sábado, 26 septiembre 2020
04:00
, última actualización
Local

El Sevilla recibirá al Rayo mermado de jugadores y de moral

el 03 may 2012 / 11:23 h.

TAGS:

El Sevilla afrontará el duelo de la penúltima jornada frente al Rayo Vallecano, en el que apurará sus débiles opciones de clasificarse para la Liga Europa, mermado por la ausencia de jugadores, debido a lesiones y sanciones, y también de moral tras caer ante el Betis (1-2) en el derbi del Sánchez Pizjuán.

El técnico del equipo, José Miguel González 'Míchel', no podrá contar para recibir al conjunto madrileño, que llegará a Sevilla metido de lleno en la lucha por la permanencia, con el delantero Álvaro Negredo ni con el centrocampista chileno Gary Medel, quienes serán sancionados tras el derbi hispalense.

Negredo, máximo goleador del equipo con trece tantos, vio su quinta tarjeta amarilla en la Liga, mientras que Medel fue expulsado por doble amonestación en la prolongación del partido.

Además, el delantero jiennense Manu del Moral, segundo máximo goleador del Sevilla con diez tantos, tiene complicado jugar el sábado al salir del partido con una lesión en el gemelo derecho que le llevó a pedir el cambio a pocos minutos de la conclusión.

Otro delantero de la plantilla, el malí Frederic Kanouté, tiene también difícil estar apto para recibir al Rayo al no encontrarse completamente restablecido de la rotura en el bíceps femoral derecho que se produjo a comienzos de abril en el estadio San Mamés ante el Athletic Club.

El central bosnio Emir Spahic sigue sin recuperarse al cien por cien de una dolencia muscular que le tiene ya de baja varias semanas, mientras que otro central, el francés Julien Escudé, y el extremo argentino Diego Perotti aún se recuperan de lesiones de larga duración.

A esta merma deportiva se unirá el sábado en el Sánchez Pizjuán la débil moral de un equipo que tenía a principios de campaña el objetivo de entrar en puestos de la Liga de Campeones de Europa.

El Sevilla, no obstante, tiene aún posibilidades matemáticas, aunque remotas, de clasificarse para la segunda competición continental, aunque, como reconoció el propio Míchel tras la derrota ante el Betis, los diez días de competición que restan  -Rayo y la visita al Espanyol- "se harán muy largos".

  • 1