martes, 26 enero 2021
23:38
, última actualización
Economía

El Gobierno inyectará 8.000 millones a los ayuntamientos para inversión pública

No hay tiempo que perder para reactivar la economía y generar puestos de trabajo. Por ello, el Consejo de Ministros aprobará hoy un Real Decreto ley con una dotación de 11.000 millones de euros, con cargo a las cuentas de 2008, de los que los ayuntamientos serán los grandes beneficiarios al recibir 8.000 millones para inversión pública.

el 15 sep 2009 / 19:01 h.

No hay tiempo que perder para reactivar la economía y generar puestos de trabajo. Por ello, el Consejo de Ministros aprobará hoy un Real Decreto ley con una dotación de 11.000 millones de euros, con cargo a las cuentas de 2008, de los que los ayuntamientos serán los grandes beneficiarios al recibir 8.000 millones para inversión pública.

Es la medida estrella del nuevo paquete de medidas presentado ayer en el Congreso por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que contempla un crédito extraordinario de 11.000 millones de euros -que equivalen al 1,1% del PIB-, irá a cargo de los Presupuestos de 2008, y que pretende estimular la actividad hasta el punto de crear 300.000 puestos de trabajo en 2009.

El grueso de ese dinero irá directamente para los ayuntamientos, en concreto, 8.000 millones. Una cifra que supone duplicar la capacidad inversora de las entidades locales. Zapatero anunció la creación de un Fondo Extraordinario de Inversión Pública en el Ámbito Local, destinado a la realización de obras de nueva planificación y ejecución inmediata que sean de competencia local. Un fondo que será gestionado por el Ministerio de Administraciones Públicas y con el que se pretende generar en torno a 200.000 empleos, en buena medida, procedentes del reajuste del sector del ladrillo, según cálculos del Ejecutivo.

El fondo, según Zapatero, supondrá un impulso de primer orden a la inversión municipal y vendrá a mejorar las dotaciones de capital, en un momento en el que las corporaciones locales tienen un menor margen de actuación en este terreno. Para que este fondo sea efectivo se instrumentará un procedimiento de urgencia para la aprobación de la financiación, la licitación y el inicio de la ejecución de los proyectos. Así, los ayuntamientos con proyectos financiables podrán comenzar las obras el 11 de enero de 2009, y nunca más tarde del 13 de abril de ese mismo año.

Y es que una de las premisas es actuar con rapidez para que, tal y como recomienda la Comisión Europea (CE), las medidas tengan el efecto esperado. Concretamente, las obras a las que se destinará este fondo incluirán la construcción y rehabilitación de espacios urbanos, infraestructuras, edificios públicos, así como de equipamientos sociales, sanitarios, educativos o deportivos.

También estarán bajo ese paraguas los trabajos dirigidos a impulsar el ahorro y la eficiencia energética, así como las mejoras hídricas medioambientales en los núcleos de población. Asimismo, abarcará la instalación de tecnologías avanzadas de comunicaciones, la supresión de barreras arquitectónicas, la mejora de la seguridad vial o el desarrollo y promoción del turismo.

La asignación entre las distintas entidades locales se hará de acuerdo a la población total municipal, mientras que la correcta aplicación de estos fondos se someterá al control de la Intervención General de la Administración del Estado.

Según Zapatero, el Gobierno ha ido actuando "de acuerdo con la urgencia que requería la creciente gravedad de la situación y respondiendo a las circunstancias específicas de la economía". Así, recordó que ha adoptado hasta la fecha cerca de 80 medidas, que constituyen, a su juicio, un "arsenal inédito" frente a la crisis.

Este nuevo paquete de medidas, junto a los Presupuestos para 2009, viene a completar un plan de actuación global que avanzará en cuatro ejes: reducciones fiscales y ayudas a empresas y familias, medidas de fomento directo del empleo, apoyo al sistema financiero, y de modernización del modelo productivo.

IRPF. Entre las medidas fiscales, destacó el anticipo de la percepción de las deducciones para familias con menores rentas, de manera que las cantidades a desgravar en el IRPF de 2009 comenzarán a recibirlas mediante una rebaja mensual de las retenciones desde el principio del próximo año. La medida beneficiará, según dijo, a 3,5 millones de contribuyentes, que disfrutarán de un beneficio fiscal de más de 2.000 millones. "Esto puede suponer más de un 10% del pago de la hipoteca con pagos mensuales por debajo de 750 euros".

  • 1