lunes, 30 marzo 2020
06:00
, última actualización
Local

Espadas: “Zoido finalizará su mandato sin un solo proyecto de calado en Sevilla”

El portavoz municipal del PSOE niega que sea cierto que Zoido haya cumplido con el 60% de su programa electoral y lamenta que en cuestiones de empleo el alcalde "se conforme con el que crean dos teleoperadoras".

el 13 jul 2013 / 23:22 h.

TAGS:

Espadas, apoyado en una esquina de la casa consistorial / J.M.Paisano (Atese) Espadas, apoyado en una esquina de la casa consistorial / J.M.Paisano (Atese) A Juan Espadas se le empieza a borrar esa cara de niño bueno con la que llegó a la Plaza Nueva. Ya no es el novato que pedía casi con un por favor por delante el apoyo de la mayoría del PP para sacar adelante sus propuestas. Ha sido traspasar el ecuador del mandato de Zoido para que el líder socialista se desquite con un discurso más guerrillero, donde no hay respuesta sin puya a la actual gestión, como un calentamiento previo al Debate sobre el Estado de la Ciudad. Espadas alza la voz y entra en todos los charcos, incluso en los que vienen del anterior mandato, como la reciente detención del exalto cargo Enrique Castaño. –Habla muchas veces como si fuera un profesor. Sea sincero, ¿qué nota le pondría al alcalde? –No soy dado a poner notas, porque creo que la deben poner los ciudadanos y se entiende que la oposición le suspenderá. Más que una nota, Zoido ha suspendido en sus expectativas. El éxito o fracaso de un político se mide en si ha cumplido su programa electoral y su capacidad de respuesta a los problemas de la ciudad. Y no ha estado a la altura. Pongo como ejemplo dos problemas, el empleo y la vivienda, que se han agravado desde que Zoido es alcalde. –De todos modos, el problema del desempleo viene de lejos. –Desde que está Zoido son 12.000 parados más y su respuesta se ha limitado a que no es competencia suya. No decía lo mismo en su programa electoral, donde se comprometía a buscar soluciones e impulsar nuevas iniciativas. Ahora no sólo se niega a ser el protagonista sino que no ha tomado ninguna decisión propia como Ayuntamiento para resolver esta lacra. Fíjese, en dos distritos, Cerro Amate y Sevilla Este, se acumulan 31.000 desempleados, más que en capitales de provincia como Huelva. Y pasa mientras el alcalde espera de brazos cruzados a que la situación económica se arregle sola o a que la Junta venga a resolver las iniciativas de empleo de la ciudad. Esa pasividad es preocupante. –¿Confía en que ese plan de empleo municipal, que tanto ha reclamado, se lleve a cabo? –Hasta 5 veces lo hemos intentado en plenos y ha sido imposible. Además, viene acompañado por un incumplimiento flagrante de Zoido. El alcalde prometió en el último Debate sobre el Estado de la Ciudad, hace un año, un plan de empleo del que nada más se supo. Sólo hablan de empleo para confrontar con la Junta y decir que se bloquean proyectos sin ultimar como la Gavidia. Pero no muestran su ineficacia. Sólo han anunciado nuevos empleos con dos teleoperadoras y una fue un bluf. Es triste que el alcalde vaya a la Ciudad de la Imagen y se conforme con hablar de la apertura de un McDonald’s. Esperaba mucho más. –Zoido no se equivoca cuando dice que no es su competencia. –Pero cómo puede ser que se definiera como alcalde del empleo y ahora hable de competencias. Ni siquiera ha adoptado iniciativas de apoyo a emprendedores como incentivos fiscales. El último plan de empleo incluía eso y Zoido dijo que lo estudiaría, pero se guardó en un cajón. Hay incapacidad, incompetencia y pasividad. –¿Será suficiente el plan de empleo de la Junta de Andalucía? –Fíjese, otro ejemplo de pasividad. Cuando la Junta anuncia un plan de empleo en todos los municipios de Andalucía, Zoido no hace otra cosa que esperar al último día, no para entregar una propuesta pormenorizada, sino con una solicitud. Hay ayuntamientos del PP que publican las bases y el plazo de solicitudes en la web. El Ayuntamiento de Sevilla ni informa a los distritos. Zoido ha pasado a ser el alcalde de empleo al alcalde del paro. Sólo se encoge de hombros. –Con tal crítica en empleo, ¿insiste en la dimisión de Serrano? –Sí, pero no tanto por su incapacidad en materia de economía y empleo, sino por destruir todas las empresas municipales que servían de impulso a la actividad económica, formación y captación de fondos europeos. No se puede cargar Sevilla Global o retrasar de manera deliberada la puesta en marcha de los programas de empleo cofinanciados con la Junta. Gregorio Serrano está dedicado en exclusiva a las Fiestas Mayores de la ciudad y, a veces, al Turismo. –Lleva semanas solicitando una remodelación del Gobierno municipal, ¿qué más tocaría? –Haría falta un cambio en Urbanismo, que es una muestra de que Zoido no tiene proyecto de ciudad. Tras criticar hasta la saciedad hitos del PGOU, ahora los defiende con la boca chica al hablar de la marca Sevilla. Le ha pasado con Fibes y con las setas. No tiene un plan alternativo de movilidad y ordenación urbanística. A eso se suma la disolución progresiva de Emvisesa, donde no hay ni un plan de vivienda enfocado a la rehabilitación y el parque social. No puede ser que haya 300 viviendas vacías y 17.000 demandantes sin saber si serán propietarios o arrendatarios. –¿No ve como modelo de ciudad el nuevo plan de aparcamientos? –Se quedó en un anuncio del que no se ha avanzado más. El plan de aparcamientos fue una asignatura pendiente del anterior mandato. Pero Zoido está demostrando que tampoco puede poner en marcha el suyo. Hace un estudio donde no se identifica como prioritario el parking de la Alameda, pero se convierte en el elemento estrella pese al rechazo vecinal. Luego está el aparcamiento de San Martín de Porres, que es el más avanzado y no tiene ubicación. Y el parking de El Cid se engloba en ese agujero negro de la indefinición que es El Prado para el señor Zoido. Ahí debe decidir si cabe su Ciudad de la Justicia, qué hará con la estación de autobuses o si finalmente hará ese Hyde Park que prometió entre el Lope de Vega y el parque de María Luisa. Y en medio, un parking que tiene la opinión desfavorable de la Junta. –¿No cree que se vaya a construir ninguno de esos parkings? –Es más, estoy convencido de que Zoido no va a terminar ni una sola obra importante en la ciudad en lo que queda de mandato. –Zoido siempre podrá quejarse por el bloqueo de La Gavidia. –[Sonríe] Si lo dice por un proyecto como la Gavidia que está igual que cuando llegó, le pido a Zoido que me diga qué tipo de lubricante usa, porque de desbloquear poco. –Al hablar tanto de Urbanismo, ¿pide la cabeza del delegado? –El problema no es Maximiliano Vílchez, sino Zoido. Tiene claro que cuanta menos intervención, menos críticas recibirá. Ya le recomendó Soledad Becerril eso de obras poquitas, ciudad limpia y macetones. Eso se justifica con el menor volumen de recursos, pero en el ADN del PP está tocar poco la ciudad. El problema es que se contradice con lo que se prometió a los sevillanos en el programa. Nos parece una estafa electoral. –El PP defiende que ha cumplido más del 60% de su programa. –No he escuchado una mentira más gorda en estos dos años. –Ese mismo porcentaje seguro que se lo repetirán en el Debate sobre el Estado de la Ciudad. –Pero no corresponde con la realidad. El problema de Zoido es que llegó a afirmar que si no cumplía al menos el 50% de su programa se iría. Ahora intenta justificarse. Le aseguro que de ese programa, que ha desaparecido de la red, no está cumplido ni de lejos el 30%. –¿Tocará en el debate la polémica del sobresueldo de Zoido? –Se hablará de transparencia y ahí entra explicar por qué se ocultó la segunda retribución. Pero también queda por saber por qué no llegan a los juzgados los contratos de los talleres de distritos tras un año de espera, por qué sigue sin saberse nada del expolio de Detea o en qué situación están la VPO del concejal Juan García Camacho y la liquidación de Sevilla Global. –¿Cómo cree que el ciudadano se toma este caso y otros, que están en los juzgados, como la detención de Enrique Castaño? –Con una indignación que comparto. Hay gente que lleva mucho tiempo trabajando en lo público y no se merece estar en el mismo saco que una parte que haya podido actuar de manera irregular. Hay que extremar los controles sobre los que toman decisiones en contratación pública. Emprender una lucha similar a la del dopaje en el ciclismo, pero antes, durante y después de que dejen su función pública. Y después está la Justicia que, aunque tarde, pone a cada uno en su sitio de manera inapelable, confiando en que sea dura con el que haya metido la mano. –El escándalo viene de la época de Monteseirín, ¿el PSOE municipal no queda marcado? –Delinquen las personas, no los partidos políticos. –A Castaño lo designó el PSOE. –Los partidos son organizaciones. En los procesos judiciales se depuran responsabilidades personales. Me niego a que actuaciones que se pueda demostrar que han sido delitos de personas signifiquen tirar por la borda el trabajo honesto de la infinita mayoría de servidores públicos que han pasado por el Ayuntamiento, los de mis siglas o los de cualquier otra. –Entonces, ¿cómo se toma que Serrano hable de etapa oscura del socialismo en el Consistorio? –Políticamente, al señor Serrano le gusta disparar hacia atrás, a anteriores responsables políticos del Ayuntamiento. Allá él con sus imputaciones. Si tiene algo de lo que acusar, que vaya al juzgado. Y de paso, puede hablar de las irregularidades de su gestión. –¿Hace falta que le pregunte si apoya a Susana Díaz en las primarias del PSOE andaluz? –Es la más capacitada para lo que necesita el PSOE andaluz, que es unidad y cohesión entre todas las provincias. Su conocimiento en la organización y su gestión como consejera son antecedentes suficientes para darle la confianza. –Y ahora al revés ¿Susana Díaz sigue apoyando a Juan Espadas para ser candidato a la Alcaldía? –La decisión al final la tomará el partido, ni Susana Díaz ni Juan Espadas, sino la militancia. Pero yo estoy trabajando cada día para que los ciudadanos de Sevilla tengan claro que la referencia del PSOE en el Ayuntamiento con un proyecto para los próximos años son Juan Espadas y su equipo.  

  • 1