viernes, 18 octubre 2019
15:58
, última actualización
Local

El norte de la Sevilla Norte

La decisión del Ayuntamiento y la Junta de ejercer derechos públicos sobre la venta de inmuebles en la Sevilla Norte es una buena noticia a la que, sin embargo, creo que le falta finezza, al menos en los argumentos que se han transmitido. Es verdad que allí existe un gravísimo problema de vivienda...

el 15 sep 2009 / 22:20 h.

La decisión del Ayuntamiento y la Junta de ejercer derechos públicos sobre la venta de inmuebles en la Sevilla Norte es una buena noticia a la que, sin embargo, creo que le falta finezza, al menos en los argumentos que se han transmitido. Es verdad que allí existe un gravísimo problema de vivienda (y de infraestructuras, como parques o colegios) pero no lo es menos que se trata de operar en barrios de una gran carga histórica aunque lleven siglos de abandono. La Sevilla Norte es, sin duda, la Sevilla profunda que, primero, por el abandono y, ahora, por planes voluntariosos pero sin pulir, permanece anclada en el submundo de finales del XIX.

En el panorama europeo, sólo el Quatiere degli Spagnoli de Nápoles puede padecer una comparación con esas cuadrículas sevillanas, tanto en lo que concierne a su patrimonio como en su devenir desordenado, caótico, que hace esquina con la otra ciudad, la que consiguió ir del brazo de los tiempos y cambiar. Esa Sevilla mudéjar e imperial se hundió y se ensimismó. Es una bella durmiente a la que cada año despiertan de su somnolencia los días grandes de la Semana Santa y luego vuelve a dormirse hasta la primavera siguiente.

A la Sevilla Norte le hacen falta -evidentemente- medidas como éstas que se han tomado, pero sólo eso no la sacará de su sopor. Necesita una gran intervención; aún mayor, por sus dimensiones, que la que gozó la Judería de San Bartolomé. Reflotar esos barrios no puede hacerse únicamente con medidas racionales o higiénicas de primera necesidad; requiere que se los revitalice con instituciones llenas de vida, con iniciativas brillantes marcadas por una brújula distinta. Esos barrios necesitan, ante todo, volver a creer que fueron el mejor cahíz de España. El norte de la Sevilla Norte está en una brújula histórica, no historicista.

Antonio Zoido es escritor e historiador.

  • 1