sábado, 21 septiembre 2019
09:10
, última actualización
Economía

El Metro de Sevilla podría acabar en manos de un inversor malasio

FCC y Bankia negocian la venta en 2015 de Globalvía, con un 88% de la sociedad que explota el metropolitano, al fondo Khazanah Nasional Berhad.

el 23 dic 2014 / 23:20 h.

TAGS:

Línea 1 del Metro de Sevilla. / J.M.Paisano Línea 1 del Metro de Sevilla. / J.M.Paisano En marzo de este año el Metro de Sevilla cambió de manos y en 2015, seguramente, volverá a estrenar gestor, y esta vez podría ser un fondo estatal de Malasia. El 88,23 por ciento de la sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía es propiedad de la empresa Globalvía, que FCC y Bankia negocian vender al fondo Khazanah Nasional Berhad. La constructora y la entidad bancaria controlan al 50 por ciento cada una Globalvía que, junto con la Junta –con el 11,77 por ciento del accionariado– dirige la sociedad Metro de Sevilla desde que, en marzo, se hiciera con las participaciones de ACS, Sacyr, Gea 21 y CAF por 157 millones de euros. Así, FCC y Bankia han emprendido conversaciones «exclusivas» con este fondo, denominado Khazanah Nasional Berhad, según adelantó El Confidencial. Fuentes consultadas por Europa Press, además, indicaron que la negociación se encuentra en una fase inicial, con lo que su cierre tendrá lugar con toda probabilidad ya en el ejercicio 2015. Globalvía, constituida en 2007, cuenta con una cartera de 22 autopistas repartidas por España, Portugal, Irlanda, México, Costa Rica y Chile, siete líneas de metro y tranvías de Madrid y Barcelona, el aeropuerto de Santiago de Chile, dos hospitales, dos puertos comerciales y otros dos deportivos. Según fuentes consultadas, Globalvía está a la venta desde comienzos de este año. Dos fondos extranjeros, el mencionado de Malasia y otro chino, Ginkgo, presentaron sendas ofertas vinculantes para hacerse con Globalvía, si bien parece que el fondo estatal malasio obtuvo ventaja al lograr una negociación en exclusiva. Además, la operación suscitó inicialmente el interés de otras empresas, como Ferrovial, a través de su filial de concesiones Cintra, y el fondo canadiense Baluarte. La venta de Globalvía y de Realia, inmobiliaria que FCC y Bankia también controlan al 50 por ciento, son las dos únicas desinversiones que le quedan por cerrar al grupo constructor para culminar definitivamente el plan de reestructuración y ajuste que emprendió a comienzos del pasado año. En el caso de Bankia, con la venta de estas dos participaciones daría un paso más en el plan de desinversiones industriales que está obligada a acometer después de que hace unas semanas también vendiera su participación en Metrovacesa. Además, FCC y Bankia tienen en marcha la venta de Realia. Según El Confidencial, la venta definitiva de Globalvía todavía debe superar varias fases y podría tardar varios meses. Ahora, Khazanah realizará una due dilligence (auditoría interna) que se extenderá durante varias semanas para conocer el estado real de las concesiones.

  • 1