miércoles, 27 enero 2021
04:31
, última actualización
Local

Herido un policía tras ser golpeado con una maceta

Un agente de la Policía Local de Utrera resultó herido ayer tras ser golpeado con una maceta, a manos de un vecino del municipio, toxicómano, en las dependencias de la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento utrerano, situadas en la calle Catalina de Perea.

el 15 sep 2009 / 19:47 h.

TAGS:

Un agente de la Policía Local de Utrera resultó herido ayer tras ser golpeado con una maceta, a manos de un vecino del municipio, toxicómano, en las dependencias de la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento utrerano, situadas en la calle Catalina de Perea.

Según fuentes municipales, los hechos se produjeron alrededor de las 10.45 horas, cuando el agresor acudió al centro de tratamiento ambulatorio para drogodependientes, situado en las instalaciones de la citada concejalía, con la intención de recibir su dosis de metadona.

Una vez en el inmueble, el paciente comenzó a increpar a los trabajadores, por lo que intervino el policía para tranquilizar al sujeto. Fue en ese momento cuando el individuo se agachó para coger una de las macetas que se encuentran formando parte de la decoración en la planta baja del edificio, con la que golpeó al agente, indicaron las mismas fuentes.

Tras el suceso, rápidamente acudieron al lugar de los hechos los servicios de emergencia, quienes trasladaron al herido hasta el Centro Hospitalario de Alta Resolución (CHAR) de Utrera, donde fue atendido por los servicios sanitarios. Allí se le realizaron diversas pruebas, siendo finalmente necesarios un total de siete puntos de sutura para cerrar la brecha producida por el golpe. Por su parte, el agresor fue detenido y trasladado a las dependencias municipales de la Policía, a la espera de pasar a disposición judicial.

Al edificio de la Concejalía de Servicios Sociales se han trasladado, posteriormente, operarios del Consistorio, quienes procedieron a la limpieza del recinto, tanto en el interior como en el exterior, donde habían quedado restos de sangre y de la propia maceta.

  • 1