lunes, 14 octubre 2019
14:55
, última actualización
Cultura

Focus apuesta por Alonso Cano

Acaba de llegar a Sevilla y ya es objeto de controversia. Ayer fue presentada en el Hospital de los Venerables la Inmaculada recién adquirida por la Fundación Focus-Abengoa, una obra atribuida a Alonso Cano por su asesor científico, Benito Navarrete, quien tampoco descarta la colaboración de Velázquez.

el 15 sep 2009 / 22:29 h.

Acaba de llegar a Sevilla y ya es objeto de controversia. Ayer fue presentada en el Hospital de los Venerables la Inmaculada recién adquirida por la Fundación Focus-Abengoa, una obra atribuida a Alonso Cano por su asesor científico, Benito Navarrete, quien tampoco descarta la colaboración de Velázquez.

Navarrete coincide con su maestro, el malogrado Alfonso E. Pérez Sánchez, en señalar el cuadro como parte de la etapa sevillana de Alonso Cano, pero se muestra respetuoso con el dictamen de un especialista como Jonathan Brown, quien apuesta sin reservas por la autoría de Velázquez. De hecho, ayer llegó a afirmar que "no se excluye la posibilidad de que la Inmaculada haya sido pintada por los dos artistas", para lo cual se apoya en el argumento de "las huellas de limpieza del pincel" en un extremo del cuadro, que insinúan la mano del autor de Las Meninas.

Lo seguro, en palabras del profesor de la Universidad de Alcalá de Henares y experto es que se trata de "un unicum" en el contexto de la pintura sevillana de la época -se calcula entre 1618 y 1620-, salido del taller del maestro Francisco Pacheco, donde Velázquez y Cano "mojaron sus pinceles a menudo en los mismos botes de pinturas", y que se revela como "un engranaje entre Herrera, Cano y Velázquez, en un momento crucial en que Sevilla es el centro de Europa y se está pasando del manierismo reformado al primer naturalismo", agregó Navarrete.

El profesor fundamenta su opinión en varios detalles significativos, algunos de los cuales coinciden con las claves que singularizan la obra. Mientras que los ropajes de la virgen remiten a la Inmaculada de Velázquez que actualmente se exhibe en la National Gallery de Londres, y los resplandores de la parte inferior del cuadro están emparentados con la Casulla de San Ildefonso, "el paisaje inferior, el barco, el Guadalquivir, las letanías, ahí está Cano, así como en la figura fusiforme, su frontalidad y su carácter escultórico, similar a las obras de un Martínez Montañés. Todas son obras de un mismo momento, como el concurso de amazonas que organizaba Fidias en Atenas".

Debate. No obstante, los representantes de Focus-Abengoa recalcaron que su intención "no es sentar cátedra", y que "el Centro Velázquez está abierto a todos los profesionales de reconocido prestigio" para que expresen su opinión al respecto, lo que permite vaticinar un intenso e interesante debate. "Lo único en lo que estamos todos de acuerdo es que se trata de una obra maestra, y lo que podemos asegurar es que no va a salir de Sevilla", añadieron.

Las discusiones acerca de la autoría de la Inmaculada ocuparán, en palabras de la representante de Focus-Abengoa Anabel Morillo, un simposio emplazado para 2010, ya que este año -los próximos días 5 y 6 de mayo- el encuentro de expertos convocado por la Fundación debatirá en torno a otra pieza del Centro, la anónima Vista de Sevilla que comparte espacio con la Santa Rufina de Velázquez y la recién llegada Inmaculada. "Este es un centro vivo y abierto al debate, la atribución de obras no es una ciencia exacta".

Los representantes de Focus Abengoa pusieron sobre la mesa otra certeza: "Las cifras que se han dado en algún medio [El Correo de Andalucía habló de 12 millones de euros] están alejadas, y muy por encima de la fijada en el acuerdo privado entre la Fundación y Sotheby's", concluyeron.

  • 1