírgenes a partir de antiguas muñecas. Samuel crea vírgenes a partir de antiguas muñecas. Una exposición que se fragua un día de convivencia familiar. Yolanda, animada por sus alumnas del taller de manualidades local, comenta en la familia tal posibilidad, al tiempo que le pide a su madre que participe en la muestra. El hijo, Samuel, también se añade y entre los tres consiguen poner en marcha un espacio expositivo colaborado por el Ayuntamiento de Constantina, a través de las áreas municipales de Cultura e Igualdad y Ciudadanía. Un viaje sentimental a la infancia de los mayores y una panorámica artística para todas las edades, así se califica a esta idea que tiene su tercera pata fundamental en el benjamín de la saga, Samuel Denche. A sus 17 años es heredero de la pasión por estos elementos que ha mamado de progenitora y abuela. A partir de las muñecas, este joven constantinero es capaz de conseguir crear auténticas vírgenes que imbrican con las motivaciones de sus dos antecesoras. «El ha conseguido diseñar sus propias vírgenes manualmente a través de algunas muñecas», afirma con claro orgullo materno Yolanda Mangas. De esta forma, ha continuado la senda de la tradición familiar. Esta exposición contó con un interesante acto inaugural, a través de una informativa sobre la Historia de la muñeca y las miniaturas a cargo de María y Yolanda. La muestra estará abierta al público hasta mañana lunes 30 de junio, en horario de 11.00 a 13.30 horas y de 18:30 a 21.30 horas, en la Sala de Exposiciones del Centro Cultural de Constantina.

  • 1