jueves, 27 febrero 2020
14:11
, última actualización
Local

Empresas de Cartuja piden quitar el mercadillo del Charco de la Pava

Consideran que empaña la imagen del recinto tecnológico y urgen actuar para adecentar los aparcamientos

el 14 oct 2012 / 20:06 h.

TAGS:

En la imagen, afluencia de comerciantes ambulantes y consumidores al popular mercadillo sevillano del Charco de la Pava.

Los empresarios del parque científico y tecnológico Cartuja han solicitado al Ayuntamiento eliminar el mercadillo que, cada fin de semana, se levanta sobre el Charco de la Pava, al considerar que daña la imagen del recinto económico porque, en lugar de parecer la entrada a una de las zonas más prósperas de la capital, traslada la impresión exterior de estar ante una "de las más degradadas".

En el Círculo de Empresarios, presidido actualmente por Beltrán Calvo, crece la preocupación por la dejadez de estos terrenos, en especial por el mal asfaltado y la suciedad, y ésta se incrementa el fin de semana con los populares mercadillos. Siempre habían mostrado su preocupación, pero en el listado de demandas trasladadas al Consistorio hablan directamente de "eliminarlos", según consta en el acta de la reunión mantenida el pasado junio.

Y máxime ahora si se tiene en cuenta que el Gobierno local proyecta la implantación de una zona azul en Cartuja, una decisión que aumentará la necesidad de los empleados del parque de aparcar sus coches fuera del mismo, a lo largo de los terrenos para esta finalidad disponibles en la avenida Carlos III. En concreto, en el recinto empresarial habría dos fases para la zona azul. En la primera se prevé 1.239 plazas de zona verde, 2.100 en la banda oeste para abonados y un parking disuasorio en la Barqueta con 1.500 plazas. Y en la segunda fase se ofertarían 1.344 plazas de zona verde, así como la ampliación a 3.000 de las plazas para abonados y más parking exteriores con 4.598 plazas -habría lanzaderas-.

En este sentido, las compañías asentadas en Cartuja consideran que los aparcamientos de Carlos III deberían ser efectivamente los aparcamientos del parque y ahora no lo son dado que no están adecentados y presentan deficiencias de señalización para el tráfico, además de las dificultades para cruzar Carlos III y pasar hacia el recinto tecnológico.

Desde el Círculo de Empresarios creen que si los aparcamientos estuvieran en mejores condiciones, a los empleados no les importaría andar "10 minutos" para acudir a sus puestos de trabajo y así se reduciría la presencia de coches en doble fila dentro de Cartuja.
Es más, cuando se instaure la zona azul, el control se reforzará, y el temor, pues, a las multas llevará a trabajadores y visitantes a buscar aparcamientos más allá del recinto. De ahí la necesidad, por tanto, de que se actúe sobre el terreno, teniendo en cuenta que no se exigirían grandes desembolsos por parte del Ayuntamiento.

Aunque la falta de limpieza es general en el entorno, se hace especialmente evidente en las traseras del nuevo apeadero ferroviario.

  • 1