jueves, 26 noviembre 2020
22:57
, última actualización
Deportes

'El temor de que pase lo de Génova existe'

El entrenador del Sevilla, Manolo Jiménez, comentó que el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey de ante el Deportivo de La Coruña "es una final" para el cuadro nervionense que, pese al 2-1 que lleva de la ida, no debe relajarse en absoluto.

el 15 sep 2009 / 21:06 h.

El entrenador del Sevilla, Manolo Jiménez, comentó que el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey ante el Deportivo de La Coruña "es una final" para el cuadro nervionense que, pese al 2-1 que lleva de la ida, no debe relajarse en absoluto.

Y es que Jiménez es consciente de la importancia que tiene este choque para el club blanquirrojo. "La presión la tendremos siempre, porque queremos ganar, pero esta competición es distinta a la Liga, donde estamos logrando mucha regularidad. Es una final y tenemos que estar por todos los medios muy concentrados porque de ganarle al Deportivo serían tres victorias consecutivas", dijo.

No en vano, el Sevilla ya tiene el precedente de haber sido eliminado en UEFA por la Sampdoria, un adversario que no partía como favorito. "El temor de que pase lo de Génova existe, porque es algo que puede ocurrir en un partido: que no juegues bien, pero que no merezcas perder y pierdas. Vamos a intentar hacer las cosas bien y tendremos muchas más opciones de seguir adelante", advirtió.

Con todo, el de Arahal aseguró que no teme que sus pupilos caigan en confianzas prematuras, con ese gol de ventaja que tienen, y que ello redunde en beneficio del Deportivo. "El exceso de confianza lo tuvimos en los últimos minutos del partido de ida, pero la eliminatoria no está como para relajarse sino para finiquitarla lo antes que podamos", recalcó.

Además, no tuvo dudas sobre su respuesta al ser consultado sobre si caer mañana supondría un fracaso para él. "Sería un fracaso si jugamos como hicimos en Italia, pero si jugamos como en la ida no sería un fracaso, sino una decepción", aseveró.

De cualquier manera, recordó que el Sevilla no es un equipo que sepa salir a defender un resultado. "Nuestra intención es dominar al Deportivo. Quiero que, sea cual sea el rival, el Sevilla sea el equipo osado y valiente. Lo que queremos es un toma y daca y un cuerpo a cuerpo, porque somos buenos, y hay pocos equipos superiores al Sevilla. En el cuerpo a cuerpo tenemos muchas posibilidades de ganar", opinó.

Por supuesto, Jiménez no se olvidó de elogiar especialmente a un Kanouté que fue determinante el pasado sábado para que los sevillistas ganaran 1-3 en Riazor. "Para mí es una tranquilidad poder contar no solo con Kanouté, sino con todos los efectivos. Afortunadamente vamos recuperando efectivos", explicó, aunque lamentó no haber podido hacerlo antes.

"Pero eso --continuó el entrenador-- ya es pasado y tenemos que mirar hacia adelante y saber que tenemos unos magníficos jugadores, con una ambición increíble y desde aquí quiero hacer público lo contento que estoy con el equipo", sentenció.

En lo meramente personal, Jiménez no se deja influir por las críticas ni tampoco por los elogios que le puedan llegar, ahora que el Sevilla parece estar de nuevo en un momento favorable.

"Soy consciente de lo que me autoexijo que está muy por encima de lo que me pueda pedir cualquiera, hasta el mismo presidente. Soy consciente de que, en el ámbito del entrenador, en el día a día se está pendiente sólo de los resultados y nada más. Los entrenadores dejan de ser buenos o malos dependiendo de los resultados pero cada mañana, me levanto con ganas de hacer las cosas bien para seguir creciendo el equipo y yo", espetó.

Para terminar, Jiménez aludió al caso de Mosquera, que sigue sin entrar en convocatoria. "Se le está buscando una salida, hay un plazo de inscripciones, pero es un tema que maneja Monchi y técnicamente, a día de hoy, decido que no está en condiciones. Se le buscará una solución y, si no, será un jugador más del Sevilla", apuntó el preparador quien, pese a ello, agregó que da por seguro que "habrá remedio" por el club para cubrir la posible marcha del colombiano.

  • 1