miércoles, 02 diciembre 2020
01:51
, última actualización
Local

El PP frena los ajustes para evitar huelgas en Lipasam yTussam

Los trabajadores de la empresa de limpieza acordaron ayer desconvocar el paro que comenzaba hoy, tras alcanzar un preacuerdo con la dirección.

el 03 abr 2012 / 11:02 h.

TAGS:

Los trabajadores de Lipasam se manifestaron ante las puertas del Ayuntamiento el pasado mes de febrero.

No habrá huelga del servicio de limpieza. Un preacuerdo de la plantilla con la dirección de Lipasam, que obtuvo la aprobación de una amplia mayoría de los trabajadores, la evitó. Lo mismo parece que ocurrirá hoy con Tussam, cuyo comité amaga con un paro en Feria, donde las posturas entre sindicatos y empresa se acercaron ayer. En ambos casos el plan de ajuste aprobado por el Pleno se matizará, ya que el PP se ha visto obligado a frenarlo ante las amenazas de huelga en los citados servicios municipales. Eso sí, las aguas aún siguen movidas porque los trabajadores municipales anuncian movilizaciones. Un malestar que ayer se vio agravado después de el Ayuntamiento no se sentara a negociar las productividades.

El pago a proveedores incluya una serie de recortes, como la rebaja del 5% del salario, que ayer se dieron por descartado aplicarlos en Lipasam. Eso es, al menos, lo que recoge el preacuerdo firmado con el comité de empresa, pese a que los reajustes fueron aprobados en el Pleno y que, según un informe del interventor, son de obligado cumplimiento. En Tussam aún está en el aire si finalmente se llevarán a cabo estos reajustes o se optará por poner en marcha el plan de viabilidad elaborado por la empresa, como quiere el comité. Sin embargo, viendo lo que ocurrió ayer con Lipasam y en vista de que las posturas se han acercado mucho, se prevé que el final será muy parecido.

El PP reculó, lo que permitió que la plantilla desconvocase ayer la huelga, a escasas seis horas de su inicio, prevista hasta el Sábado Santo. El preacuerdo obtuvo el respaldo mayoritario de la asamblea de trabajadores con 724 votos a favor, 86 en contra y 6 nulos, tras dos votaciones convocadas a las 11 y a las 18 horas, según explicó el representante de UGT, Fernando de Castilla. Hoy, el comité hará oficial la desconvocatoria.

Hasta 2013. El documento que refrendaron ayer los trabajadores de Lipasam supone "la vigencia" del convenio colectivo durante todo el año "manteniendo los mismos conceptos salariales y sociales que teníamos a fecha 31 de diciembre de 2011". Esto quiere decir, que los sueldos no experimentarán un recorte del 5% durante este año, sino que se pospone la bajada a enero de 2013, momento en el que entrará en vigor el nuevo convenio colectivo que se comenzará a negociar a partir de ahora.

No obstante, el representante de CCOO, Antonio Bazo, aclaró que esta reducción salarial se aplicará "siempre y cuando no se consiga recortar de otras partidas los 3,3 millones de euros que hay que ahorrar según el plan". De hecho el documento, al que tuvo acceso este periódico, establece que ambas partes se comprometen, "en lo que queda de año", a estudiar y concretar "dónde se aplicará la reducción del 5% de gastos de personal".

En cuanto a la ampliación de la jornada semanal a 37,5 horas, empresa y comité acordaron no se pondrá en marcha hasta que "éstas sean de aplicación al resto de los trabajadores públicos del Ayuntamiento, así como para los organismos que dependen del mismo, según establece el plan de ajuste".

Además, el preacuerdo se compromete a que "la estructura de servicio, así como la de los talleres de Lipasam estarán incluidas en el modelo organizativo de la empresa, en la relación de puestos de trabajo (RPT) y en la definición de estos que la empresa hará durante 2012". Por último, la empresa también informará periódicamente "del cumplimiento del plan de ajuste en lo referente a inversiones y a los gastos que de las mismas se generen".

Por tanto, el conflicto laboral queda apaciguado por ahora, aunque no resuelto porque queda por solucionar el principal escollo, el convenio colectivo para 2013. Y es que los sindicatos no están de acuerdo con la propuesta de la empresa en ciertos capítulos, como el referente a vacaciones y permisos retribuidos, ya que para ellos supone "un retroceso de 26 años en cuanto a derechos adquiridos". Además, el resto de trabajadores municipales también están dispuestos a movilizarse, máxime cuando ayer el Ayuntamiento no se sentó a negociar sus productividades. El otro frente que hoy tendrá que aplacar el Consistorio es Tussam, cuyo comité de empresa se mostró dispuesto a convocar una huelga en Feria.

Sin embargo, todos estos acuerdos que ahora el PP está dispuesto a firmar podrían quedarse en papel mojado. El motivo es que el plan de ajuste fue aprobado por el Pleno municipal y, por tanto, el acuerdo fue elevado por el interventor municipal ante el Ministerio de Hacienda que podría obligar a su ejecución.

Según consta en el informe del interventor, el plan de ajuste "es de obligado cumplimiento" tras su aprobación en el Pleno. Es más, éste debe ahora informar cada tres meses al Ministerio de Hacienda sobre la evolución de la aplicación de estas medidas de recortes. De ahí, que pueda exigir al Ayuntamiento su puesta en marcha. Además, éstas también tendrán que ser asumidas por las empresas municipales, que deberán dar cuentas al interventor.

El plan de ajuste del gobierno municipal tenía previsto ahorrar con la bajada del 5% en los salarios tres millones de euros en Tussam y otros 3,3 millones de euros en Lipasam, durante este año. Asimismo, la ampliación de la jornada laboral en media hora diaria, 37,5 horas semanales, supondría un ahorro de 33.000 euros mensuales en la empresa de limpieza (400.000 en 2012); mientras que en Tussam no se aplicaría hasta abril de 2013, año en el que se pretendía rebajar los costes en 4,8 millones de euros, y en 5,2 millones al año siguiente. En la Gerencia de Urbanismo, en cambio, no se aplicaría hasta 2014, por lo que, tras el preacuerdo con Lipasam, habrá que ver cuándo se pondrá en marcha.


  • 1