martes, 19 enero 2021
09:38
, última actualización
Local

Enfrentamientos entre PP y PSOE por la moción de censura en Pinto

La moción de censura presentada ayer por el PSOE, IU y el grupo independiente de Pinto para arrebatar la Alcaldía a la popular Miriam Rabaneda concluyó con duros enfrentamientos entre unos y otros.

el 15 sep 2009 / 20:16 h.

TAGS:

La moción de censura presentada ayer por el PSOE, IU y el grupo independiente de Pinto para arrebatar la Alcaldía a la popular Miriam Rabaneda concluyó con duros enfrentamientos entre seguidores de unos y otros. Además, el coche del secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, fue zarandeado y golpeado tras el Pleno.

El Pleno del Ayuntamiento de Pinto votó ayer a favor de la salida de la Alcaldía de Rabaneda, gracias a la moción de censura presentada por los nueve concejales del PSOE, el edil de IU, Carlos Penit; y el concejal Reyes Maestre, del independiente Juntos por Pinto (JpP), lo que permitió designar como nuevo regidor al socialista Juan José Martín. La sesión estuvo marcada por los altercados, amenazas y las interrupciones.

Una hora antes del inicio, los partidarios de uno y otro bando ya abarrotaban el salón de plenos, en un número cercano a los 300, entre los que había dentro y fuera de la sala. Desde un primer momento, el dispositivo policial se tuvo que emplear a fondo para separar a dos grupos que se increpaban mutuamente.

Los primeros gritos subidos de tono se dirigieron contra el concejal de JpP que hizo prosperar la moción, Reyes Maestre, cuando éste se asomó al salón desde la cabina de sonido y recibió insultos de "Judas" y "traidor". Durante el Pleno llegó incluso a recibir amenazas de muerte.

Hasta Pinto se desplazó el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, quien fue increpado y abucheado hasta en tres ocasiones, una de ellas, nada más hacer su aparición en el salón plenario del ayuntamiento.

Por parte del PP, el secretario general del PP y consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ocupó otra de las primeras filas, junto a miembros de la Comunidad de Madrid y el alcalde de Móstoles, Esteban Parro. Otra de las asistentes fue la directora de Juventud de la Comunidad, Guadalupe Bragado, ex alcaldesa de Leganés tras la moción de censura que firmaron, al principio de legislatura, PSOE e IU, para apartarla del Gobierno. "Hemos venido a dar nuestro apoyo", declaró a Europa Press. Aunque los abucheos se centraron en los tres grupos que presentaron la moción de censura, Rabaneda también sufrió los abucheos y las descalificaciones.

Petición de dimisiones. A la salida del Ayuntamiento, y con unas 500 personas en la plaza de la Constitución, el secretario general de los socialistas madrileños -que instantes antes había pedido la dimisión de su homónimo en el PP, Francisco Granados, por considerarle "director" de los altercados- se enfrentó a un último mal trago. Varias personas le increparon y llegaron a zarandear y a golpear en los cristales. La actuación policial evitó males mayores.

  • 1