viernes, 05 marzo 2021
22:09
, última actualización
Local

“Hoy lo razonable es apostar por la bici y no por la red de metro”

José Ignacio Castillo es profesor de la Facultad de Economía de la Hispalense. Ha dirigido un estudio sobre el impacto de la bicicleta en Sevilla publicado por la revista 'Transportation' y galardonado con el premio 'Sevilla, 2012'.

el 06 sep 2013 / 23:30 h.

TAGS:

15197809 José Ignacio Castillo.

Cuando todo un departamento de Análisis Económico de la Universidad de Sevilla afronta el empeño de analizar el impacto de la bicicleta es que, efectivamente, la cultura de las dos ruedas va mucho más allá de constituir una simple moda. El profesor José Ignacio Castillo ha dirigido el estudio sobre la promoción de la bici en la ciudad publicado por la prestigiosa revista científica Transportation. Aquel texto mereció un premio –Sevilla 2012– entregado, paradójicamente, por uno de sus primeros críticos, hoy algo más reconvertido, el actual alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP).

–¿Qué ha tenido de particular la implantación de la bicicleta en Sevilla que no se produjera, en tiempos, en Barcelona o Amsterdam? –Fueron muchas las recetas del éxito.De un lado, la excelente planificación de los carriles bici, de otro la extensa implantación del servicio de alquiler Sevici. Además, Sevilla es una ciudad muy plana y de excelente climatología. Sus creadores fueron igualmente valientes al penetrar con la bici en el casco histórico, dando cohesión a toda la red.

–En su estudio, dado a conocer internacionalmente, no esconde sin embargo el enorme rechazo que provocó al principio... –Es que ciertamente se produjo una situación muy grave, con un vandalismo desatado. En el primer año de implantación más del 60% de las bicis fueron robadas al menos una vez y el 12% jamás se recuperó. En 2010, el 46,5% de los sevillanos criticaba el carril y el 38% opinaba que afeaba la ciudad. Esto hoy se ha apaciguado gracias al reconocimiento internacional constante que merece Sevilla gracias al carril bici.

–Desde su grupo de estudio critican, sin embargo, que aún no se ha aprovechado el valor turístico de la bicicleta... –Tanto es así que la iniciativa privada ha tomado la delantera a la pública. España ha vivido un boom de costosísimas y absurdas infraestructuras... piense en algunos aeropuertos o redes de metro y tranvía de rentabilidad muy escasa. En esa gran burbuja de redes de transporte algo típico era olvidar la bicicleta. Ahora con la crisis se buscan alternativas más asequibles. Y podemos afirmar que hoy lo moderno y razonable no es el metro, sino la bici.

–¿A qué obedece la defensa que realizan de la bicicleta eléctrica? –En nuestro estudio intentamos subrayar la idea de que la bici es una oportunidad industrial desaprovechada en Sevilla. Si uno mira las estimaciones de demanda en Occidente de bicis eléctricas comprobará que ahí hay un gran nicho por explorar. No por nada en Alemania, Mercedes Benz y BMW están desarrollando bicis eléctricas. El futuro de este transporte compete a muchos niveles de renta. Desarrollar la bici eléctrica es absolutamente necesario.

–¿Qué ventajas ven en ella? –Tiene grandes ventajas sobre la bici y las motos de pequeña cilindrada. Gran parte de los usuarios de motos se pasarán a la bici eléctrica porque es más segura al no tener que circular por las vías por donde van los coches. Tampoco tiene apenas limitaciones físicas. Y guarda muchas sinergías con la industria aeronáutica, y de esa tenemos en Andalucía. En la Universidad de Massachusetts están desarrollando una con un diseño inspirado en Apple... en fin, lo que quiero decir, es que ahí hay negocio. No lo dude.

–¿Percibe estancamiento en el crecimiento de este medio de transporte en la ciudad? –Al inicio del cambio de Gobierno municipal lo hubo. También es cierto que el momento económico era complicado. Es pronto para ver si llegaremos al número de usuarios de una ciudad comoAmsterdam. En el caso de Sevilla se han recogido los frutos muy rápido pero quedan todavía muchos por recoger. Si somos pacientes y cuidamos la plantación vendrán cosechas mejores. Lo que es fundamental es que siga habiendo pedagogía en favor de la bicicleta.

–¿El futuro pasa por el Plan Andaluz? –Absolutamente, porque ese que cita es el plan más ambicioso que se está desarrollando en el mundo en materia de movilidad. Piense que, por tamaño, Andalucía bien podría ser como un pequeño país de Europa.

  • 1