sábado, 23 enero 2021
08:04
, última actualización
Economía

«Hemos pasado de ser un torno familiar a un museo de cerámica»

Paco era muy joven cuando decidió seguir a su padre en el oficio de la alfarería. En el pequeño taller familiar, en Jaén, se convirtió en un auténtico maestro alfarero y continuó con el negocio hasta el día de hoy. Le queda un mes para jubilarse y nunca pensó que "la tecnología fuera tan importante".

el 15 sep 2009 / 19:10 h.

Paco era muy joven cuando decidió seguir a su padre en el oficio de la alfarería. En el pequeño taller familiar, en Jaén, se convirtió en un auténtico maestro alfarero y continuó con el negocio hasta el día de hoy. Le queda un mes para jubilarse y nunca pensó que "la tecnología fuera tan importante". Fue hace dos años, cuando su taller también fue declarado museo, cuando él y su hijo Pablo decidieron subirse al carro de las nuevas tecnologías. "Aún dábamos las facturas en papel emborronadas, no teníamos control de las visitas, no sabíamos cómo darnos a conocer, no gestionábamos nuestra página web, y a veces, dábamos mala imagen, como de antiguos", explica Pablo, que pronto tomará el relevo a su padre.

Por ello, decidieron asesorarse e informarse de cómo podían mejorar el negocio. Acudieron al Centro Tecnológico de la Cerámica de Bailén y "nos facilitaron todo a través del programa Novapyme". Un técnico acudió a su oficina y les enseñó a manejar el ordenador e internet. Gracias a ello, ahora no dejan de tener visitas. "Cada vez viene más gente a vernos", asegura. Cuando Pablo sea el jefe, el técnico seguirá haciéndole un seguimiento. Han encontrado en las TIC "una nueva forma de resurgir".

  • 1