lunes, 23 noviembre 2020
10:16
, última actualización

Ideas que hacen ciudad

Junta y ayuntamientos invertirán 11 millones de euros en pequeños proyectos para transformar el espacio público de 52 municipios

el 16 mar 2014 / 23:15 h.

Ampliar las vías ciclistas y dar prioridad al peatón son prioridades de Fomento Ampliar las vías ciclistas y dar prioridad al peatón son prioridades de Fomento Vías ciclistas, huertos urbanos, peatonalizaciones o plazas donde reunirse con los vecinos. Son algunos de los proyectos que ha seleccionado la Consejería de Fomento y Vivienda para llevar a cabo en los municipios que han querido adherirse al programa Ciudad Amable, una iniciativa pionera que pretende generar nuevos puntos de encuentro ciudadano, restar espacio al coche y dar más protagonismo al peatón. La idea es realizar pequeñas inversiones, de unos 200.000 euros, para transformar poco a poco el espacio público. La Junta lanzó la propuesta a principios de 2013 y comenzó un proceso de formación, con foros y charlas, por las ocho provincias. Participaron 382 municipios, casi el 50% del total. Antes del verano concluyó el plazo para que los ayuntamientos presentaran sus proyectos concretos y detallados. Lo hicieron 204 consistorios y la consejería ha seleccionado finalmente 52 atendiendo a parámetros ambientales, de empleo, género o creatividad. La inversión prevista para todas las actuaciones es de 11 millones de euros (una media de 213.653 cada una), que serán financiados entre la Junta (un 70% de media) y los ayuntamientos (un 30%). El dinero de la administración autonómica proviene de tres vías: el programa Regional de Espacios Públicos, el Plan Andaluz de la Bicicleta y las partidas reservadas para rehabilitación. El alma mater de este programa es el diálogo entre la consejería y los ayuntamientos. No se trata de que la Junta imponga a los municipios una serie de actuaciones ni que éstos hagan en sus pueblos o ciudades lo que les venga en gana. La consejería pone de ejemplo las movilizaciones vecinales contra el Bulevar de Gamonal, en Burgos, para justificar la necesidad de acometer cualquier obra urbana con el consenso de los vecinos. El Ayuntamiento de Burgos tuvo que dar marcha atrás en el Gamonal, que costaba diez millones de euros, casi lo mismo que los 52 proyectos andaluces juntos. «Se trata de un programa pionero en España y Europa por el trabajo y el diálogo bilateral entre una administración autonómica y los ayuntamientos», explica la arquitecta italiana Gaia Redaelli, directora general de Rehabilitación y Vivienda. La intención de la consejería es que los primeros proyectos arranquen ya, a comienzos de año. El horizonte temporal para que estén listos es de dos años. En un momento de fuerte restricción presupuestaria, sobre todo para obra pública, el departamento que dirige Elena Cortés (IU) ha apostado por micropoyectos de escaso coste que pueden lograr transformaciones sustanciales de la realidad urbana, en contraste con décadas de una planificación «insostenible que ha alumbrado ciudades desequilibradas medioambiental, social y económicamente», señalan desde  la consejería. «No solo se rehabilitan viviendas, también el espacio público. Queremos hacer lo contrario al resultado de la burbuja inmobiliaria, donde el espacio público quedó en tierra de nadie», sostiene Redaelli. Empleo. Esta iniciativa se enmarca también en la estrategia marcada por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de rescatar el sector de la construcción, que acumula más de la mitad de los parados andaluces (unos 600.000) para aliviar las cifras del desempleo. La Junta quiere recuperar el ladrillo pero avisa de que solo invertirá en proyectos sostenibles para evitar a toda costa repetir los errores del pasado. La Ciudad Amable es un ejemplo de construcción al servicio del ciudadano y Fomento y Vivienda calcula que podría generar unos 440 puestos de trabajo directos y la misma cantidad de empleos indirectos. Se han seleccionado proyectos en todas las provincias. «Algunos pueblos han cerrado calles en verano para ver cómo funcionaba una nueva reordenación del tráfico», cuenta la directora de Rehabilitación. Por ejemplo, se acometerán vías ciclistas en La Redondela y Punta Umbría; en Chiclana se recuperará la emblemática Plaza Jesús Nazareno para darle prioridad al peatón sobre el coche y en Rota se mejorará el entorno urbano de La Costilla. En Benalmádena se va a revitalizar la barriada periférica de los años 60 en Arroyo de la Miel, que ha quedado desbordada por el coche. Y en Motril (Granada) se actuará en el entorno del mercado municipal, invadido por los vehículos.

  • 1